Conversación sobre la misión en medio de la pandemia de la VP de Manila

0
108

Para los redentoristas, la misión de Dios sigue siendo la misma: predicar la redención de Cristo a los más abandonados. Pero el contexto y la forma en que se predica la abundante redención de Dios cambia con el tiempo.

En respuesta a esta inevitable realidad, la Viceprovincia Redentorista de Manila celebró su Conversación Misionera organizada por el Secretariado de Vida Apostólica (SFAL). Redentoristas profesos y misioneros laicos de la Viceprovincia estuvieron presentes, presencialmente o en línea, en representación de las cinco comunidades de Baclaran, Lipa, Legazpi, Laoag y Formación. También estuvieron presentes socios y voluntarios de la misión y algunos representantes de la provincia de Cebu.

La conferencia de dos días celebrada del 13 al 14 de septiembre de 2021 fue una oportunidad para mirar atrás y reflexionar sobre los esfuerzos misioneros de la viceprovincia desde el inicio del cuatrienio y especialmente durante este difícil momento de la pandemia. También ha sido un lugar para una mayor planificación a medida que la viceprovincia avanza en su vida misionera. Las distintas áreas de la misión viceprovincial que estuvieron en el centro de la conversación fueron la Misión Popular (Urbana y Rural), la Misión Social, la Misión Santuario, la Misión Juvenil, el Medio Ambiente, el Ecumenismo y la Misión por los Pueblos Indígenas.

La apertura de los dos días de conversación fue una reflexión teológica presentada por el P. Amado Picardal, C.Ss.R. a través de una plataforma en línea. Su reflexión fue sobre “Llevar a cabo la misión de la Iglesia en el momento de la pandemia y más allá”. La pregunta principal que planteó y que marcó el tono de la conversación fue “¿Cómo puede la Iglesia llevar a cabo su misión hoy” teniendo en cuenta las realidades contemporáneas que tenemos que afrontar como pueblo de Dios? Propuso cinco áreas que deben ser consideradas de manera significativa: (1) atención a los más afectados, (2) nuevas formas de comunión y solidaridad, (3) evangelización y educación, (4) culto y liturgia, y (5) acción social.

La Secretaría presentó el informe recopilado por las distintas comunidades de la Viceprovincia en los distintos campos de misión, reconociendo las brechas, amenazas y oportunidades que presenta la pandemia actual. Esta última discusión estuvo dedicada a la identificación de posibles prácticas misioneras y compromisos pastorales que puedan ser adaptados por comunidades individuales o por la Viceprovincia en su conjunto.

Los dos días de encuentro culminaron con una celebración eucarística coincidiendo con la fiesta del Triunfo de la Cruz presidida por el Superior Viceprovincial P. Victorino Cueto, C.Ss.R. En su homilía dijo que la viceprovincia ha intentado a su manera entender lo que significa ser misioneros en este tiempo de pandemia. También desafió a la viceprovincia a seguir “escandalizada por la cruz”. De hecho, antes de que podamos celebrar la gloria de la cruz, debemos ser conscientes de que, ante todo, es un escándalo. Instó a la viceprovincia “a seguir incómoda por el grito de los pobres, porque la cruz de Cristo es la cruz del pueblo, la cruz del mundo herido”.

Padre Rico John Bilangel, C.Ss.R.

Print Friendly, PDF & Email