Renovación de votos en la misión de Albania

0
443

(Kamëz, Albania) – El 13 de enero de 2019, la Misión de Albania ha vivido un evento singular: por primera vez, un misionero redentorista ha renovado sus votos en este país. La celebración fue el domingo del Bautismo del Señor, en la Parroquia de San Alfonso María de Liguori de la ciudad de Kamëz.


El Hermano Álvaro Ortiz Jiménez de Cisneros es un estudiante teólogo de la Provincia de Madrid, que realiza un año de experiencia pastoral en la comunidad interprovincial de Albania. Tiene 27 años, y descubrió su vocación cuando era estudiante universitario y catequista en la Parroquia del Perpetuo Socorro de Madrid. Tras el noviciado en Colombia, ha culminado sus estudios en Madrid. En la comunidad de Albania, es el responsable del grupo Chiro, es decir, forma y coordina a los jóvenes animadores y catequistas de la parroquia. Se incorporó a la comunidad interprovincial de Kamëz el 3 de septiembre de 2018, pero en tan sólo unos meses es capaz de hablar el albanés bastante bien.

La Parroquia de Kamëz surge aproximadamente en 1996, cuando un misionero salesiano compra la antigua casa de la cultura comunista para convertirla en templo católico. Desde entonces, nunca se había celebrado ningún evento de este tipo, por lo que resultó muy novedoso para todos el acto de renovación de votos, que se desarrolló dentro de la Eucaristía dominical. El párroco habló a los fieles del significado de la vida de especial consagración a Dios, e invitó a los jóvenes a responder con valentía a la llamada de Dios. “No creo que en la parroquia más grande de Albania no haya jóvenes dispuestos a responder a Dios en la vida misionera, religiosa y sacerdotal”, dijo el párroco. Los jóvenes acompañaron al H. Álvaro en la procesión de entrada, algunos vestidos con el traje tradicional albanés. El H. Álvaro emitió la renovación de votos ante la comunidad y la parroquia y recibió una cruz misionera como signo de su compromiso con el carisma redentorista. Al final de la celebración, hubo bailes y regalos, todo ello lleno de los colores de la cultura albanesa.

Esperamos que el H. Álvaro llegue a la ordenación sacerdotal lleno de la fuerza del Espíritu Santo que llenó a Jesús el día del Bautismo en el río Jordán. También pedimos a Dios que envíe obreros a su mies, especialmente que suscite vocaciones a la vida misionera redentorista entre los jóvenes de esta nación.

P. Laureano Del Otero Sevillano CSSR

Print Friendly, PDF & Email