Italia: En Vico nel Lazio (FR), la escuela primaria lleva el nombre del redentorista P. Francesco Pitocchi

0
660

El viernes 10 de mayo tuvo lugar en las instalaciones de la escuela primaria pública de Vico en la región Lazio la ceremonia en el complejo escolar para dar el nombre del religioso redentorista, “el ciudadano más ilustre de Vico”.

Una ceremonia sencilla pero sentida, y con una gran asistencia, no sólo de alumnos y profesores, sino también de padres y otros ciudadanos que quisieron rendir homenaje al P. Francisco, figura destacada en la historia del pequeño municipio de Ciociaria y en la historia más amplia de la Congregación del Santísimo Redentor y del clero romano.

La iniciativa, llevada a cabo con tenacidad por el ex director educativo Primo Pica, impulsor de todas las iniciativas relativas a la figura y obra del P. Pitocchi, involucró a instituciones locales: el alcalde Claudio Guerriero, quien junto a la rectora Antonella Sorge develaron la placa con su nombre. El vicealcalde Massimo Ciullo que asistió a la ceremonia. El párroco de la Colegiata Don Luigi Battisti, también promotor de la santidad de los ilustres religiosos de Vico y organizador, con sus agentes pastorales, de numerosas iniciativas para valorizar una figura central en la historia de la comunidad, todavía hoy un polo de atracción para numerosos devotos.

El proyecto, compartido por la administración municipal y las autoridades escolares, tuvo sus antecedentes en algunos momentos formativos en los que se presentó a los estudiantes la vida y obra del P. Francisco. Una visita guiada a la casa natal y a la colegiata de San Michele, hace un mes, permitió a los niños detenerse en la capilla de la Santísima Trinidad, donde se veneran los restos mortales del humilde redentorista y donde se conservan algunos de sus recuerdos.

Luego del saludo, llevado por los estudiantes a las autoridades presentes, el párroco bendijo la placa inaugural, seguido del canto del himno nacional y los discursos del alcalde, el rector y el señor Pica, quien en su detallado informe reiteró con convicción La importancia de la cultura para la educación de las nuevas generaciones, refiriéndose a la experiencia escolar del P. Francesco, maestro de primaria en Vico (1877-1885), superintendente de la educación pública, como se recuerda ampliamente en sus biografías, y posteriormente profesor de materias literarias en Roma, en la casa de estudiantes redentorista de Via Merulana. Pica, un profundo conocedor de la obra del P. Pitocchi, subrayó la originalidad de su pedagogía, marcada por la bondad, la gradualidad y criterios pedagógicos modernos, inspirados en los del fundador de los Salesianos, San Juan Bosco, en aquellos años modelo para el clero y profundo innovador en el mundo italiano y europeo. campo pedagógico.

El P. Francesco tenía una propensión innata a la enseñanza, como se puede comprobar en los numerosos testimonios de su larga actividad como predicador, catequista popular, confesor y director espiritual de seminaristas y clérigos en la Roma de principios del siglo XX. Joven sacerdote, obtuvo la licencia de maestro de primaria el 1 de agosto de 1875 en Velletri, realizando el examen ante la Comisión Estatal, para iniciar su actividad como maestro en Collepardo (FR), con las tres primeras promociones masculinas.

En Vico y Collepardo, recuerdos y pequeños hechos de la vida cotidiana se han transmitido de padres a hijos cuyo protagonista es el canónigo Pitocchi, un maestro de escuela primaria querido por sus alumnos y comprometido en primera línea en la labor de alfabetización de la población local. Como también en la iniciativa emprendedora de la escuela nocturna, para agricultores y pastores, en un programa de redención social, llevado a cabo con tenacidad en los años de su servicio pastoral, caracterizado también por otras iniciativas caritativas para el bienestar de sus conciudadanos, en momentos de emergencia como epidemias de cólera y viruela.

Como ha afirmado varias veces el ponente, está claro que la memoria del P. Francisco está viva, no sólo en Vico, sino también en otros lugares que son testigos de su obra y de su santidad de vida, reconocida unánimemente por papas, cardenales, obispos y numerosos sacerdotes e hijos espirituales.

El invitado de honor a la ceremonia fue uno de los bisnietos del Redentorista Vicenés, Igino Pitocchi, con su esposa, quien al final de la ceremonia se reunió con los asistentes para un suntuoso momento de convivencia.

La noticia del acontecimiento también tuvo resonancia en la prensa local, como se recoge en un artículo del diario italiano Messaggero del 11 de mayo, en la sección dedicada a la Provincia de Frosinone.

Incluso este momento cultural, que tuvo su centro en la figura del P. Pitocchi, fue una oportunidad para que la comunidad de Vico consolidara sus raíces y fortaleciera su identidad, en torno a una figura que une a los viejos con las nuevas generaciones y reafirma el valor de la cultura en la educación de los jóvenes, protagonistas del mañana, recordando el papel del catolicismo en la obra de redención social de la sociedad italiana después de la Unificación.

P. Vincenzo La Mendola C.Ss.R.