Proceso de restructuración desde los capítulos generales, 1991-2016

0
423

El PROCESO DE REESTRUCTURACIÓN EN LA CONGREGACIÓN DESDE LOS CAPÍTULOS GENERALES

1991-2016

            A pocos días de dar inicio a la Reunión de mitad de sexenio y la VI Asamblea de la Conferencia de América Latina y el Caribe (México 2019), reflexionemos juntos sobre la trayectoria del proceso de Reestructuración en la Congregación desde los Capítulos Generales[1].

Es importante esta reunión de la Conferencia ya que en ella se definirán los documentos del “Plan Apostólico” y “Proyecto de reconfiguración”, para todos los redentoristas de América Latina y el Caribe.

            Es un tiempo de gracia, un tiempo para dejar actuar al Espíritu Santo en nuestras vidas y en la Congregación. El Espíritu Santo nos empuja a ser una Congregación en salida, ahí donde están los pobres nuestros interlocutores. Es un tiempo de gracia para Reestructurarnos en la misión y revitalizar nuestra Vita Apostólica. Dejemos que el Espíritu nos lleve a ser “Testigos del Redentor, Solidarios para la misión, en un mundo herido”.

            El presente trabajo no agota todo el rigor científico de investigación pero si un estudio de los documentos consultados.

A) XXI Capítulo General, Itaici – Brasil, 1991

Recomendaciones 10.2

62.- “Que el Gobierno General se encargue de comenzar un proceso de restructuración de las unidades de la Congregación. Esto mira sobre todo a dos puntos principales:

a) ayudar a las unidades que han caído en cuanto a personal por debajo de las exigencias del Estatuto 088, igual que a los grupos de unidades que muestran signos serios de declive personal.

b) Estimular las iniciativas pastorales renovadas, difícilmente sostenibles por unidades aisladas”.

B) XXII Capítulo General, West End – USA, 1997

9.- Gobierno y Administración

9.1 Reestructuración (407 – Inglés)

“El Capítulo General pide al Gobierno General que continúe el proceso iniciado en el Documento final del Capítulo General del 1991. N° 62, en el que se dice: Este proceso mira sobre todo a dos puntos principales: a) ayudar a las unidades que han caído en cuanto a personal por debajo de las exigencias del Estatuto 088, igual que a los grupos de unidades que muestran signos serios de declive personal; b) Estimular las iniciativas pastorales renovadas, difícilmente sostenibles por unidades aisladas”.

C) XXIII Capítulo General, Roma – Italia, 2003

Gobierno de la Comunidad Apostólica

Reestructuración de la Congregación

  1. Las estructuras administrativas de la Congregación no son un fin en sí mismas, sino el soporte para la misión. Existe actualmente un consenso entre los redentoristas de que las estructuras de la Congregación frenan, de vez en cuando, una respuesta creativa y eficaz a las urgencias pastorales de nuestros días. El Capítulo, por tanto, ha decidido lo siguiente:

11.1 El XXIII Capítulo General pide al Consejo General que continúe la reestructuración de las instituciones de la Congregación. Constatamos que la reestructuración fue iniciada por el Capítulo General de 1991 y confirmada, seis años más tarde, con el Capítulo General de 1997. Sin embargo, nuestro estudio del Instrumentum Laboris y del informe del Superior General al Capítulo como de los diversos postulados, nos mueve a invitar a todos a realizar un mayor esfuerzo.

11.2 El objetivo general de esta reestructuración es estimular positiva y solidariamente el dinamismo apostólico de la Congregación en la realización de su misión en la Iglesia. La Congregación existe para la misión y tiene, por tanto, la obligación de adaptar a ella sus estructuras. El proceso de reestructuración engloba, pero no limita, los siguientes objetivos:

  • El funcionamiento más eficaz de las estructuras generales, (vice) provinciales y regionales;
  • Mayor solidaridad en la formación inicial y permanente;
  • Un intercambio más eficaz de personal entre las Unidades de la Congregación para responder a los nuevos cambios de afronta nuestra misión, como por ejemplo la migración;
  • Mejor coordinación de recursos económicos;
  • Apoyar más fácilmente a las provincias que afrontan crisis particulares, el envejecimiento de sus miembros o su posible desaparición;
  • La necesidad de responder al asunto de la representación en el próximo Capítulo General.

11.3 Para agilizar este proceso, el Consejo General establecerá una comisión que brindará modelos y estrategias para mejorar o reajustar las actuales estructuras de la Congregación.

