Profesión perpetua y ordenación de diáconos de 4 cohermanos celebrada en Bolivia

0
310

“El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir” Mt 20,28

El día 18 de marzo, un día tan especial de gozo y alegría para nuestra Congregación del Santísimo Redentor, en particular para nuestras Provincias de Bolivia, Viceprovincia de Perú Sur, Viceprovincia de Perú Norte y Viceprovincia de Fortaleza (Brasil) por la profesión perpetua y la ordenación diaconal de nuestros hermanos: Alex Rojas Solano, C.Ss.R.; Hno. Martín Javier Pulache Villegas, C.Ss.R.; Hno. Christian Rodríguez Méndez, C.Ss.R. e Ítallo Cardoso de Olivera, C.Ss.R.; realizada en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de la ciudad de Tarija (Bolivia).

La profesión perpetua, fue presidida por el P. Prov. Boris Calzadilla Arteaga (Prov. de Bolivia), también concelebraban: Cesar Torres Pantoja (Viceprovincial de Perú Sur), Juan Carlos Ortiz Córdova (Viceprovincial de Perú Norte) y P. Julio Ferreira de Souza (Viceprovincial de Fortaleza) y también acompañaban varios sacerdotes.

La profesión perpetua se puede sintetizar en la fórmula de la profesión que hacen los candidatos delante del Provincial o Viceprovincial, manifestando su consentimiento y voluntad ante Dios: “Vivir libremente la vida, sellada en los consejos evangélicos, emitiendo para toda vida los votos de castidad, pobreza y obediencia, y asimismo el voto y juramente de perseverancia, según la índole y las normas de la Congragación del Santísimo Redentor”. Nuestra oración es nuestro mejor regalo hacia nuestros hermanos, para que la gracia de Dios, los acompañe y así pueden lograr vivir su consagración plenamente.

Así mismo, el día domingo 19 de marzo, se celebró la ordenación diaconal, fue presidida por Mons. Jorge Ángel Saldías Pedraza, Obispo de la Diócesis de Tarija. En esta solemne celebración, Mons. Jorge Saldías se dirigió en su homilía a los 4 cohermanos con estas palabras: “Serán servidores de Cristo, a ejemplo de Él “que no vino a ser servido, sino a servir” Mt 20,28, con generosidad, con disponibilidad, de escucha, de diálogo. ¿Para qué? Como hemos escuchado en el evangelio para ayudar a otros a encontrar la luz de la Vida que es Jesucristo. Que, a través de su vida, su testimonio, su predicación ayuden a las familias a encontrar esa Luz, y así dar frutos de bondad”.

De tantos signos tan importantes en la celebración, como: la presentación de parte del Padre Provincial hacia al Obispo, la manifestación de su voluntad de los candidatos ante el Obispo, la promesa de obediencia al Obispo Diocesano, la oración de intersección (letanías), la predicación profética del Evangelio, se puede destacar la oración después de la imposición de las manos: Envía sobre ellos el Espíritu Santo para que fortalecidos con tu gracia de los siete dones se desempeñen con fidelidad su ministerio. Su ministerio se manifiesta en el servicio a Dios en el altar y el servicio al pueblo en la oración y la caridad.

Damos gracias a Dios por la profesión perpetua y el ministerio diaconal de estos cohermanos nuestros, a quienes encomendamos en sus oraciones para que vivan en fidelidad la vocación recibida.

Hno. RONALD AGAPITO BOLIVAR APARICIO CSsR

Print Friendly, PDF & Email