Perú, grandes brechas que nos separan

0
331

                Las noticias que circulan a nivel mundial sobre la realidad social, política y económica  del Perú, dan cuenta del complicado panorama que vive nuestro país.

                El Perú, se encuentra en una difícil encrucijada, agudizada por los acontecimientos de la última semana de diciembre (2022) y las manifestaciones que estamos viviendo en estos días de enero 2023, según las encuestas ya van más de 50 muertes y centenares de heridos.

                Como en toda crisis, se vive la polarización de grupos y posturas políticas. Es penoso constatar que un importante sector de la población (alentados por los medios de comunicación) justifican la represión violenta de las manifestaciones y consideran “terroristas” a todos aquellos que protestan por la situación.

                Lamentablemente en las justas protestas de los pobladores, aparecen también los violentistas de siempre, que solo buscan aprovechar la situación para llevar agua para su molino. Hoy Perú se encuentro sobre todo el sur del país, paralizado, toma de carreteras, peleas campantes (fuerzas del orden y manifestaciones), destrucción de propiedades públicas, incendios…etc. Se va agudizando la falta de combustible, medicinas, oxigeno medicinal, suben los precios de los alimentos, el cambio del dólar está muy inestable…etc.

Hay grandes brechas que nos separan, pobres, ricos; racismos…amén de todo. Tenemos sectores de población del Perú que por décadas han sido olvidados, invisibles para los gobiernos de turnos y hoy manifiestan estos sentimientos (rabia, olvido, engaño), disfrazados en pedidos como: renuncia de la actual presidenta, del congreso, nuevas elecciones presidenciales, cambio de constitución, liberación del anterior presidente (Castillo)…etc.

                Toda esta indignación se desbordó, cuando luego del suicidio político del presidente Pedro Catillo, al dar un golpe de estado, que duró más de 88 minutos y fue vacado en aplicación del art. 117 de la Constitución; lo que fue ruidosamente festejado por los congresistas.

                Los Obispos y los Religiosos se han manifestado ante la situación que vive el país, haciendo constantes llamados a buscar la solución en el dialogo y la paz; invitando a todos a comprometernos con la sanación de nuestra sociedad, creando las bases para un mundo más justo y pacífico.

Es hora de mantener el corazón abierto a la esperanza y confiando en Dios que se hace presente en medio de nosotros

P. Grimaldo Garay Zapata

Misionero Redentorista, Perú.