“El Resucitado camina por Kamëz”, desde la misión en Albania

0
681

Este Domingo de Pascua hemos sacado al Cristo Resucitado en procesión por el centro de Kamëz. Esta afirmación hecha en España no tendría mucha relevancia debido a la normalidad con la que allí, en mi patria, se celebran procesiones. Pero en Albania lo de las procesiones no es algo muy habitual, de hecho, ésta ha sido la primera en la historia de la Parroquia de San Alfonso de Kamëz.

El hecho de que fuera la primera supuso que debíamos prepararla desde cero. No teníamos ni un paso ni unas andas con las que transportar al Resucitado. Evidentemente tampoco teníamos una cofradía ni unos costaleros. Pero eso no nos arredró. Con la ayuda de un joven catequista de la parroquia y su familia construimos un paso y unas andas de metal. Fijamos a dichas andas la imagen del Sagrado Corazón de Jesús que suele estar en el confesionario y la decoramos humildemente con las flores recogidas en las casas de algunos feligreses. Cuando llegó el domingo de Pascua teníamos preparada la imagen del Resucitado para salir en procesión. Pero aún nos faltaba quien la portara. Y no solo a Él, también a su madre, la Virgen María.

El Domingo por la mañana estaban convocados los jóvenes animadores del grupo Chiro para llevar sobre sus hombros las imágenes. Los que pudieron venir no eran suficientes. Así pues, contamos con la ayuda de varios catecúmenos que ese mismo domingo recibirían su bautismo, pero antes de nacer a la vida de la fe tuvieron la dicha de portar sobre sus hombros a Jesús Resucitado y a su madre, María Santísima.

A pesar de los impedimentos y las dificultades, ya que, además, el ayuntamiento decidió ese mismo día poner una grúa en la puerta de la iglesia para limpiar las ventanas del Palacio de Cultura, pudimos llevar a buen término nuestra procesión. Dividimos a hombres y mujeres; los primeros acompañarían al Resucitado al encuentro con su Madre, las segundas acompañarían a María a ver a su Hijo. En el centro de la Plaza de Kamëz, recién acabadas las obras, el Resucitado se encontraba con su Madre rodeados de un pueblo albanés emocionado al que se le escapaban las lágrimas.

Por otro lado, en la otra parroquia urbana que atiende la comunidad redentorista en Albania, actualmente formada por dos sacerdotes y un estudiante, también ha vivido la Semana Santa en salida, pues ha salido por la televisión albanesa. Las personas con capacidades diferentes que atiende el Centro Pedro Donders han preparado unos bizcochos con forma de cordero pascual para venderlos en la puerta de la catedral de Tirana.

Hermano Álvaro Ortiz C.Ss.R.
Misión Redentorista de Albania

Print Friendly, PDF & Email