Archivo General

Archivo General Histórico
de la

Congregación del Santisimo Redentor

 

El Archivo General Histórico de la Congregación del Santísimo Redentor conserva, ordena y cataloga toda la documentación de valor histórico de la Congregación, a partir de los escritos de su fundador Alfonso Maria de Liguori; como los documentos oficiales del Gobierno General y de las provincias, viceprovincias, regiones y miembros de la Congregación. Y también, toda documentación que se relacione con la Congregación o con alguno de sus
miembros.

El Archivo General comenzó a organizarse desde los tiempos del fundador; quien se preocupaba de que los documentos importantes se conservaran y cuidaran con esmero en los correspondientes archivos de las comunidades locales.

El Archivo General se inició en Pagani en el siglo XIX y su primer archivero fue el P. Giovanni Giuseppe Sabelli, que reunió y organizó toda la documentación desde 1747 hasta 1848.

En 1856 el Archivo General se estableció en Roma bajo la dirección del P. Edouard Schwindenhammer. Tras la reunificación de la Congregación en 1869, gran parte del archivo de Pagani fue trasladado a Roma.

Sucedieron al P. Schwindenhammer como Archiveros Generales, el P. Michael Ulrich en 1862, el P. Friedrich Kuntz en 1879; el P.Edouard Bührel en 1903; el P. Jean Baptiste Raus en 1924; el P. Louis Arnold en 1943; el P. Philip Hoffmann en 1946; el P. MauriceDe Meulemeester en 1949; el P. André Sampers en 1951; el P. Hernán Arboleda Valencia en 1986 y el P. Raúl Campos en 2004.

En 1986 el Archivo General tenía catalogados 590 carpetas de documentos correspondientes a los años comprendidos entre 1725 y 1954. Estaban distribuidos en 7 secciones distintas. La documentación alfonsiana se identifica en el Archivo General Histórico con la sigla SAM (Sancti Alfonsi Manuscripta).

Desde 1989 comenzó la digitalización en el Archivo General con el programa LIDOS. Actualmente se trabaja con ARBOR, una base de datos expresamente realizada por el P. John Vargas para el Archivo General. El P. Stephen Rehrauer colaboró en la transferencia de datos al nuevo programa. A mediados del año 2005 las fichas digitales suman: 100.000 de documentos, 11.292 de libros, 2.428 de revistas, 6.283 de capítulos generales, 2.543 artículos, 16.200 de fotografías, diapositivas y otras imágenes, 1.273 de planos edilicios. La trascripción digitalizada del fichero del P. Andrés Sampers suma otras 24.012 unidades.

Sin embargo, el trabajo por realizar es enorme. Lo ya catalogado y registrado es bien poca cosa en comparación con toda la documentación que aún espera. Cada documento es identificado con un número, marcado con el sello del Archivo General y colocado en una cubierta que lo custodie al interior de la carpeta donde habrá de permanecer. En el ordenador se detallan todos los datos que faciliten la ubicación del documento y puedan guiar para su mejor aprovechamiento.

Como ya es tradición, desde todas las unidades de la Congregación se envían al P. General tres ejemplares de todas las publicaciones que se editen: libros, revistas, folletos, álbumes, etc. En ellos se conserva la memoria histórica de nuestra vida y ministerio.

El archivo General Histórico está siempre accesible a quien desee investigar. Permanece cerrado durante los meses de julio y agosto; como también durante las vacaciones de Navidad, los sábados y los días festivos.