Ordenación sacerdotal de dos Redentoristas de la ViceProvincia de Extra Patriam

0
127

(Garland, Estados Unidos) – El Papa Juan Pablo II dijo una vez que “el sacerdocio es un don y un misterio”. Esto quiere decir que todo sacerdote debe ser humillado para representar a Cristo, porque a través del sacerdocio, el mundo puede “ver al Señor”. Esto es cierto no solo para el pueblo de Dios, sino especialmente para los dos Redentoristas de Extra Patriam, quienes recibieron el don del sacerdocio a través de la invocación del Espíritu Santo por el Reverendo Mons. J. Gregory Kelly, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Dallas, el sábado 18 de mayo de 2019 en la Iglesia de la Madre del Perpetuo Socorro en Garland, Texas.

De hecho, el sacerdocio es un don y al mismo tiempo un misterio para ambos, padre Mark Lam Tran, CSsR y p. Martin Cat Nguyen, CSsR. De alguna manera, han sentido que se encuentraban con el Señor en el Monte Sinaí, donde Dios aparece a Moisés a través de la zarza ardiente (Ex 3: 1 – 4:17). Moisés estaba tan asustado que se acercó a la tierra santa, pero al mismo tiempo era tan encantador que Moisés se sintió atraído por ella. Esta es también la experiencia que tanto el p. Lam y p. Cat han tenido antes de ordenarse. Cuando se les preguntó “¿Estás listo para esto?” Ambos respondieron “Sí”, aunque no eran dignos. Incluso si no son dignos de este don sagrado, ambos han dicho “Sí” a la Orden Sagrada del Sacerdocio no por ellos mismos sino por el pueblo de Dios. Porque entienden que “ellos ya no viven, sino Cristo” (Ga 2,20) .

Gracias a Dios. Hoy es un día realmente especial. Los Redentoristas de Extra Patriam, las familias de los recién ordenados, el pueblo de Dios celebran con alegría la misa de ordenación. Seguimos orando por el Padre Lam y padre Cat, así como por todos los Redentoristas, quienes nos precedieron y quienes siguieron celosamente los pasos de San Alfonso al proclamar la Buena Nueva a los pobres y los más abandonados. Que este don y este misterio del sacerdocio alienten a los dos sacerdotes recién ordenados y al mismo tiempo recuerden a todos los sacerdotes que es a través de sus vidas que las personas pueden “ver y encontrar a Dios”. Amén.

Padre Vu Nguyen, CSsR

Print Friendly, PDF & Email