Laicos asociados, una especial colaboración en la misión

0
333

Laicos asociados, una especial colaboración en la misión

Otros ven su contribución a la Iglesia y al mundo a través de “gafas” Redentoristas.
… así se convierten en Misioneros Laicos del Santísimo Redentor.

Este es un momento emocionante para ser un redentorista, y estar conectados con los Redentoristas! Es difícil pasar por alto las señales que nuestro planeta, muestra que para un renovado anuncio de la Buena Nueva. Así vemos que hay muchas personas en nuestra puerta, en nuestros gimnasios, en nuestras calles, en los lugares donde vamos de compras, y en nuestras parroquias y comunidades, necesitan experimentar la esperanza, oír y sentir la posibilidad de la redención, pero hay algo más para ellos, sabiendo que Dios los ama tal como son, y luego que les ofrece algo más grande.

A menudo se dice que los Redentoristas están “cerca de la gente.” Esto se utiliza para referirse a las personas con las cuales trabaja un Redentorista profeso. Hoy en día, somos testigos del nacimiento de un nuevo significado para esta hermosa frase ya vieja. No debe ser ninguna sorpresa que algunos de los que están cerca de los Redentoristas tratan de mantener su conexión. Incluyendo amigos o familiares, bienhechores, miembros de la fraternidad, y los empleados o colaboradores.

Aún más, otros quieren profundizar su conexión, y pueden ser configurados específicamente al carisma y espiritualidad redentorista. Son aquellos que quieren aprender más, hacen preguntas, buscan material de lectura, y pueden reconocer a los amigos en los santos y beatos redentoristas, y hasta encontrar un hogar espiritual. Si formalizan su conexión redentorista, se convierten en Redentoristas Asociados. Los Asociados Redentoristas por lo general se reúnen alrededor de las parroquias, santuarios o casas de retiro. Los asociados no buscan más cosas que hacer, sino que quieren alimento espiritual sólido que les permite hacer mejor lo que ya están haciendo.

Todavía hay otros más que ven su contribución a la Iglesia y al mundo a través de “gafas” Redentoristas. Ellos están profunda e íntimamente conectados, y su respuesta es “sí” a casi cualquier petición hecha por los compromisos de la misión redentorista. Están conectados a la Congregación, más que a un tipo de ministerio o servicio pastoral. Esto se ve en ellos claramente, en sus lugares de trabajo y en las opciones de vida que hacen, comparten el carisma de anunciar la Buena Nueva a los más abandonados. Cuando hacen un compromiso formal, que es bien recibido por los Redentoristas, se convierten en Misioneros Laicos del Santísimo Redentor. Pueden o no pueden trabajar juntos con los Redentoristas.

Todos estos son diferentes aspectos de la “Asociación para la Misión”, un “término genérico” que comprende una gran variedad de personas que están conectadas a los Redentoristas de muchas maneras diferentes. Colaboración en la misión es esencialmente sinónimo de colaboración de los laicos. Pero el lenguaje es siempre insuficiente. “La colaboración en la misión”, esta frase podría transmitir la idea que la asociación en sí es el objetivo. Pero no es así. La colaboración en la misión debe ser una colaboración para la misión. No es un fin en sí mismo. El objetivo de la colaboración es cada vez más eficaz, la misión compartida de la evangelización de los más abandonados, en especial de los pobres materialmente.

(Se puede leer más en el artícolo completo en la versión en inglés, por Anne Walsh – denverlink, 3 de marzo de 2017)