España: Un nuevo centro redentorista para la solidaridad

0
209

(Mérida, España) – La parroquia del Perpetuo Socorro de Mérida dispone desde el 27 de junio pasado de un nuevo recurso para el desarrollo de cursos de formación para mujeres y jóvenes desempleados de la ciudad, especialmente, que sean beneficiarios de las Cáritas Parroquiales.

La inauguración del local, en la calle Oliva de Mérida, tuvo lugar el pasado miércoles con varios actos que se iniciaron con la salida en procesión del icono del Perpetuo Socorro desde la iglesia. El icono fue trasladado en procesión hasta el centro social, arropado por los feligreses y contó con el acompañamiento de la agrupación musical nuestra señora de la Paz. Posteriormente, se celebró una Eucaristía presidida por el párroco Víctor Ballesteros, animada por la agrupación folclórica Coros y danzas de nuestra señora de la Antigua. Los actos finalizaron con un vino de honor al que acudieron los feligreses y más allegados a esta comunidad parrroquial.

El párroco del Perpetuo Socorro, se mostró muy satisfecho de haber conseguido hacer realidad un proyecto social que ha contado con las donaciones de particulares y la colaboración de muchas personas voluntarias para poder financiarlo. «Más que cumplirse un sueño, se inicia un sueño al que hay que darle contenido y vida con un proyecto de participación y servicio realmente a la gente que lo necesita» dijo el párroco Víctor Ballesteros.

Cabe recordar que fue en el mes de noviembre de 1960 cuando Los Misioneros Redentoristas, daban sus primeros pasos para hacer una fundación misionera en Extremadura. Siete años más tarde, los misioneros recibieron la propuesta de gestionar una parroquia y fue así como vio la luz la del Perpetuo Socorro, que se inauguró el 8 de septiembre de 1967. Debido al talante misionero y evangelizador de la comunidad, se decidió erigir el templo en la periferia de la ciudad. Allí se puso en pie, de manera provisional, la primera iglesia de los misioneros, que dio paso a la posterior parroquia del Perpetuo Socorro, en honor a la virgen de los misioneros redentoristas.

(De elperiodicoextremadura.com)

Print Friendly, PDF & Email