1998: el primer seminario redentorista de América Latina

3426
9198

E1 3 de octubre de 1898 los redentoristas alemanes abrían el Seminario Redentorista San Alfonso en Aparecida-SP, Brasil. Era el primerseminario redentorista de América Latina. El edificio actual del seminario (foto) se inauguró en 1952. Se encuentra situado en un lugar privilegiado, próximo al Santuario Nacional de Nuestra Señora (bajo la advocación de Aparecida) y junto a la carretera Presidente Dutra que une las dos grandes ciudades de Sao Paulo y Rio de Janeiro. Aparecida está a mitad de camino entre ambas ciudades.

De 1898 hasta ahora, se matricularon en este seminario 3.486 jóvenes. Diez de ellos fueron nombrados obispos; 1 fue elegido Superior General de la Congregación; 340 fueron ordenados sacerdotes y otros emitieron sus votos religiosos. Los actuales candidatos que se forman en el seminario son: 22 pertenecientes al ciclo de estudios básicos, 20 que cursan primaria, 24 se encuentran en el curso de filosofía, 17 se encuentran en teología y 6 en el noviciado.

En las celebraciones que tuvieron lugar para festejar el centenario del seminario, el Superior General Redentorista, P. Joseph W. Tobin, puso de relieve el heroísmo de los primeros fundadores: “Nuestra historia de heroísmo es tradicional: Vernos en Brasil un gran número de redentoristas provenientes del exterior. Son herederos de aquellos pioneros holandeses, americanos, belgas, irlandeses, polacos. Tenernos también a los alemanes: aunque actualmente no haya alemanes en la Provincia de Sao Paulo, continúa presente, sin embargo, su ejemplo. [Estos hombres fueron heroicos! Apenas comienza la gran dispersión provocada por la situación política alemana, ellos fueron capaces de reorganizarse y aceptar este compromiso en Brasil. ¡Cuántos fueron los que se ofrecieron! El proprio Beato Stangassinger quería venir a Brasil.

No solo fueron heroicos y valerosos dejando atrás su patria, partiendo hacia lo desconocido, sino que fueron emprendedores y se adaptaron a la nueva situación. Este fue un gran paso redentorista: inculturarse en la realidad del pueblo. Vemos cómo se entregaron al pueblo en los dos santuarios de Aparecida y Trinidad. Vemos cómo se adaptaron al tipo de misiones propias de estas tierras. Vemos cómo se hicieron brasileños y adoptaron el modo popular de vivir la fe.

El dinamismo de los pioneros no murió con los héroes. Continuó y sigue vivo aún. Los primeros brasileños asumieron junto con los alemanes la misma obra y fueron grandes misioneros. Supieron llevar por todo Brasil la Palabra de Dios mediante la labor apostólica de las misiones, de los santuarios, de Radio Aparecida, Revista Santuario y también a través de las parroquias.”

Print Friendly, PDF & Email

3426 COMMENTS


    Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 4018176 bytes) in /web/htdocs/www.cssr.news/home/wp-includes/comment-template.php on line 2102