Campamento Juvenil Vocacional Redentorista en Argentina

0
503

Entre los días 10 al 15 de Enero de 2017, en la Parroquia de San Vicente Misiones, se llevó a cabo el campamento Juvenil Vocacional Redentorista. Participaron alrededor de 350 jóvenes. Fueron unos días hermosos, donde los jóvenes pudieron vivir este evento en un clima de alegría y oración. Tuvimos la presencia de varios sacerdotes y seminaristas redentoristas que acompañaron.

Compartimos con ustedes el testimonio de María Emilia Trejo que participó en el campamento.

“Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” Mt 18,20

Éramos más de 350 jóvenes, por lo tanto, no hay dudas de que Dios estuvo en medio nuestro. Algunos por primera vez, otros por la octava, novena. Algunos de anfitriones, otros de invitados. Algunos visibles, otros invisibles. Algunos que se acostaban últimos y se levantaban primeros y así podría seguir, pero puedo resumirlo en siete palabras: “UN CORAZÓN LIBRE PARA DAR Y RECIBIR”. Toparse con ese amor puro, frágil y fuerte a la vez, con ese amor que no te juzga y que te espera. Con ese amor que no entiende de fronteras, que está en los detalles, que sostiene en la alegría y se refuerza en el dolor. Con un amor dispuesto a velar por vos en el frío de una noche o al rayo del sol de una tarde de calor. Con un amor que quiso que estés ahí. Ese amor que estremece el alma, que está listo cada mañana para que cuando abras los ojos lo veas llegar. Para que cuando despiertes esté todo listo para que disfrutes del día, para que abraces, para que ames, para que llores, para que sanes.

En tus pies veo barro, en el barro veo tus huellas. Estoy segura de que ir al encuentro de otro fue maravilloso. Despertarte el sábado, rezar juntos, comer algo y abrir los oídos y el corazón para escuchar tu nombre. Llegar a la primera casa, golpear las manos y no saber quién iba a salir, ni qué te iba a decir. Nada sabias, solo una cosa. Vos y yo confiábamos plenamente en que lo importante era hacerle saber que “Dios te ama”, de manera única e irrepetible pero para eso, primero lo tuviste que creer. Yo lo creí una vez más, creí confiadamente que el único que puede llenar los vacíos que hay en mi vida es el Amor de Dios. Creí que a pesar de mis oscuridades me sigue eligiendo, elige mi vida para moldearla a su imagen. Elige encender con su luz cada hueco de mi corazón. Hoy nos ha elegido para vivirlo, experimentarlo y anunciarlo en el XXI Campamento Juvenil Vocacional Redentorista bajo el lema “Un corazón libre para dar y recibir” llevado a cabo del 10 al 15 de Enero en San Vicente, Misiones con las comunidades de Nuestra Viceprovincia de Resistencia. No queda mucho más que animarte a que no te quedes callado, a que puedas salir al encuentro del otro, empezando por tu familia, siguiendo por tu comunidad, por el colegio, por la facultad, por el trabajo. Anímate a ser testimonio con tu vida de lo que Dios, en su Hijo Jesús hace con y en vos, de lo poderoso que es su amor, de lo maravilloso que es trabajar para Él. Anímate a ser instrumento para que otros jóvenes crean, crean firmemente que vivir en su Presencia es el regalo más grande. Nos acurrucamos en el corazón de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, para que ella en su gran fidelidad interceda por todos nuestros sueños, por nuestros anhelos y por todo lo que hemos sembrado en este nuevo campamento. Sigamos construyendo juntos esta gran Familia Redentorista, sigamos creciendo juntos confiando nuestra vida joven en manos de San Alfonso, para que podamos ser humildes de corazón y desinteresados en el servicio.

Gracias infinitas a todos lo que han aportado para que podamos vivir estos días en Dios y gracias a Él, que es fiel.

¡Nos vemos en Charata 2018!

Un abrazo fraterno en Cristo Redentor