Redentoristas en Argentina, la respuesta de San Alfonso ante la llamada de los pobres

0
196

(Goya, Argentina) –  Una misa en acción de gracias se celebró en el puerto exterior de Goya, en conmemoración del 288 aniversario de la fundación de la Congregación del Santísimo Redentor, que fue la respuesta que San Alfonso dio a Jesús ante la llamada de los pobres, en 1732, en Scala, al Sur de Nápoles, Italia.

En la segunda ciudad de la provincia, la misión redentorista lleva un siglo de presencia.
El presbítero Boris Javier Escobar Sejas, párroco de La Rotonda junto al sacerdote Carlos Córdoba, celebró la eucaristía que fue transmitida en directo por las redes sociales, cumpliendo el protocolo sanitario que exige la pandemia del coronavirus.

Al reflexionar sobre el Evangelio del día, Boris Sejas planteó que “Jesús enseña que su casa es casa de oración y, no un lugar de comercio”, y donde Jesús demuestra “que el verdadero templo es cada hombre y, no hay que manchar cada templo, que es la vida de cada ser humano”.

Remarcó las palabras de Jesús: “No enseñen el mal sino el bien, no tuercen los caminos de Dios, no desfiguren la Palabra de Dios, no deformen las cosas santas y, de alguna manera, nos dice no engañen al hombre”.

Añadió que San Alfonso, hace 288 años -cuando estaba en Scala, donde había gente que no tenía muchas posibilidades de ir a los templos e Iglesias-, entendió que el Evangelio tenía que traducirse para todas esas personas. Que la Palabra de Dios debía comunicarse, anunciarse y hacerse entender a todas las personas de ahí y de las montañas, en los campos y en los lugares más alejados, donde la gente podía estar más olvidada y abandonada”.

“San Alfonso quiso poner un signo; ese signo fue la familia redentorista: hombres y mujeres que quieran llevar la Divina Palabra de Jesús a los últimos rincones”, remarcó.
Pidió finalmente a los feligreses: “Agradecer por la vida de esta gran familia redentorista, la vida misionera hacia los más sencillos”.

San Alfonso en Scala, había comprendido que los pobres se encontraban solos, no tenían a nadie que los ayudará estaban totalmente abandonados.

Los misioneros redentoristas continúan el carisma de Alfonso en la Iglesia y en la sociedad.
El 9 de noviembre de 1732, en Scala, Italia, San Alfonso de Liguori fundó la Congregación del Santísimo Redentor para seguir el ejemplo de Nuestro Salvador Jesucristo, anunciando la Buena Nueva a los pobres. Tenía entonces 36 años. Su vida se convirtió en una misión continua y en un servicio a los más abandonados.

( cortesia diarioellibertador.com.ar)

Print Friendly, PDF & Email