75 aniversario de la profesión religiosa del padre Sousa

0
528

(Roma, Italia) El domingo 28 de agosto, el P. José Moreira Pinto de Sousa, C.Ss.R., celebró el 75 aniversario de su profesión religiosa en el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Roma. Presidió la misa solemne, concelebrada con varios cohermanos, miembros de la comunidad redentorista local.

  • Quiero dar gracias a Dios por el don de la vida religiosa a su Iglesia, vida religiosa que profesé hace 75 años, 61 de los cuales viví aquí, en el Esquilino de Roma”, con estas palabras introdujo a los participantes a la celebración. En su homilía dijo que ser cristiano significa vivir a contracorriente. Un buen ejemplo es el Evangelio del domingo, que habla de la humildad. Mientras la lógica del mundo se construye sobre la soberbia, sobre la carrera por los primeros lugares, la lógica propuesta por Cristo se basa en la humildad ante Dios y en el respeto a los demás: este es el estilo de vida del cristiano. Este es el mensaje que padre Sousa dejó a los presentes, animándolos a vivir su vocación bautismal.

Al final de la Misa, el P. Gianni Congiu, C.Ss.R., superior de la comunidad de San Alfonso, subrayó que este gran jubileo es una oportunidad para agradecer todo el bien que ha hecho el P. José durante su vida religiosa Al mismo tiempo, es también una invitación a rezar por las nuevas vocaciones.

José Moreira Pinto de Sousa, C.Ss.R., miembro de la Provincia de Lisboa, nació en 1930, profesó el 24.08.1947 y fue ordenado sacerdote el 02.02.1953. Llegó a Roma en 1961 y comenzó a trabajar como secretario del P. William Gaudreau, Superior General. Durante su estancia en Roma, el P. Sousa desempeñó varios cargos y funciones: consultor y ecónomo de la comunidad de San Alfonso, director del “Collegio Maggiore” (parte de la comunidad formada por redentoristas que estudiaron en la Academia Alfonsiana y en otras universidades romanas), y Procurador General de la Congregación del Santísimo Redentor. Durante muchos años trabajó en la sección portuguesa de Radio Vaticano. Estaba comprometido en el ministerio pastoral en el Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Roma. Es mejor recordado como celebrante y predicador de la misa del sábado por la noche durante más de una década. Después de la jubilación, permaneció en Roma.

Print Friendly, PDF & Email