Mensaje de Pascua del Superior General P. Michael Brehl, C.Ss.R.

0
1631

Queridos Cohermanos, Hermanos y Hermanas:

Una vez más, les saludo desde San Alfonso, Roma y desde el Santuario de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

En pocas horas, el grito alegre resonará, una vez más, a través de nuestro mundo herido: ¡Cristo ha resucitado! ¡Aleluya! ¡Verdaderamente ha resucitado! ¡Aleluya!

De nuestra parte, aquí en Roma, les deseo una Feliz y Alegre Pascua. ¡Que el Señor los bendiga con su Paz, Esperanza y una Vida Nueva!

Este año la vivimos de modo excepcional. Por primera vez, el Gobierno General, al completo, ha estado en casa durante toda la Cuaresma. Llegué a Roma el Miércoles de Ceniza, justo a tiempo para el ‘encierro’ que ha paralizado a Europa, y ahora, también, al resto del mundo.

Realmente, el mundo entero está ahora más unido que nunca:

  • Unidos en el miedo y la ansiedad por cómo la pandemia del coronavirus afectará a nuestras familias, nuestras naciones y a cada uno de nosotros.
  • Unidos en un esfuerzo común para encontrar la vacuna y superar esta devastadora enfermedad.
  • Unidos en nuestra incertidumbre común sobre cómo será nuestra vida y nuestro mundo después de que el Covid-19 haya pasado.

Nosotros, los cristianos, también hemos experimentado una inusual Semana Santa, con iglesias cerradas y bancos vacíos. Pero esto no nos ha impedido celebrar esta Semana Santa, con Jesucristo, nuestro Redentor.

Junto con Jesús, hemos recordado su Pasión unidos al sufrimiento…

(mira el video para ver el mensaje completo…)

Aleluya, ¡Cristo Vive, ha Resucitado!

P. Michael Brehl, C.Ss.R.
Superior General.

Print Friendly, PDF & Email