Los ojos de María… expresión de misericordia

3482
9222

En este tiempo especial en que celebramos los 150 años de la entrega del icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro a los redentoristas por parte del Papa Pio IX en 1866, vino a mi mente un recuerdo que me motiva a escribir este artículo.

Cuando estaba en Colombia y hacía parte de un equipo misionero de nuestra provincia de Bogotá, viajaba con mis compañeros hacia una población y así dar inicio a la misión en aquel lugar; durante el viaje, hablando de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, un compañero nos hizo la siguiente pregunta: alguno de ustedes sabe ¿cómo son los ojos de María?, dimos varias respuestas: dulces, tiernos, amorosos… en fin, al no tener una respuesta unánime, el compañero que preguntó respondió: los ojos de María son misericordiosos…; esto es una gran verdad, así lo decimos cada vez que oramos a ella con la salve: “vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos”.

Estas palabras han marcado mi espiritualidad mariana, es cierto, que cuando estamos delante de esta bella imagen podemos contemplar unos ojos grandes, trasparentes y expresivos, que son signo de acogida a quien la mira y la busca como refugio en la angustia y la preocupación.

Pero también es de notar, que es ella quien se deja encontrar con su mirada, pues como Perpetuo Socorro nos atrae con su ternura y belleza, para que le confiemos nuestras necesidades, porque como buena madre, sabe lo que nos falta, así lo expresa el pasaje del evangelio de Juan 2, 1-12 (La boda en Caná).

María descubre en aquella boda que falta vino, y de igual manera, sabe lo que le falta a nuestra vida: paz, fe, esperanza, amor…, y al identificar cuáles son nuestros vacíos nos hace la invitación de escuchar a Jesús nuestro redentor “hagan lo que él les diga”; nos propone lo que en el fondo ha sido su vida, una expresión de confianza total a Dios, de disponibilidad a Él y un deseo continuo de dar lo mejor, viviendo con generosidad y amor.

También san Alfonso María de Ligorio fundador de los misioneros redentoristas meditó en la mirada de María y la llama Reina y Madre de misericordia, así lo recuerda en su gran libro Las Glorias de María; san Alfonso nos recuerda que María es nuestra Madre no según la carne, sino el amor, sentimiento que la lleva a ser instrumento de Dios, acompañando, cuidando, protegiendo a Jesús desde Belén hasta el Calvario y su amor nos motiva a mantener una comunión de vida con el Redentor, perseverando en la oración y meditando sus palabras en nuestro corazón.

La invitación es que cuando nos encontremos delante del icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y fijemos nuestra mirada en sus ojos que expresan misericordia, contemplemos su belleza y meditemos las palabras que el Papa Francisco nos dirige en la bula Misericordiae vultus, con la cual convoca el año jubilar de la misericordia que inicia el 8 de diciembre de 2015 y termina el 20 de noviembre de 2016, donde se nos recuerda que: “la misericordia es fuente de alegría, paz y serenidad, también es la fuerza que lo vence todo, que llena el corazón de amor y que consuela con el perdón.  La misericordia es una palabra clave para indicar el actuar de Dios”.

Es por ello, que en este tiempo tan especial, estamos llamados a dejarnos cautivar por la mirada de María y al contemplarla, consagremos a Dios por medio de su intercesión nuestros ojos para que nos conceda una mirada de fe, nuestros labios para expresar cada día una oración llena de amor y nuestro corazón para recibir con alegría cada día su compañía y protección.

Que Dios nos bendiga y Nuestra Señora del Perpetuo Socorro nos acompañe hoy y siempre.

Mauricio Monroy Cáceres

Misionero Redentorista

Provincia de Bogotá (Colombia)

Print Friendly, PDF & Email

3482 COMMENTS


    Fatal error: Allowed memory size of 134217728 bytes exhausted (tried to allocate 4251648 bytes) in /web/htdocs/www.cssr.news/home/wp-includes/comment-template.php on line 2102