Marciano Vidal, teólogo de frontera

0
730

“Teólogo de frontera” es la definición que el conocido Español Redentorista da de sí mismo. Es decir, la frontera no como un límite infranqueable, sino como un lugar de encuentro y confrontación con la realidad y mundos diferentes a la suya. Así Vidal entiende todo su trabajo de teólogo moral del Post-Vaticano II: el diálogo con la sensibilidad humana de su tiempo en la obediencia a las directrices del Concilio que, como se pedía en la Optatam totius (n. 16), se le diera “especial atención a la renovación de la teología moral”. Era, en el discurso moral, poder recuperar la dimensión bíblica y la importancia de la persona sacrificadas con el tiempo en una visión casuística.

Vidal, en este libro / entrevista se narra a sí mismo, desde sus orígenes, a partir de experiencias de la infancia en la familia y en la pequeña comunidad de San Pedro de Trones (León, España). Y después de su entrada en la congregación de los Redentoristas, su formación cultural, la maduración de su vocación, hasta el recorrido hacia los estudios teológicos que le fueron sugeridos por sus superiores.

Él declara que los tres grandes teólogos del pasado que aún hoy lo iluminan son Santo Tomás de Aquino, Francisco de Vitoria y San Alfonso María de Ligorio, mientras que el cuarteto de teólogos contemporáneos que configuran su pensamiento teológico moral de fondo son Bernhard Haring, Josef Fuchs, Franz Böckle y Richard McCormick.

Hermosa sus últimas líneas donde presenta un credo final (pp. 165-167), que afirma que cree que toda la realidad tiene un significado y que sólo Jesús, confesado como el Cristo, es capaz de dar respuesta plena y completa de esta búsqueda del significado.

Marciano Vidal, Un teologo di frontiera. La fede, la morale e il processo romano, Conversación con José Manuel Caamaño. Edición italiana de Francesco Strazzari, de la colección “Lapislazzuli”, EDB, Bolonia 2017, pp. 167.

de http://www.settimananews.it