Rezar el “Ave María” en el momento de la pandemia

0
102

(Tucson, EE. UU.) – Los líderes de la Iglesia nos están alentando a orar a la Santísima Madre ahora, pidiéndole su protección e intercesión durante la pandemia de coronavirus. Muchos católicos están respondiendo a la invitación del Papa Francisco para redescubrir la belleza de rezar el rosario durante el mes de mayo, y nuestros obispos volvieron a dedicar este país a nuestra Santísima Madre la semana pasada. El mes de mayo se ha dedicado al honor de la Santísima Virgen María desde la Edad Media. Nos dirigimos a la Santísima Madre para fortalecer nuestra fe en Dios, imitar sus virtudes y pedir su intercesión. Podemos mantenernos firmes en nuestra fe y esperanza al reflexionar devotamente sobre su vida.

En la Anunciación, María confió completamente en Dios, a pesar de los factores desconocidos. Podemos seguir su ejemplo y confiar fielmente en Dios al enfrentar nuestra incertidumbre sobre el futuro.

Podemos aprender muchas otras virtudes de María en este momento difícil. En la historia de la Iglesia, especialmente durante el siglo XII, muchas personas de todos los ámbitos de la vida promovieron la devoción a la Santísima Madre en mayo. La forma especial de mostrar su devoción a la Virgen, San Bernardo de Chiaravalle, fue reflexionar sobre la belleza de las flores en relación con las virtudes de María: las rosas representan su amor, las violetas su humildad, las flores amarillas su gloria y los lirios su pureza. Compartimos la especial devoción de San Bernardo en el centro de renovación Redentorista en esta época del año, ya que estamos rodeados de hermosas flores. Se nos recuerda la pureza del amor de María con flores blancas en la parte superior de un cactus alto; su gloria en las flores doradas que florecen en el desierto; y su humildad en las flores púrpuras que florecen en el calor del sol. Estamos agradecidos de entender literalmente por qué Mayo es conocido como el mes de las flores y poder ver la conexión entre las flores y las virtudes de María.

La palabra latina “rosario” significa “ramo de rosas”. Con frecuencia rezaremos el rosario este mes con la intención de ofrecer un ramo espiritual de flores a nuestra Madre María. Hace unos años, tuve la oportunidad de rezar el rosario la primera noche que estuve en Fátima, Portugal. Después de que cada grupo recitara una decena del rosario en su propio idioma, todos cantamos en voz alta las palabras “Ave María”. Esas palabras parecían ser un lenguaje común mientras cantamos “Ave María” en unidad y amor por la Santísima Madre. Esa noche, durante la procesión a la luz de las velas, me vino a la mente la oración de San Bernardo:

Si la sigues no te perderás,
si le rezas no perderás la esperanza,
si piensas en ella no te equivocarás.
Respaldado por ella, no caerás
defendida por ella no temerás,
con su guía no te cansarás,
con su benevolencia llegarás a tu destino.

Como Redentoristas, creemos firmemente en la intercesión y protección de nuestra Santísima Madre. Oramos fervientemente la oración de nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, que nos fue dada en este mes de mayo.

Pueda nuestra Santísima Madre …

Ayudarnos a comprender que todos somos miembros de una familia numerosa y reconozcamos el vínculo que nos une, de modo que, en un espíritu de hermandad y solidaridad, podamos ayudar a aliviar innumerables situaciones de pobreza y necesidad.

Hacernos fuertes en la fe, perseverantes en el servicio, constantes en la oración. María, consuelo de los afligidos, abraza a todos sus hijos en dificultad y reza para que Dios extienda su mano todopoderosa y nos libere de esta terrible pandemia, para que la vida pueda reanudar serenamente su curso normal.

A Ti, que brillas en nuestro viaje como un signo de salvación y esperanza, nos confiamos, oh Clemente, oh amorosa, oh dulce Virgen María. Amén

María se convirtió en nuestra Santísima Madre a través de las palabras de Jesús mientras estaba al pie de la cruz. Al celebrar el Día de la Madre, agradecemos que nuestra Santísima Madre esté llena de gracia y amor por Dios y por nosotros. Confiamos en que intercederá por cada uno de nosotros y por nuestro país, en estos tiempos sin precedentes.

Anthony Nguyen, C.Ss.R.

(denverlink UPDATE, Vol 13, Mayo 8, 2020)

Print Friendly, PDF & Email