El fruto de 140 años de misión en el Perú: una familia redentorista solidaria y profética

0
281

El 24 de enero de 2024, en el Santuario Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en el Rímac (Lima, Perú), se ha celebrado la Misa de Acción de Gracias por los 140 años de la presencia de los Misioneros Redentoristas en el Perú.
Ha presidido la celebración Mons. José Ignacio Alemany Grau C.Ss.R., obispo emérito de la diócesis de Chachapoyas (Perú), ha concelebrado el padre Boris Calzadilla Arteaga CSsR, primer superior provincial de la Provincia Bolivia-Perú, junto a un grupo grande de sacerdotes, redentoristas y de otras órdenes religiosas y diocesanos. Presentes también muchos religiosos y religiosas en medio del pueblo de Dios que ha asistido numeroso.

En la homilía, Mons. Alemany Grau, que tiene 89 años y 71 de redentorista, ha ofrecido una bella reflexión sobre lo que significa la misión del redentorista. Recordó la vida misionera del fundador San Alfonso María de Ligorio, famoso por la profundidad y sencillez de su predicación y de sus escritos. Luego con una ejemplo de la vida real, explicó a todos los presentes como se ha desarrollado en el Perú la misión encargada por el Papa Pío IX a los redentoristas entregándoles el icono del Perpetuo Socorro, diciéndoles “háganla conocer al mundo entero”.

“Desde que llegué al Perú, en el año 1963, hasta que me nombraron obispo en 1995, estuve fundamentalmente dedicado a las misiones. Siempre busque nuevos caminos para evangelizar mejor, ha dicho Mons. Alemany, Hemos visitado caseríos lejanos y perdidos, pueblos abandonados, pero con gente sedienta de conocer a la Madre de Dios”.

Al final de la celebración, el padre Boris Calzadilla ha tomado la palabra para agradecer al obispo misionero redentorista y a todos los redentoristas que han pasado por la historia de los hijos de San Alfonso en tierras peruanas, pero sobre todo, agradecer a toda la comunidad peruana que ha hecho posible la presencia de una Familia Redentorista en el Perú, compuesta por sacerdotes, laicos, familias, jóvenes, niños y enfermos, catequistas y colaboradores que han vivido y viven de manera comprometida el carisma alfonsiano.

Padre Boris ha comentado: “Agradecemos a Dios por esta casa redentorista que ha sido testigo de la fe de tantos jóvenes que han formado una comunidad de oración, servicio y comunión. Son 140 años de misión redentorista en el Perú que ha visto alegría y dolor, crecimiento y crisis, pero siempre se ha mantenido fiel a su vocación de anunciar el evangelio y de comprometerse con la justicia y la paz. Así como hemos llegado a tierras de misión en el pasado, hoy miramos al futuro con ese entusiasmo de todos los que nos han acompañado para transformarnos en esa familia viva y activa. Y nos comprometemos a los pies de nuestra madre a seguir siendo esa familia misionera solidaria de servicio y profética.”

¡Feliz Aniversario Redentoristas en el Perú!

Scala News

Print Friendly, PDF & Email