Haití, “mucha gente no cree que existe la enfermedad en el país” padre Renold Antoine CSsR

0
236

(Port au Prince) – Desde Haití, recibimos algunas informaciones respecto a lo que está ocurriendo en Haití al nivel político socio religioso.

Como ya se sabía, hace más de un mes que identificaron los primeros casos positivos al corona virus en el territorio nacional. Después de este mes, según los boletines de información del Ministerio de la Salud Pública y de la Población, contamos por ahora hasta 76 casos confirmados, 8 personas curadas y 6 decesos.

Para muchos, al analizar esta cifra, se puede entender que el virus se propaga hasta ahora lentamente en el país. Sin embargo, según los expertos de la célula científica del país, en particular el Doctor Jacques Boncy: “llegará un momento en que los casos de contaminación aumentarán drásticamente”.

Al igual que el director del laboratorio nacional de epidemiología, estamos preocupados por la reacción de la población porque mucha gente no cree que existe la enfermedad en el país, por eso no cumplen con las normas de protección. “Lamentamos ver que el comportamiento no ha cambiado realmente. Los comerciantes se manifestaron en las calles, la gente juega al fútbol en las calles, las Iglesias están realizando servicios de adoración nuevamente”, dijo el Doctor Patrick Delly.

De todas formas, cabe decir que los pronósticos de los expertos para Haití en cuanto a esta pandemia pueden ocurrir en toda su brutalidad o simplemente esquivarnos, puesto que el país tiene debilidades que parecen condenarlo. Pero también quién lo protege.

Conscientes de todo eso, nosotros como redentoristas seguimos respetando los mismos protocolos emitidos por las autoridades, por eso cerramos nuestras escuelas parroquiales. Aunque el ministerio de la educación realice un programa de formación en líneas y a través de la televisión estatal, este programa no está al alcance de todos por varias razones ( falta de electricidad y internet). En cuanto a las parroquias, celebramos los cultos en ellas con una decena de feligreses y los transmitimos por las redes sociales y en la medida de lo posible compartimos lo poco que tenemos con la gente más humilde.

Mientras esperamos una solución científica a esta pandemia, seguimos sensibilizando a la población  respetar los gestos de barrera como lavarse las manos, no toser o estornudar en la mano y distanciarse socialmente, usar una máscara y reducir los desplazamientos innecesarios, así contrarrestaremos la propagación del virus.

Además del COVID-19, hay otros problemas en la lista de nuestros dolores de cabeza en el país. Las actividades económicas han disminuido en todos los grupos de trabajo de la diáspora haitiana. Desde ya se nota una disminución de las transferencias en el país debido a la taza de desempleo de los haitianos que viven en el extranjero.

Otro problema importante que amenaza al país es la inseguridad alimentaria, ya que los indicadores por razones internas y externas predicen una inseguridad alimentaria a muchos países, incluido Haití. Los expertos agregan que nuestro país es el más amenazado de nuestro hemisferio.
¡Que por la intercesión de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, patrona de Haití, el Señor nos siga protegiendo para que no se cumplen estas predicciones alarmantes en el país!
P. Renold Antoine, Misionero Redentorista
Print Friendly, PDF & Email