Las Misioneras de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro celebran el precioso don de Dios de la vocación

0
1051

Las Misioneras de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (MPS) es una congregación religiosa misionera fundada en México el 17 de septiembre de 1934 por un sacerdote redentorista español p. Agustín Nistal García, CSsR y una catequista mexicana – María Teresa Rivera Carrillo, quien se convirtió en su primera Superiora General.

Un hecho muy interesante en la historia de las MPS es el trabajo misterioso pero profundo del Espíritu desde el momento de su fundación. Aunque p. Agustín y María Teresa fueron dos individuos separados que nunca se habían conocido en persona, a través de la inspiración y la guía del Espíritu Santo, la Congregación nació en la Iglesia, y fue aprobada por la Santa Sede como un instituto de derecho pontificio el 8 de diciembre de 1977.

A través de la profunda fe y el arduo trabajo de sus fundadores y primeros miembros de la Congregación, las MPS han crecido y prosperado con su presencia y su trabajo misionero en diferentes partes del mundo. Ahora están presentes en Macao, India, Filipinas, Guatemala, Venezuela, El Salvador, Estados Unidos y México.

“Las hermanas, fieles al carisma heredado de sus fundadores, han establecido como norma suprema de la vida, el seguimiento de Cristo Redentor como se presenta en el Evangelio y continuar su acción redentora, irradiando el amor misericordioso de Dios, para anunciar la Buena Nueva a los pobres y abandonados.”- Constitución de MPS n. 3

Creyendo que el Señor, origen de su vocación, continuamente llama a hombres y mujeres para servir en su viña, las MPS rezan constantemente y se esfuerzan por cultivar las vocaciones … y consideran cada hermana como un regalo.

El 28 de mayo 2018, dos hermanas han tenido la profesión perpetua de votos de castidad, pobreza y obediencia en una Eucaristía celebrada en la parroquia de San Rock, Chellekere, Bangalore, en el estado de Karnataka, India. Ha sido presidida por el Rvdo padre Juventius Andrade, CSsR, y con la presencia de la Superiora General Rev. Madre Maritza Josefina Morillo Herrera, MPS. Las hermanas fueron Hna. Darshan Sangeetha Clara I., MPS y Hna. Jeralda Beck, MPS. También estuvo presente la Hermana Ma. Victoria Vivar Flores, MPS, quien fue una de las hermanas filipinas que comenzó la comunidad de MPS en la India en 1998.

En las Filipinas, donde las MPS fue fundada en 1982, guiada por las hermanas Hna Myrna Lois Gutiérrez Salas, superiora regional, ofrecieron alabanza y acción de gracias por una triple celebración el 23 de junio de 2018. En un primer momento, por la mañana, tres jóvenes hermanas tenían su renovación de votos en una misa celebrada por el Rev. P. Gerardo Yabyabin, OSJ que se celebró en la Capilla del Noviciado MPS en South City Homes, Biñan, Laguna. A continuación, a las 3 de la tarde, una vez más, las hermanas se reunieron con familiares, amigos, benefactores, socios de la misión, compañeros de oración y otros huéspedes en la profesión perpetua de votos de Hna. Barbara Vivar Flores, MPS y el 25 ° aniversario de profesión religiosa de la hermana Noemí Nanta Colendres, MPS, que se llevó a cabo en la Parroquia del Santísimo Sacramento, también en Southcity Homes.

La misa fue celebrada por el Rev. P. Victorino (Ino) Cueto, C.Ss.R. junto con los concelebrantes: Rev. P. Manny Rodriguez, C.Ss.R., Rev. P. Willy Golez, C.Ss.R., Rev. P. Alex Bercasio, C.Ss.R., Rev. P. Brian Espejo, C.Ss.R., P. P. Leomar Arenillo, C.Ss.R., P. P. Lhionel Namora, C.Ss.R., P.R. Rico John Bilangel, C.Ss. R., Rev. P. Mhel Dacillo, C.Ss.R., Rev. P. Crisóstomo Magbitang, SDB, Rev. P. Gerard Mascariña, Rev. P. John Francis Frederick Manlapig, Rev. P. Ariel José García, Rev. Fr. Leo Gonzales, OSJ y Rev. Fr. Gerardo Yabyabin, OSJ, quien se desempeñó como Maestro de Ceremonia.

Con el tema “Aquí estoy, soy el servidor del Señor, déjame hacer lo que has dicho”. El padre Ino ha desarrollado su homilía en “tres actos”, a saber, “El susurro”, “La mirada” y finalmente “Perpetuo” … inspirándose en el “Fiat” de nuestra Santísima Madre María.

En medio de las inclemencias del clima … incluso con truenos y relámpagos, la celebración se ha mantenido solemne y llena de gracia … una manifestación maravillosa de la presencia misteriosa y amorosa de Dios y de su misericordia.

Print Friendly, PDF & Email