Cortona: reunión de laicos y religiosos redentoristas

0
252

“San Clemente M. Hofbauer un evangelizador para Europa”

Del 22 al 25 de abril se celebró en Cortona (AR) en el Neumann Oasis, el encuentro anual de Religiosos y Laicos Redentoristas. La iniciativa, que comenzó en 2012, se ha convertido en una cita esperada por los laicos que forman parte de los grupos cercanos a nuestras comunidades y los Padres que las guían.

El tema ya estaba en el calendario de 2020, en plena sintonía con el Jubileo Clementino, pero la pausa obligada de estos dos largos años de estancamiento bloqueó cualquier iniciativa de agregación. Finalmente este año mejoraron las condiciones generales, pudimos convocar la asamblea y dar vida a este momento de formación y fraternidad, que resulta muy importante para la vida de los laicos redentoristas que trabajan en el contexto de nuestra Provincia.

El tema de la conferencia intrigó y despertó el interés de muchos laicos y religiosos, debido a la importancia que ha tenido la figura de San Clemente en la historia y vida pastoral de nuestra Congregación. La espera para conocer a esta carismática figura nos mantuvo en vilo durante dos años.

Para una presentación detallada de la biografía, obras y espiritualidad del santo, nos dirigimos al historiador P. Vincenzo M. La Mendola, quien durante el año jubilar publicó artículos, ensayos y un libro sobre el santo, habiéndolo estudiado desde un punto de vista científico. de vista y revelándose como un profundo conocedor de su vida.

El padre Vincenzo, miembro de nuestro Instituto Histórico, doctor en Historia de la Iglesia en la Pontificia Universidad Gregoriana y archivero de nuestra Provincia, aceptó de buena gana la propuesta ya en 2020, pero solo en estos días ha podido realizar lo que había comenzado a preparar desde entonces. Resumió la biografía de Hofbauer en ocho informes, como puede verse en el Programa, siguiendo un orden cronológico y centrándose en diferentes aspectos de la vida y actividad pastoral del santo y poniendo el foco en su método pastoral, en sus valerosas y animosas iniciativas. especialmente en su identidad bien definida como misionero redentorista de frontera. El ponente presentó a Hofbauer, plenamente inserto en el momento histórico y en el contexto inmediato en el que vivía: la Europa de finales del segundo siglo XVIII y los primeros veinte años del siglo XIX, como un hombre siempre en misión, escuchando lo que sucedía en su tiempo, capaz de discernir las mociones del Espíritu y de encontrar, con el Evangelio en la mano, soluciones eficaces para responder a las preguntas y peticiones pastorales más urgentes de la Iglesia en la que vivía. Los extensos y densos informes del P. Mendola también destacaron claramente la relevancia del santo redentorista y su vigencia para inspirar nuevos caminos y buscar nuevos medios, hoy, para el anuncio del Evangelio en nuestro mundo herido. Más que realizar las clásicas conferencias históricas, nos contó la vida del santo, ofreciéndonos ideas originales para la reflexión e incluso la meditación siempre se refirió a los dichos y escritos epistolares de Clemente.

La historia humana y la espiritualidad de San Clemente despertaron admiración e interés en los participantes, atentos y ávidos de más información, como se deduce de las múltiples intervenciones, reflexiones y fructíferos debates que suscitó el contenido de las ponencias. A la escucha siguió la reflexión personal y el debate comunitario, de donde surgieron interesantes resonancias y propuestas.

Los representantes de los grupos laicos de San Sperate, Francavilla al mare, Frosinone y Roma (Montespaccato), mostraron un gran interés por el tema propuesto, utilizando también los libros y los medios puestos a su disposición, instrumentos de trabajo para la formación de los otros miembros de los grupos, sin poder participar, pero en comunión con nosotros, como hemos visto en los numerosos mensajes de buenos deseos y cariño recibidos en estos días.

Como cada año, se ha creado un clima sereno y alegre de fraternidad y de compartir. Los momentos de oración, la Eucaristía diaria, las comidas y el diálogo informal se desarrollaron bajo el lema del entusiasmo y la jovialidad. En Turno los hermanos presentes presidieron las diversas celebraciones (Eucaristía y Liturgia de las Horas), aportando su contribución, con homilías y reflexiones, muy apreciadas por los participantes. La vigilia por la paz es evocadora, con el rezo del rosario meditado frente al icono del Perpetuo Socorro.

El superior provincial, P. Antonio Cirulli, abrió y cerró el Congreso con la celebración eucarística, ofreciéndonos en sus homilías profundas reflexiones espirituales, nacidas de la Palabra de Dios.

En la celebración final Mercedes Usai, del grupo de San Sperate, se consagró como misionera laica redentorista, con promesas públicas. Este signo despertó también en los participantes el deseo de trabajar con más creatividad por la misión, al estilo de San Clemente, icono de la nueva evangelización.

El reportaje fotográfico de la Conferencia, realizado por el P. Fernando Centurión, completa visualmente lo que ha sucedido y hemos intentado describir.

A pesar del clima incierto y la lluvia, el Neumann Oasis nos ofreció una estadía reconfortante y reflexiva, haciendo aún más amena nuestra reunión.

En la última asamblea, el responsable de los laicos a nivel provincial presentó los nuevos documentos sobre la “misión compartida”, esperando que su estudio sistemático se lleve a cabo dentro de los grupos individuales y expresó a los presentes su satisfacción por los avances logrados. en estos años y por el trabajo realizado en la Conferencia.

Al superior provincial la última palabra para sacar las conclusiones de lo dicho y dar a los presentes algunos criterios para el camino de los distintos grupos. Nos dio tres palabras-clave: conocer la espiritualidad redentorista, profundizando en sus referentes y temas espirituales y pastorales; familiarizarse entre sí y con los Padres, desarrollando una colaboración sinérgica y eficaz; resposabilizarnos, para estar al frente de la misión, aportando nuestro aporte personal.

Tras los acostumbrados agradecimientos, los presentes compartieron el almuerzo y la despedida, con el compromiso de volver a reunirse, más numerosos, el próximo año, juntos de nuevo, para estrechar los lazos de pertenencia al único cuerpo misionero de la Congregación y crecer en el conocimiento de la Evangelio y de los temas de la espiritualidad alfonsiana y redentorista.

Padre Luciano Maloszek C.Ss.R.

Print Friendly, PDF & Email