5 de enero: Memoria de San Juan Neumann, obispo redentorista

0
2415

El 5 de enero es otro gran día para que toda la familia redentorista conmemore la fiesta de San Juan Neumann, obispo redentorista (1811-1860). Para todos aquellos que conocen la Congregación Redentorista por su labor misionera y de retiros, su servicio pastoral y su apostolado en los medios de comunicación, el P. Sylwester Cabała CSsR, presenta un interesante perfil de uno de los cuatro santos redentoristas junto a las famosas figuras de San Alfonso de Ligorio, San Clemente Hofbauer y San Gerardo Majella. Gerard Majella. Presenta un estilo contemporáneo de santidad puesto en práctica en condiciones difíciles.

Heredero de la cultura espiritual de la Europa central del siglo XIX, san Juan Neumann arriesgó la suerte de los emigrantes y se apasionó por su impulso, auténticamente americano, de trabajar por el Reino de Dios en el otro hemisferio. La riqueza de su personalidad fascina a personas de distintas edades y profesiones. La colorida película de su corta vida de 49 años tuvo lugar hace más de 150 años, y sin embargo encontramos en ella un reflejo de las actitudes y deseos que caracterizan a las personas contemporáneas que piensan noblemente en su propia santidad realizada en la vida cotidiana sin milagros, y en el compromiso ecuménico por la unidad de la Cristiandad y la cooperación pacífica entre las naciones de todos los continentes.

San Juan Neumann es un puente vivo entre Europa y América, un predicador errante con una mochila al hombro, un hombre que enferma a menudo, un misionero con un sexto sentido para llegar a los emigrantes pobres, un obispo católico que muere en brazos de protestantes. Todo esto le hace tan humano y simpático. Los jóvenes pueden admirar su gran pasión por las ciencias naturales y lingüísticas, ya que hablaba ocho idiomas. Para los monjes, es un modelo de devoción a la voluntad de Dios a través de la obediencia y la humildad, así como de aplicación valiente del carisma. Para los sacerdotes, explica el secreto de combinar los estudios teológicos, especialmente las Sagradas Escrituras, con el celo en el ejercicio del apostolado en condiciones difíciles. Finalmente, para los obispos, aporta una maravillosa inspiración de esperanza: incluso un hombre discreto como nuestro santo puede lograr grandes cosas convirtiéndose en un dócil instrumento del Espíritu Santo.

San Juan Neumann es honrado también hoy como patrono especial de los enfermos de cáncer. Muchas personas que han pedido su intercesión ya han experimentado ayuda espiritual e incluso la curación de la enfermedad. He aquí el texto de una oración a San Juan Neumann que puede ayudar en tales situaciones.

Oración a San Juan Neumann, intercesor por los enfermos de cáncer

San Juan Neumann, tu ardiente deseo de llevar a todos a Cristo te impulsó a dejar tu casa y tu patria; enséñame a vivir dignamente en el espíritu del Santo Bautismo, que me hace hijo del Padre celestial y hermano (hermana) de Jesucristo.

Concédeme la gracia de dedicarme, siguiendo tu ejemplo, al servicio de los necesitados, los débiles, los que sufren y los abandonados. Ayúdame a caminar con firmeza por los senderos difíciles y a veces dolorosos de la vida, sacando fuerzas del Cuerpo y de la Sangre de nuestro Redentor, bajo la protección vigilante de la Santísima Virgen María.

Intercede por mí ante Jesús en la causa que particularmente te encomiendo…

Que la luz de una fe viva nos guíe, para que estemos siempre dispuestos a encontrarnos con nuestro Padre del cielo. Amén.

(fuente: redemptor.pl)

Print Friendly, PDF & Email