Presencia de laicos y laicas en el XXV Capítulo General de los Redentoristas (CSsR)

0
1221

El XXV Capítulo General de la Congregación del Santísimo Redentor está celebrándose en la ciudad de Pattaya, en Tailandia del 31 de octubre al 25 de noviembre. Por primera vez en las historia de la celebración de los capítulos participan en uno de ellos cinco laicos representando a las cinco conferencias (Europa, Norteamérica, América latina y Caribe, África y Madagascar, y Asia-Oceanía). Cada Conferencia eligió a varios laicos (2-3) que, representando a todos los laicos de la misma, hemos participado en la Primera Fase del Capítulo y participaremos también en la Tercera Fase. El Consejo General eligió de entre los laicos representantes de cada Conferencia a uno para asistir a la Segunda Fase o Fase Canónica del Capítulo. Así nos reunimos en Tailandia cinco laicos/as: Anne (de Canadá, Conferencia de Norteamérica), José Antonio (de Costa Rica, Conferencia de América Latina y Caribe), Malcolm (de Sudáfrica, Conferencia de África y Madagascar), Rosanna (de Filipinas, Conferencia de Asia y Oceanía) y Rafael (de España, Conferencia de Europa).

Los cinco llegamos a Pattaya el fin de semana del 5-6 de noviembre y hemos participado en todas las sesiones del Capítulo durante la semana del 7 al 12. Fuimos recibidos con una acogida fraterna y en todo momento se nos abrieron todas las puertas de los grupos y de las asambleas para nuestra participación como uno más. El primer día se nos dio la palabra para presentarnos cada uno de nosotros a la Asamblea General, como introducción antes de proyectarse el audiovisual de cada Conferencia.

Participamos en la vida comunitaria de esos días y en las diversas sesiones de trabajo. Cada uno de nosotros éramos portadores de un informe que intentaba reflejar la realidad de los laicos de la Conferencia de la que proveníamos. Entre los cinco, salvando las barreras de los distintos idiomas y culturas, nos organizamos para elaborar durante esos días un informe conjunto que recogiera los puntos en común de los informes individuales.

El jueves, 10 de noviembre, se había reservado toda la mañana al tema de los laicos redentorista. En una primera sesión matinal y tras una introducción experiencial de uno de nosotros (Malcolm), la ponente del informe conjunto de laicos, Anne, nos dio la palabra a cada uno de los laicos/as para que presentáramos nuestra experiencia como laicos redentoristas. Desde dicha experiencia se presentó el informe conjunto que finalizó con unas cuestiones para trabajar en los pequeños grupos de trabajo (¿Cómo ven ustedes la relación entre los Redentoristas profesos y los asociados laicos comprometidos?; Como miembros profesos de la CSsR, ¿creen ustedes que hay una verdadera asociación en la Misión entre los profesos y los laicos, o es frecuentemente sólo una colaboración?; ¿Qué quisieran ustedes llegar a ver en términos de Asociación en la Misión mientras seguimos avanzando?). Tras el trabajo y diálogo en los grupos se pasó al plenario donde se dedicó un espacio de casi dos horas a intervenciones de los padres Capitulares preguntando a los laicos o comentando con ellos algunos puntos del informe y de las manifestaciones de éstos.

Fue una experiencia muy profunda y clarificadora. Por nuestra parte, de los laicos, pedimos a todo el Capítulo y a la Congregación que se definiera claramente el papel de los laicos en la misma y que se partiera de que el carisma era uno y el mismo para profesos y laicos. También se acentuó la necesidad de tomar decisiones encaminadas a perfilar la figura, ya recogida en capítulos anteriores, del Misionero Laico del Santísimo Redentor, así como establecer una estructura clara del proceso de compromiso de los laicos con la Congregación. También se solicitó la creación de una oficina dependiente del Gobierno General para organizar dicha estructura. Como resultado de toda la mañana de ese día 10 y, de manera especial, del panel de diálogo de todos los laicos con la Asamblea, se aclararon muchos aspectos, hasta entonces un tanto confusos, y se abrieron vías de mayor clarificación para el futuro. Hubo algún profeso que manifestó públicamente que ya era el momento de tomar decisiones.

La convivencia entre religiosos profesos y laicos/as, todos reunidos bajo la opción evangélica desde un mismo carisma, durante una semana, demostró que es posible la Misión Compartida desde la propia realidad y opción personal de cada uno.

A partir de ahora se abre un nuevo horizonte en la Congregación desde el que deberemos afrontar el reto que supone abrirla al compromiso de aquellos laicos que opten por vivir el mismo carisma de San Alfonso desde su realidad laical: con una familia, con una profesión, con un compromiso con la sociedad civil, etc. Entre todos deberemos dar un contenido nuevo a palabras como misión o moral. Deberemos hacer posible que toda la sociedad sea campo de misión y que la reflexión ética llegue a todos los rincones de las distintas sociedades.

Como laicos queremos ofrecer nuestros dones y capacidades al servicio de esa misión y al trabajo por el Reino desde los valores evangélicos bajo el carisma marcado por la copiosa redención. Nos consideramos redentoristas y pedimos a la Congregación que nos acepte como hermanos y compañeros de camino. También creemos que, tras estos días de compartir, se han puesto los cimientos para clarificar lo que puede suponer en el futuro ser un laico redentorista y un Misionero Laico del Santísimo Redentor. Experiencia que ya se está teniendo en algunas unidades.

Desde estas líneas, mis compañeros laicos en el Capítulo y yo, queremos agradecer a todos los profesos redentoristas la acogida y cariño que han depositado en nosotros durante estos días. Yo, personalmente, quiero también agradecer a los cuatro laicos restantes (Anne, Rosanna, Malcolm y José Antonio) la amistad que hemos iniciado con esta experiencia y todo el buen trabajo que cada uno ha desarrollado.

Rafael Junquera de Estéfani.

Misionero Laico del Santísimo Redentor de Madrid (España)

Representante laico de la Conferencia de Europa para el XXV Capítulo General

 

Print Friendly, PDF & Email