  • Esta comisión, creada por el Consejo General para el presente sexenio, deberá tener amplia representación de la Congregación. Instituida por el Consejo General, la comisión trabajará en estrecha colaboración con éste. La comisión realizará consultas en cada Región de la Congregación y tendrá en cuenta las experiencias de restructuración ya iniciadas. Además, tendrá en cuenta la experiencia de otros Institutos religiosos.
  • La comisión enviará informes periódicos al Consejo General. Los miembros de la Congregación serán informados al respecto. La comisión presentará un informe completo sobre la reestructuración a los superiores mayores en las reuniones regionales de mitad de sexenio en el 2006, incluyendo el tema para la representación en el Capítulo General del 2009.
  • Se espera que la comisión concluya sus trabajos con suficiente tiempo de modo que pueda ser presentado y estudiado en los encuentros regionales pre-capitulares y en el Capítulo General del 2009.

11.4 Durante el tiempo de valoración de estructuras, el Consejo General, con la debida consulta con las (vice) provincias y regiones, creará estructuras “as experimentum” que contribuyan a la misión de la Congregación, como, por ejemplo, delgados regionales o sub-regionales, anticipadamente en vista de una reestructuración más completa. El Capítulo General del 2009 evaluará todos los elementos arriba mencionados.

11.5 Las seis Regiones de la Congregación y cada Unidad en particular se comprometerán con el proceso de restructuración, consultando siempre a los cohermanos. Esta tarea no hay que dejarla necesariamente hasta que concluya el trabajo de la comisión, y más bien debe realizarse en sintonía y en comunicación con ella.

D) Pasos dados por el Gobierno General 2003-2009

1.- Carta del P. General, Joseph W. Tobin, Roma, 2 de febrero, 2004, 0000 010/04

El Capítulo General dedicó mucho tiempo a reflexionar sobre el concepto de reestructuración en la Congregación. Para aclarar nuestras ideas sobre este tema tan importante, el Consejo General ha comenzado a elaborar un documento que esperamos publicar para toda la Congregación en torno a la próxima Pascua. Confiamos estar preparados para ese tiempo y presentar un proyecto que ponga en práctica las orientaciones del Capítulo General. Advertimos ya la absoluta necesidad de fusionar la reestructuración al tema del sexenio, dar nuestra vida por la redención abundante, con el llamamiento a convertirnos a Dios, a los pobres abandonados y a la comunidad redentorista. De no ser así, todo cambio en la organización de la Congregación corre el riesgo de convertirse en simple asunto administrativo, en vez de ser la expresión de la conversión continua de los redentoristas.

2.-Carta del P. General, Joseph W. Tobin, Roma, 24 de Setiembre de 2004, Prot. N° 0000 132/04

Les escribo para informarles de una importante decisión tomada por el Consejo General con motivo de nuestra última Reunión extraordinaria del 30 de agosto al 6 de septiembre de 2004. Después de haber consultado a los Superiores mayores de la Congregación, hemos elegido a seis cohermanos que compongan la Comisión para la Reestructuración tal como pedía el XXIII Capítulo General (Orientaciones 11.3). Como recordarán por mi carta anterior, el Consejo General optó por escoger a un cohermano de cada una de las grandes Regiones de la Congregación. Los miembros de dicha Comisión son, pues, los siguientes:

Juan Manuel LASSO DE LA VEGA Y MIRANDA (Madrid, Región Europa-Sur)
Cornelius CASEY (Dublín, Región Europa-Norte)
Guy PILOTE (Ste-Anne de Beaupré, Región América del norte)
José Ulysses DA SILVA (São Paulo) Región Latinoamérica)
Brendan KELLY (Cebu, Región Asia-Oceanía)
Lawrence KAUFMANN (Sudáfrica, Región África)

El Consejo general está muy satisfecho con la composición de la Comisión.

3.- 1era reunión de la Comisión, 14 de diciembre del 2004

 4.- 2da reunión de la Comisión, 29 agosto 2005, Aparecida – Brasil.

“Al término de la reunión nos fue posible esbozar un Documento inicial sobre la Reestructuración en el que constan los principios que rigen la reestructuración así como las distintas propuestas para cada una de las seis Regiones. Este Documento fue presentado a los miembros del Consejo General para su deliberación. La Comisión se reunirá con el Consejo General en Roma del 19 al 21 de diciembre de 2005 para determinar el proceso a seguir”.

5.- Carta del P. General, Joseph W. Tobin, Roma, 25 febrero 2006 y Trabajo de la comisión de la Reestructuración: “Trabajo en progreso, algunas propuestas”.

