Vivir la vocación de hermano redentorista

0
585

Por los últimos datos sobre la situación de los Hermanos en la Congregación del Santísimo Redentor, sabemos que el número de Hermanos ha logrado no disminuir. Hay alrededor de 334 en todo el mundo, las tres provincias con más Hermanos son Sao Paolo, Vietnam y Denver. Para conocer cómo se vive la vocación de Hermano Redentorista, entrevistamos al hermano Marcos Vinícius, aquí está la entrevista:

Pregunta – ¿Qué hace un hermano redentorista en la Congregación Redentorista? ¿Cómo describir su vocación y su papel en la comunidad?

En 1982, con la Communicanda 64, el padre Pfab respondió a esta pregunta llamando la atención de que el verbo “hacer” no es correcto para decir quién es el hermano redentorista. Para tener un conocimiento adecuado de nuestra vocación en la congregación redentorista es necesario utilizar el verbo “ser”. Así, el hermano redentorista es un misionero: un hombre que se siente llamado a anunciar la abundante redención a todos los hombres. El hermano redentorista vive su vocación misionera realizando cualquier actividad que contribuya a la evangelización, ya sea pastoral o profesional. Su papel en la comunidad y en la Iglesia es siempre el de ser testigo de la fraternidad, que es la característica fundamental de la vocación cristiana.

Pregunta – Mirando la historia de nuestra Congregación, a lo largo de los años el número de religiosos hermanos ha disminuido en proporción al número de sacerdotes. Actualmente, hay provincias donde no hay hermanos en absoluto. ¿Cuál podría ser la razón de ésto?

Las razones son diferentes, porque existen las externas y las internas a la congregación. Entre las externas cabe recordar que la misma vida religiosa laical está en crisis, dado que el clericalismo es una amenaza constante en la Iglesia. Entre las internas, es necesario reconocer la conciencia de nuestra identidad consagrada y misionera que no es suficientemente clara entre los cohermanos. Baste decir que para muchos Redentoristas nuestro carisma se expresa únicamente a través del ejercicio del ministerio sacerdotal. Sé que hay otras razones, pero estas son razones notables que impiden que muchos abrazen y perseveren en la congregación como hermanos redentoristas.

Pregunta – ¿Cuál es el trabajo de la Comisión de Hermanos adscrita al Gobierno General?

El trabajo de la Comisión fue analizar la situación actual de los hermanos de la Congregación y ofrecer al Gobierno General programas y sugerencias concretas para promover la vocación del hermano redentorista. La comisión fue una decisión del XXV Capítulo General.

Pregunta – Hace dos años, la Comisión elaboró ​​un documento sobre la vocación y el ministerio de los Hermanos en la Congregación Redentorista. ¿Cuáles son las ideas principales de este documento? ¿Para quién es este documento?

El documento consta de tres partes: la primera presenta la situación actual de los hermanos de la Congregación, con las sombras y luces que podemos ver en lo que respecta a su vocación; al segunda presenta una reflexión sobre la identidad del hermano redentorista, recordando su característica misionera; y la tercera parte presenta sugerencias concretas para la promoción vocacional, la formación y la misión. Los destinatarios del documento son todos los cohermanos redentoristas porque para promover nuestra vida misionera se requiere el compromiso de todos. Es importante saber que la falta de hermanos en la congregación no es solo un problema de los hermanos redentoristas, sino que es un desafío para nuestra propia supervivencia como consagrados en la iglesia. Entonces, el documento es para todos los Redentoristas y nos corresponde a todos nosotros conocerlo y aplicarlo.

Pregunta – ¿Cómo promover la vocación del hermano redentorista?

Creo que la mejor manera de promover la vocación del hermano es vivir nuestra vocación misionera con alegría y fidelidad. Cuando se es 100% redentorista, es decir, cuando se vive la identidad misionera como prioridad de la vida redentorista, muchos jóvenes descubrirán que no es necesario ser sacerdote para anunciar el Evangelio. Otra forma, un poco difícil, es luchar contra el clericalismo vivo en la iglesia que todavía produce la mentalidad de que hay cristianos de primera y segunda clase. Por tanto, vale la pena recordar la novedad del mensaje de Jesús que nos dice que somos “todos hermanos” (Mt 23, 8).

Pregunta – Mirando la persona de San Gerardo, ¿cómo puede inspirarnos hoy, tanto como Hermanos Redentoristas como Sacerdotes Redentoristas?

San Gerardo Maiella nos inspira a vivir nuestra vocación misionera con sencillez y alegria. De él aprendemos que la santidad consiste en hacer la voluntad de Dios, querer lo que Dios quiere y amar a los que Dios ama, los pobres. La cercanía a los pobres, enfermos y sufrientes que vive Gerardo nos enseña cómo debemos vivir como redentoristas. Quizás podamos estar cerca de la gente como lo sigue siendo hoy nuestro hermano Gerardo.

Entrevista de Scala News

Marcos Vinícius Ramos de Carvalho es hermano redentorista desde 2004 y es miembro de la provincia de Goiás, Brasil. Ha trabajado en diversos campos, como catequesis, formación, fue secretario provincial y secretario personal del Padre General. Actualmente trabaja como profesor de filosofía y es director de la editorial Scala en Goiânia (Brasil).

Print Friendly, PDF & Email