Primera visita de Mons. Amarante a Pagani como arzobispo

0
913

El sábado 18 de noviembre de 2023, en la basílica de Sant’Alfonso de Liguori, en una concelebración que contó con la presencia de monseñor Giuseppe Giudice, obispo de la diócesis de Nocera-Sarno y del obispo redentorista de Teggiano-Policastro, monseñor Antonio De Luca, la comunidad de Pagani celebró la elección del Papa Francisco de nombrar al padre Amarante, ex preside de la Pontificia Academia Alfonsiana, como arzobispo y Rector Magnífico de la Universidad Lateranense.

“La potestad de los obispos en la Iglesia es la de servicio y, sobre todo, la custodia del rebaño de Dios que Él mismo les confía”. Con estas palabras el Superior de la comunidad redentorista de Pagani, el padre Gennaro Sorrentino, recibió al Arzobispo Amarante en la Basílica el sábado 18 de noviembre.

Al entregarle un báculo como regalo en nombre de la parroquia al inicio de la concelebración eucarística, el padre Sorrentino, citando a San Ambrosio, le dijo: “el báculo debe ser: en alto, curvo para recoger a los perdidos; en el medio, derecho para guiar a los débiles; y abajo, con la punta para espolear a los perezosos”.

Cientos de fieles llenaron la Basílica de San Alfonso para saludar al P. Alfonso Vincenzo Amarante, Redentorista, nombrado Rector Magnífico de la Universidad Lateranense y elevado a la dignidad de arzobispo por el Papa Francisco, precisamente en la solemnidad litúrgica de San Alfonso el 1 de agosto de 2023.

El padre Alfonso nació en Pagani, dio sus pasos de fe en esta comunidad parroquial a la sombra de San Alfonso de Ligorio. Aquí, en un camino de discernimiento, apoyado por muchos, tomó la decisión de consagrarse al Señor a través de los consejos evangélicos y finalmente, ordenado sacerdote, comenzó a dar sus pasos como misionero y académico.

La alegría de que el Santo Padre Papa Francisco haya pensado en un Redentorista para un servicio tan importante no nos ha abandonado en ningún momento. Un reconocimiento no sólo al trabajo realizado en los últimos años por el padre Amarante como preside de la Pontificia Academia Alfonsiana, sino también porque un hijo de San Alfonso fue elegido para dirigir la Universidad del Papa.

La celebración del sábado 18 de noviembre estuvo rodeada no solo de un ambiente de fiesta y alegría, sino también de mucha emoción, al tener como concelebrantes al obispo de nuestra diócesis, Mons. Giuseppe Giudice, y al obispo redentorista de Teggiano-Policastro, Mons. Antonio De Luca.

En la Basílica estaban presentes no solo los sacerdotes redentoristas de las comunidades cercanas y los sacerdotes de la diócesis de Nocera-Sarno, sino también el padre, la madre y la familia de Mons. Amarante, junto con numerosas autoridades civiles y militares y un coro innumerable de amigos.

El padre provincial de los Redentoristas, padre Fiore Serafino, al final de la misa saludando a monseñor Amarante, recogió una cita de San Alfonso de las reflexiones útiles a los obispos: “Todo obispo, al recibir la mitra, asume una gran carga en su conciencia, por lo que si quiere salvarse es necesario que resulte con una cuenta positiva en su gobierno como abrazar una vida no de comodidad ni de descanso sino de cruces de penurias y trabajos”.

Estamos seguros de que Monseñor Amarante, llamado a la misión de gobernar y pastorear el rebaño de Dios, podrá sacar del amor total e incondicional de Cristo Señor la fuerza que brota de la muerte redentora del Hijo de Dios.

p. Gennaro Sorrentino CSsR

Print Friendly, PDF & Email