Este documento tiene tres apartados.

El primer apartado presenta los principios generales.

El segundo apartado trata sobre los modelos y demás implicaciones de la reestructuración.

El tercer apartado se refiere a la Congregación en cada una de las seis Regiones geográficas actuales.

6.- Carta del P. General, Joseph W. Tobin, Roma, 4 de mayo 2007.

Evaluación positiva del documento de trabajo de la comisión en las Reuniones de mitad de sexenio (2006). Aspectos negativos que resalta: “especialmente durante las visitas generales, nos sugiere que el debate sobre la reestructuración ha sido bastante reducido, limitándose a los dirigentes que participaron en las reuniones regionales; en muchos lugares, un considerable número de cohermanos continúa indiferente y desinformado. La reestructuración se ve más en términos negativos, como un proceso dirigido exclusivamente al hecho de la mengua o decrecimiento, en vez de verse como una oportunidad para una nueva vida”.

A pesar de todo el P. General decía: “A pesar de los actuales obstáculos, mi opinión personal es que el gobierno de la Congregación ve la reestructuración como una auténtica oportunidad y está empeñado en llevar adelante el debate”.

7.- Reunión de la Comisión, junio 2007

E) XXIV Capítulo General, Roma – Italia 2009

Se legisló la mayor parte de lo que ahora vivimos de la Reestructuración.

1.- Los siete principios de la reestructuración
2.- Conferencias: 5 conferencias
3.- Trabajo congregacional en red
4.- Celebración del Capítulo General en tres fases: Fase inicial, Fase canónica, Fase de Implementación.
5.- Consejo General
6.- Epílogo: perfil de la Conferencia, perfil del cohermano redentorista formado en esta nueva visión.

 F) XXV Capítulo General Fase II, Pattaya –Tailandia 2016

Decisión 1, El Gobierno General…continuará el proceso de reestructuración para la Misión con todas las implicaciones.

Decisión 2, 4 principios para asegurar una mayor solidaridad en la Congregación.

Decisión 3, Alienta a empezar un proceso de unión/federación con otra Unidad o Unidades bajo la guía del Gobierno General y el Coordinador de cada Conferencia.

Decisión 4, El Coordinador tiene derecho a participar en las Asambleas y Capítulos de las Unidades.

Quehacer Misionero de la Congregación

Decisión 5, Plan Apostólico para la Congregación, implementado por las Conferencias. El Gobierno General dará los criterios para su elaboración.

Decisión 6, El futuro de la Congregación en el Hemisferio Norte, garantizar la presencia misionera en Europa y América del Norte. 2 principios.

Decisión 8, El Gobierno General, continuará promoviendo la cooperación bilateral entre las Unidades de la congregación. Comunidades asociadas-hermanas.

Solidaridad para la Misión

Decisión 17, África y Madagascar prioridades para la Congregación. El Gobierno invita a buscar modos de colaboración.

Decisión 18, Solidaridad económica con la Conferencia de África y Madagascar.

Decisión 19, Colecta anual en toda la Congregación para el Fondo de Solidaridad.

Decisiones: 26, 27,32, 44,

Conclusión

En nuestra Congregación ya llevamos 28 años reflexionando y actuando sobre la reestructuración hay avances, retrocesos y el proceso a veces se vuelve muy lento pero:

  • La Reestructuración en nuestra Congregación no se va a detener, seguirá su proceso.
  • Es una moción del Espíritu Santo que está recreando la Vida Religiosa en el mundo.
  • La Reestructuración nos lleva a un nuevo paradigma para encontrarnos con los pobres, nuestros destinatarios – interlocutores.
  • La Reestructuración nos está llevando a una Congregación en salida, en servicio, a las periferias a encontrarnos con ese mundo herido que nos reclama.
  • La Reestructuración nos está llevando por el Espíritu Santo, a una opción misionera capaz de transformarlo todo (ad intra y ad extra).
  • La Reestructuración nos lleva a una misión compartida con los laicos

Que nuestra Madre del Perpetuo Socorro, San Alfonso, todos los santos, beatos y mártires redentoristas nos ayuden en esta misión.

Padre Grimaldo Garay Zapata
Misionero Redentorista.

[1] Una visión general de todos los Capítulos Generales en la Congregación. Cfr. P. Álvaro Cordoba Chaves, CSSR. “Los Capítulos Generales Redentoristas: Desarrollo cronológico (1749-2009). Spicilegium Historicum Congregationis SSmi Redemptoris Annus 63, 2015. Fasc 2.

Print Friendly, PDF & Email