El Superior General Redentorista se reúne con los estudiantes de profesos temporales de la Conferencia Asia-Oceanía

0
671

El Padre Rogério Gomes, C.Ss.R., Superior General de los Redentoristas, se reunió con los estudiantes profesos temporales de la Conferencia de Asia y Oceanía vía Zoom el 2 de septiembre de 2023. Al encuentro asistieron seminaristas de toda la región, incluyendo Australia, Nueva Zelanda, Vietnam, India, Indonesia, Sri Lanka, Singapur, Filipinas y la misión continental.

La reunión comenzó con la presentación del P. Paul Vinh, C.Ss.R., Consultor General, quien ilustró el propósito y el orden del día de la reunión. Después de los saludos del Padre Superior General Gomes y del Consejo General, los seminaristas del Teologado de San Alfonso en Vietnam dirigieron la oración de apertura. Posteriormente, todos los seminaristas de la región se presentaron. Finalmente, todos vieron un vídeo de presentación de todos los consultores generales sobre el estado general de los Redentoristas en los diferentes continentes del mundo.

Después del vídeo, el padre Gomes dirigió un mensaje a todos los seminaristas. Comenzó diciendo que “la alegría y la felicidad” son las primeras formas en que los Redentoristas pueden manifestar y dar testimonio de Cristo. En segundo lugar, enfatizó la singularidad de cada Redentorista en la congregación. Dijo que cada Redentorista es un individuo único creado por Dios, no sólo un número. Por tanto, cada uno necesita conocer y comprender su propia singularidad, así como la llamada que ha recibido a entregarse a Dios (cf. Gn 12,1). El P. Gomes animó a los seminaristas a educarse a través del estudio. El estudio es la forma en que cada Redentorista puede decodificar los misterios de la fe y ver la belleza de Dios. El estudio fortalece la fe y profundiza la experiencia personal con Dios.

Sobre la vida comunitaria, el padre Gomes recordó a los seminaristas que el tema de la congregación este año es “la vida comunitaria”. Dijo que la comunidad debería ser un lugar donde los hermanos quieran vivir, no un lugar al que no quieran regresar. Por ello, llamó a cada hermano a cuidar la comunidad en la que vive y a mirar a las generaciones de Redentoristas que han pasado por la congregación para continuar esas hermosas tradiciones.

A continuación, invitó a todos a colaborar activamente con el Espíritu Santo y a dejar que el Espíritu obre en sus vidas. Destacó que, para poder llevar a cabo su misión en el futuro, todo Redentorista necesita prepararse bien desde el momento en que es seminarista. Esto marcará la diferencia en cómo cada persona lleva a cabo su misión. Finalmente, el Superior General Gomes envió un mensaje a los seminaristas para que sean valientes y sigan adelante porque la congregación siempre deposita en ellos su confianza.

Después del mensaje del P. Gomes, algunos seminaristas redentoristas de Asia y Oceanía le hicieron preguntas sobre el programa de formación y sus preocupaciones por la futura misión de la Congregación. El P. Gomes respondió preguntas y reconoció la contribución de los seminaristas a la formación y misión de la congregación.

El encuentro concluyó con una oración del P. Paul Vinh y la bendición del P. Gomes. A pesar de la barrera del idioma, la atmósfera cercana, sencilla e íntima del espíritu de familia redentorista ha dejado una impresión duradera en los seminaristas redentoristas de toda la región de Asia y Oceanía, especialmente la idea de estudiar para servir a la misión común de la congregación en el futuro.

El encuentro fue una oportunidad preciosa para que los seminaristas escucharan al Superior General y aprendieran más sobre el carisma y la misión redentorista. También fue una oportunidad para que los seminaristas compartieran sus experiencias e inquietudes y se conocieran mejor.

Los seminaristas agradecen al Superior General y al Consejo General su tiempo y atención. Están inspirados por el mensaje de alegría, esperanza y coraje del Superior General y están comprometidos a vivir el carisma redentorista en la Conferencia de Asia-Oceanía.

El equipo de prensa del Teologado de San Alfonso en Vietnam.
Traducido por Duc Trung Vu, CSsR