Carta de M. Brehl a la Viceprovincia de Nigeria

0
232

Queridos hermanos, hermanas, colaboradores laicos y amigos de la
Viceprovincia de Nigeria,

Con gran tristeza recibimos el miércoles la noticia de la muerte de los jóvenes el 20 de octubre en Lekki Toll Plaza, que protestaban pacíficamente contra la brutalidad policial por parte de la Brigada Especial Antirrobo de la Policía de Nigeria(SARS). El movimiento de protesta #EndSARS fue fuertemente apoyado por la Conferencia de Obispos Católicos de Nigeria y muchas organizaciones internacionales. La respuesta de la policía fue más violencia y miedo.

Como Misioneros Redentoristas de la abundante redención de Dios, no podemos permanecer en silencio ante esta injusticia y violencia. Estos acontecimientos recientes claman a Dios por justicia y esperanza. Mientras acompañamos a los jóvenes de Nigeria y sus familias, rezamos para que sea posible un cambio real a través de protestas pacíficas y no violentas. Cambio que comienza con el reconocimiento de la situación real en Nigeria y continúa con una conciencia creciente, un devoto discernimiento y solidaridad para construir una sociedad más justa e inclusiva en la que todos los hermanos y hermanas sean incluidos, protegidos y amados.

Durante este tiempo de la pandemia de Covid-19, debemos asegurarnos de que el mundo se dé cuenta de lo que está sucediendo en Nigeria.

Hermanos y hermanas, sepan que no están solos. Estamos con ustedes en comunión de oración, solidaridad y preocupación. ¡Que Dios los bendiga con fuerza y ​​esperanza! ¡Que Nuestra Madre del Perpetuo Socorro los acompañe y apoye!

En Cristo nuestro Redentor,
Michael Brehl, C.Ss.R.

La situación en Nigeria:

Es la pobreza lo que lleva a los nigerianos a protestar, no solo la indignación por la violencia policial. Los jóvenes abrumados por la miseria y frustrados por el desempleo toman las calles para protestar y exigir reformas económicas.
Las ciudades han estado revueltas durante dos semanas. El gobierno respondió enviando a la policía y las fuerzas armadas a las calles. Varias víctimas ya se han registrado en los enfrentamientos en Lagos, la capital comercial del país. Por eso ha aumentado la protesta contra la policía.
Las protestas se refieren al Escuadrón Especial Antirrobo (SARS), una unidad policial especial que se suponía que luchaba contra los robos violentos, pero que en cambio era responsable de acciones criminales contra la misma población.

Nigeria es una nación llena de contradicciones. A pesar de ser uno de los mayores productores de hidrocarburos del mundo, solo tiene cuatro refinerías (a menudo en mal funcionamiento) y se ven obligados a importar gasolina. En muchas partes del país, la electricidad no se suministra con regularidad. El sistema de salud es deficiente. Cuando se enferman, los ricos buscan atención en el extranjero. Los pobres se ven obligados a quedarse en casa sin asistencia, ni tratamiento ni medicamentos. La corrupción está muy extendida.

Scala News

Print Friendly, PDF & Email