Familias redentoristas participan en la peregrinación y encuentros en Aparecida

0
636

La peregrinación y el encuentro ofrecen momentos de gran alegría, convivencia, educación y espiritualidad.

La familia es la cuna de toda vocación y el lugar donde se aprenden los primeros valores. Para celebrar el sentimiento especial de tener una familia, la Provincia de Nuestra Señora Aparecida organizó la 41ª edición de la Peregrinación y Encuentro de los miembros de la Familia Redentorista, del 2 al 4 de diciembre.

Cada año, la peregrinación que visita el Santuario Nacional de Aparecida y el encuentro que reúne a las familias de los misioneros redentoristas en el Seminario Santo Afonso ofrecen un momento de gran alegría, convivencia, formación y espiritualidad. El acto estuvo organizado por el padre José Luis Queimado, que animó el acto, y por el hermano Marco Lucas, que organizó las actividades y acogió a las familias.

En 2023, alrededor de 200 personas participaron en el encuentro y peregrinación. El tradicional evento reserva momentos especiales. Entre ellos, el Rosario Vocacional celebrado este viernes (01), que recordó la vocación del Padre Vítor Coelho. El sábado (02), el encuentro se caracterizó por una formación dirigida por el padre Pedro Cunha, que reflexionó sobre los valores y realidades presentes en las familias.

La tarde continuó con una representación teatral y con los testimonios de las familias sobre sus familiares Redentoristas. Al final del día, todos se reunieron a las 6 de la tarde para la Misa en el Altar Central del Santuario Nacional.

La Oblata Redentorista María Helena Malta afirmó que la presentación de la obra teatral titulada “Éxodo” formó parte de todo el segundo semestre de este año formativo para los seminaristas, a través del trabajo de la profesora de Expresión, Comunicación y Vida.

“Todos hemos hecho una especie de ‘salida’ en esta vida y, inspirados en las escenas de la historia de los pueblos que sufrieron la esclavitud en Babilonia y durante la colonización de Brasil, así como en los hitos de los problemas cotidianos, la sequía, hambre, adicciones esclavizantes, depresión, etc., intentamos retratar el sufrimiento de las personas, con el objetivo de promover la importancia de la vida social, la empatía y el ejercicio de los valores cristianos”, afirma el seminarista Euler de Imaculada.

A12.com

Print Friendly, PDF & Email