Visita a algunas casas de formación en la provincia de Varsovia

0
309

(Polonia) – El Padre General, Michael Brehl, C.Ss.R., y yo, el Padre Manuel Rodríguez, C.Ss.R., secretario de la Secretaría General de Formación, visitamos la Provincia de Varsovia desde el jueves 14 de febrero hasta 17, 2019, principalmente para tener un intercambio con los formadores y estudiantes de la Provincia.

El padre Brehl y yo nos quedamos en Cracovia la primera noche y pudimos visitar el Santuario de San Juan Pablo II. Fue mi primera visita a Polonia y, como muchos otros visitantes, me impresionó la belleza estética de este moderno homenaje a San Juan Pablo II. El equilibrio armonioso entre los muchos hermosos mosaicos y la estructura y las columnas de cemento se ha realizado de una manera muy refinada y hermosa. Tal vez sea de parte, pero el mosaico de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro con San Juan Pablo II es uno de los mosaicos más hermosos y artísticos de este y muchos otros lugares de culto en todo el mundo. Juan Pablo II, de joven, visitaba el vecino Santuario del Perpetuo Socorro atendido por los redentoristas y recibía el Sacramento de la Reconciliación.

La visita al noviciado interprovincial en Lubaszowa nos dio la oportunidad de conocer a la comunidad y compartir con los siete novicios y responder a sus numerosas preguntas sobre la Congregación, su historia, su misión y la formación dentro de la Congregación.

El resto de la visita, de viernes a domingo, los visitadores tuvimos la oportunidad de compartir varias liturgias bellamente preparadas (Liturgia de las Horas, Eucaristía, Vigilia Juvenil) en Tuchów. La Vigilia Juvenil fue particularmente impresionante dado que en la Iglesia todos los asientos estaban ocupados y muchos de los jóvenes tuvieron que permanecer de pie. Aunque partes de la Eucaristía y la Vigilia se celebraron en inglés, con traducción simultánea al polaco, se observó que los jóvenes gozaban por participar. Muchos, incluso si no hablan el inglés con fluidez, toman muy en serio el estudio de este y otros idiomas.

Además de los gaudeamus fraternos planificados, que nunca pueden faltar cuando se reúnen redentoristas, el Seminario organizó tres reuniones principales para los Padres Brehl y Rodríguez. Una de estas fue la reunión del Consejo Científico y Pedagógico del Seminario. Mientras escuchábamos los programas, la evaluación y las proyecciones, nos impresionó la profesionalidad de este Instituto y la calidad de la respuesta académica de nuestros estudiantes redentoristas.

Otra fue la reunión con los 54 estudiantes de todos los niveles de formación, es decir, desde los postulantes hasta los en el quinto año (incluyendo los siete novicios).  Particularmente impresionante para los visitadores fue el captar el entusiasmo de los estudiantes con sus preguntas y comentarios, desde preguntas sobre la reestructuración en la Congregación, la respuesta de la formación al Plan apostólico de la Conferencia, hasta la conciencia del seguimiento del Redentor en la proclamación de la Buena Nueva para los abandonados y heridos de nuestro mundo. No hay duda sobre la fidelidad de los formadores en su tarea de comunicar a los estudiantes todo lo que está sucediendo hoy en la vida y en la misión de nuestra Congregación. Además, la formación de la identidad redentorista es una característica sobresaliente del sistema de formación de la provincia de Varsovia.

La reunión final fue con los formadores de la Provincia. Una atmósfera de diálogo abierto y libre, especialmente con respecto a la reestructuración, y la formación en la provincia de Varsovia fue de mucho enriquecimiento ya que fue una experiencia fraternal de escucha activa por parte de todos, aunque en medio de algunas dudas. Algunos de los temas de discusión se resolvieron fácilmente, por ejemplo, la celebración del Día de Oración por las Vocaciones, mientras que otros como el secularismo y su manera de invadir nuestra vida comunitaria, el año pastoral, la duración del programa de postulantado y alguna confusión relacionada con terminología usada.  Obviamente estos temas merecen más escucha y diálogo. Hubo la sensación de que, incluso si hubo algunos errores en el proceso y en la comunicación, el ritmo de vitalización de nuestro sistema de formación como Congregación en un momento evolutivo y bastante complejo, está avanzando.

Finalmente, el testimonio de la vida misionera de los cohermanos mayores y enfermos que residen en Tuchów es una fuente de inspiración y edificación no solo para los estudiantes, sino para todos aquellos que viven y visitan el Seminario.

Un agradecimiento especial al Padre Provincial, Padre Janusz Sok, C.Ss.R., a las comunidades, a los rectores, a los formadores y a los estudiantes por su cálida hospitalidad y el intercambio de sus vidas.

Padre Brehl, como Superior general, quien ha visitado en muchas ocasiones a la Provincia de Varsovia en los últimos diez años, y el Padre Rodríguez evaluaron como muy positiva la visita. Para el Padre Rodríguez, esta experiencia directa con las estructuras formativas de la Provincia de Varsovia, una de las más grandes de nuestra amada Congregación, fue un soplo de aire fresco y una promesa de las bendiciones del Redentor mientras continuamos respondiendo fielmente, en un espíritu de conversión, a la Reestructuración, y la reconfiguración, conforme los signos de los tiempos y de acuerdo con las inspiraciones del Espíritu Santo para el futuro de nuestra amada Congregación.

Manuel Rodríguez Delgado, C.Ss.R.

Print Friendly, PDF & Email