Redentoristas unidos al pueblo, solidarios para la misión, en un Perú herido

0
269

El Perú vive una fuerte crisis política luego de que el 9 de noviembre el Congreso peruano destituyera al presidente Martín Vizcarra. Toda la población ha manifestado contra el Congreso con marchas en las calles de muchas ciudades del país andino donde han pasado 3 presidentes en menos de cuatro años, y la pandemia ha registrado 925.000 casos con 35.000 víctimas.

Scala News ha recibido una carta de padre Grimaldo Garay Zapata C.Ss.R. que publicamos completa.

PERÚ: “Se metieron con la generación equivocada”

“#Merino no es nuestro presidente”, “#Este congreso no me representa”, “#Este presidente no me representa”, son algunos slogan que invadieron las redes sociales desde el día lunes 9 de noviembre, cuando el Congreso de la República, en un acto desproporcionado, irresponsable y que raya con lo delincuencial, declaró la vacancia del Presidente Constitucional Martín Vizcarra, por “incapacidad moral” en el juicio político abierto contra él, el que se produce 5 meses antes de las elecciones presidenciales. Al día siguiente el Sr. Manuel Merino de Lama, presidente del Congreso, asume la presidencia del país y elige a su Consejo de Ministros.

Actualmente la situación política en el país es un caos, las bancadas políticas y los actores políticos, actúan por intereses particulares y movidos por mafias que buscan sus intereses y como dice el dicho: “a río revuelto, ganancia de pescadores”. La corrupción ha llegado a altas esferas de los grupos políticos, es un cáncer que invade todas las esferas políticas, prueba de ello los últimos 5 presidentes están con procesos y juicios por corrupción. Frente al ocaso de los partidos políticos surgen algunos caudillos/grupos, con propuestas desproporcionadas que amenazan el orden constitucional.

Frente a este panorama político (usurpación de poderes y claros intereses partidarios y personalidades políticas), los jóvenes, los ciudadanos y muchos colectivos civiles sin tinte político se volcaron a las calles a protestar, los jóvenes se identificaron con este lema: “Se metieron con la generación equivocada”, hasta hoy 15 de noviembre, ya llevamos 6 días de protestas masivas (nunca antes vista, a pesar de la pandemia) en la capital y en todas las ciudades del país. El pueblo, no le da la legitimidad al nuevo presidente y a su consejo de ministros. Se siente la indignación, la decepción de los jóvenes y la ciudadanía por esta clase de políticos que hay. La policía de una manera especial en Lima, ha reprimido con excesiva violencia las manifestaciones y movilizaciones civiles (gases, perdigones y canicas (bolas de cristal), hoy desgraciadamente tenemos muchos heridos (jóvenes y policías), cerca de 15 manifestantes desaparecidos y 2 jóvenes muertos por la represión policial. “¡Ni un muerto más! Fuera Merino” es el clamor de todo el país.

La Confer (Conferencia de Religiosos del Perú), el Cardenal Mons. Barreto y el Arzobispo de Lima, fueron los primeros en manifestar su preocupación por la situación política (pidieron reconsiderar la vacancia presidencial) y hacen un llamado a defender “el Estado de Derecho, la Independencia de Poderes, la Justicia, la Legalidad, la Libertad, la Gobernabilidad y la Institucionalidad Democrática”, valores sin los cuales la construcción de una sociedad se debilita o se destruye, posteriormente la Conferencia Episcopal en un comunicado se une a este pedido. Algunos extractos del comunicado de los Obispos: “Es urgente también, continuar y promover la lucha contra todos los rostros de la corrupción que ha revelado un cáncer social que definitivamente hay que curar; por ello, no debemos detenernos. El compromiso y la responsabilidad de las autoridades debe reafirmar esta lucha para lograr un Perú más transparente y más justo; porque “para hacer posible el desarrollo de una comunidad,… hace falta la mejor política al servicio del bien común”. (Fratelli Tutti 154).

Como Iglesia, desde siempre y más aún durante esta pandemia, queremos estar cerca de los que más sufren y de los más vulnerables, porque estamos convencidos que la dignidad de la persona humana, de la familia y el bien común son los pilares de cualquier sociedad que mira su futuro con responsabilidad y esperanza”.

Al medio día, el presidente Sr. Manuel Merino de Lama, y su Consejo de Ministros han renunciado a sus cargos, el pueblo no les dio la legitimidad, porque a plena luz e impulsados por grupos y políticos (corruptos), usurparon el poder legislativo. Todo el día domingo los Congresistas han estado de reunión para dar una solución razonable a la crisis y que sea aceptable por la mayoría de los peruanos. A una hora de terminar el día, los congresistas aún no llegan a un consenso. Esperemos que en las siguientes horas haya un nuevo presidente y tenga el respaldo de todos. Les decimos a los políticos que es hora de escuchar a la población y actuar pensando en el Perú. Honestamente no sabemos cómo terminará toda esta crisis política que arrastra a todo un país.

Aún siguen las manifestaciones y movilizaciones ciudadanas en todas las ciudades del país, hay homenajes y vigilias en memoria de los 2 jóvenes muertos. Nuestros Obispos nos llaman a defender la Institucionalidad democrática, a buscar la paz y una invocación a la oración por nuestra patria.

Como redentoristas seguimos unidos al pueblo que se manifiesta en contra del abuso del poder y la corrupción de la clase política. Hoy más que nunca debemos ser: “Testigos del Redentor, solidarios para la misión, en un mundo herido”.

Piura, Perú 15 de noviembre 2020

Grimaldo Garay Zapata
Misionero Redentorista- Perú

 

Print Friendly, PDF & Email