Monjas contemplativas redentoristas comunidad de Piura – Perú

3491
9779

“Nuestra tarea es como la de los buceadores, por eso estamos llamadas a sumergirnos en las profundidades del corazón de Dios y de la humanidad para escuchar sus deseos, sus necesidades, sus dolores, sus sueños.”

Unas jóvenes se acercan y me preguntan:

¿Quiénes son? Yo siempre estoy con los misioneros redentoristas ¿por qué nu nca he oído hablar de ustedes?

Nosotras somos religiosas también redentoristas, pero con la diferencia que somos contemplativas. No nos ven porque no realizamos una labor misionera, pero sí tenemos una misión apostólica desde la contemplación.

¿Qué quiere decir esto?

No sé si han escuchado hablar de las monjas de clausura, pues bien, pertenecemos a ese grupo.

Como contemplativas nos dedicamos exclusivamente a la vida de oración, significa que durante todo el día nuestro corazón intenta permanecer unido al Señor, para presentarle todas las necesidades de los hombres y mujeres de este mundo, sobre todo de los más pobres y necesitados.

Creemos en la fuerza de la oración. Dejamos que el Señor realice su obra: “pidan y se les dará”.

¿Cuál es su misión?

Nuestra tarea es como la de los buceadores, por eso estamos llamadas a sumergirnos en las profundidades del corazón de Dios y de la humanidad para escuchar sus deseos, sus necesidades, sus dolores, sus sueños. Abrazar el corazón de Dios y el de la humanidad, y convertirlo, en mi corazón, en una sola oración de petición, de alabanza, de intercesión.

No hacemos ninguna labor pastoral propiamente dicha. No es fácil explicar cuál es la misión de una comunidad redentorista. Voy a hacerlo como solía hablar Jesús con el pueblo, usando comparaciones, parábolas. Él decía, el reino de los cielos se parece a…una perla preciosa que un hombre encontró, o a la moneda que una mujer perdió y encontró, o a un granito de mostaza que crece y se hace un gran árbol.

Puedo decir, la vida contemplativa se parece al grano de trigo que se entierra en el surco; tiene que sufrir en la oscuridad hasta germinar y dar una espiga de abundantes granos. La vida contemplativa permanece ahí, como raíz de esa plantita para que no muera. No aparece a los ojos de los demás, pero es la que da vida a toda la planta. Más concretamente, la vida contemplativa es la raíz de todo el árbol que es la Iglesia.

San Pablo en 1Cor. 12, 12-27 usa la imagen del cuerpo humano para decirnos que somos el cuerpo de Cristo; y nos explica que todos los miembros, aún los más pequeñitos, son importantes. Dentro de ese cuerpo, Santa Teresita del Niño Jesús, encontró el lugar de la vida contemplativa: el corazón. Allí estamos: en el centro mismo de la Iglesia, dando vida con nuestra oración, con nuestra vida entregada con alegría, con nuestra pasión por los pobres y necesitados, con el corazón ardiente deseando estar cada día más unidas a Dios como una sola persona. Cuanto más unidas estemos a Dios, más unimos, más reconciliamos, a la humanidad con Él.

La vida redentorista es una consagración al AMOR. Si alguien sueña con un gran amor, éste es su lugar.  Amor a JESÚS hasta el punto de poder decir con S. Pablo, “ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí”; o como dice JESÚS con respecto al amor con su Padre Dios: “mi Padre y yo somos uno”, “mi alimento es hacer la voluntad del Padre”.

¿Cuál es la espiritualidad de una redentorista?

Las redentoristas fuimos fundadas por la Venerable M. María Celeste Crostarosa (con la ayuda de S. Alfonso M. de Ligorio) el 13 de Mayo de 1731.

Cuando Dios quiere manifestar algo especial a su pueblo, elige a unas personas en quienes derrama su Espíritu. A través de María Celeste, Dios quiso manifestar una forma especial de ser cristian@s, la del amor apasionado por Él, la del amor de identificación (querer compartir toda la vida y el estilo de JESÚS). Esa es nuestra espiritualidad. María Celeste lo vive y expresa de mil maneras. Su vida se pareció mucho a la de JESÚS, alabando y dando gracias a Dios porque se revela a los pequeños. Pero también su vida se asemejó a la de JESÚS incluso en su pasión. Ella vivió muchas persecuciones y dificultades, y supo permanecer fiel a Dios como JESÚS lo hizo.

¿Cómo viven? ¿Y de qué manera ofrecen su ministerio (servicio) contemplativo?

Nuestra vida transcurre entre la oración, el trabajo, la vida comunitaria y el esparcimiento, distribuidos durante el día de manera equitativa.

Nuestro servicio contemplativo lo ofrecemos con:

  •       La oración de cada día.
  •       Acompañamos espiritualmente a todas las personas que nos lo piden.
  •       Ayudamos a l@s jóvenes a discernir su vocación.
  •       El servicio de la escucha a todas las personas que vienen cargados con sus sufrimientos.
  •       Damos retiros personalizados, dentro de nuestro monasterio, a quienes nos lo solicitan.

Si una joven desea ser redentorista ¿cuáles con los requisitos?

  • Un corazón inquieto que busca a Dios.
  • Deseo de arder en el FUEGO de su AMOR.
  • Capacidad de riesgo y aventura para entrar en el corazón de Dios y la humanidad.
  •  Amor intenso a los pobres y necesitados.
  •  Capacidad para vivir en comunidad.

Desde nuestra vida contemplativa, queremos ser el apoyo de la vida misionera de nuestros hermanos redentoristas de todo el mundo.

Que la Madre del Perpetuo Socorro bendiga a todas las personas que apoyan a nuestros misioneros. Le doy gracias al Hno. José Luis por haberme invitado a escribir estas líneas sobre nosotras.

Con cariño desde Chulucanas (Piura)

Hna. Violeta Chu.

Print Friendly, PDF & Email

3491 COMMENTS


    Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 4042752 bytes) in /web/htdocs/www.cssr.news/home/wp-includes/comment-template.php on line 2102