Carta a los religiosos en relación al Sínodo para la Amazonía

0
208

La Congregación del Vaticano para los Institutos de Vida Consagrada emitió una carta en relación con el Sínodo para la Amazonía que comenzó el 6 de octubre de 2019 en Roma. Está dirigido en particular a aquellos hombres y mujeres consagrados en misión en la región de la Amazonía Sudamericana. Pero también nos invita a todos para hacer de este Sínodo nuestra especial preocupación y oración.


CONGREGATIO PRO INSTITUTIS VITAE CONSECRATAE ET SOCIETATIBUS VITAE APOSTOLICAE

A las Religiosas y a los Religiosos en los países de la Región de Pan Amazónica (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Venezuela, Surinam, Guyana Francesa)

Queridas hermanas, queridos hermanos:

Les saludamos con la paz de Cristo.

Ya estamos empezando la celebración de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos – Octubre de 2019 – con el tema “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Es al interno de este contexto sinodal que sentimos el deseo de manifestarles nuestra cercanía y valoración por lo que son y comparten, como Vida Consagrada, en favor de los grupos humanos de esas regiones tan ricas y desde muchos aspectos tan desafiantes. Ustedes son testimonios vivos del Dios Misericordioso, cada Instituto conforme a su propio carisma, insertos en la realidad de la gente, muchas veces en medio de carencias, con frecuencia en el anonimato, sin escatimar los conflictos ni el mismo martirio por la doble fidelidad al pueblo y al Evangelio.

Les animamos a transformar este Sínodo en un kairós (el “hoy” de la salvación divina) para la Vida Consagrada comprometida en la Amazonía y con repercusiones en la Iglesia entera:

– colocando a Jesucristo al centro de su misión y reapropiándose su proyecto liberador del Reino; que su anhelo misionero no sea otro sino llevar a las gentes al encuentro con Jesucristo para que en Él tengan vida (ver Documento Aparecida 1);

– corazonàndose (según el bello término que ustedes han usado durante su encuentro en Tabatìnga – Brasil, 20 a 24 de abril de 2018) con las personas a quienes sirven, en sus luchas por reguardar sus identidades étnicas, culturales, religiosas y espirituales; en particular involucrándose por el cuidado urgente de la “casa común” con su enorme biodiversidad – tesoro invaluable para una vida digna y equitativa para todos los hijos de Dios en la globalidad del planeta;

– Reconstruyendo las relaciones vitales dentro de las personas (mujeres y hombres), las comunidades y la creación en la óptica de la ecología integral; buscando a toda costa el sentido de familia – comunión, solidaridad, perdón, fraternidad – que es el fruto más genuino del Espíritu latente en la sabiduría de los pueblos originarios y que la evangelización persigue como meta fundamental;

– asumiendo la identidad profética típica de la vida consagrada, forjadora de esperanza, a favor de una Iglesia con rostro amazónico, festiva y hospitalaria, a pesar de todos los presagios de muerte y miedos que paralizan; fomentando una espiritualidad y una eclesialidad y una misión que proclamen la fe auténtica en el Dios-con-nosotros.

Su Santidad el Papa Francisco, al convocar este Sínodo Especial, nos está recordando que: “…estamos llamados a ser los instrumentos del Padre Dios para que nuestro planeta sea lo que él soñó al crearlo y responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud”. (Laudato Si ‘, 53)

Les confiamos al cuidado maternal de María, una madre amorosa, con el ruego de acompañar con la oración los trabajos de la Asamblea Sinodal, invocando sobre ella la luz del Espíritu Santo.

Vaticano, 4 de octubre de 2019
Fiesta de San Francisco de Asís

+ João Braz de Aviz
Prefecto

+ Jose Rodriguez Carballo, O.F.M.
Arzobispo Secretario

Print Friendly, PDF & Email