Asesinados, pero transfigurados en el Señor

0
288

– Hoy, 6 de agosto, se celebra la fiesta de la Transfiguración, que la Iglesia oriental llama la “Pascua del verano”: en ella vemos la gloria de Dios manifestada en su Hijo crucificado y resucitado, esa misma gloria que brillará en su Resurrección.
– Es el Padre quien presenta a su propio Hijo: “Este es mi Hijo, el Amado: en él he puesto mi complacencia. Escúchenlo a él” – Los apóstoles escucharon la voz de Dios llamando a escuchar al Hijo. Hoy depende de nosotros.
– Incluso en los mártires de todos los tiempos se manifiesta la gloria de Dios, que transfigurará sus cuerpos mortales. En Varsovia, Polonia, el 6 de agosto de 1944, los nazis mataron a unos 30 redentoristas por haber dado refugio a los polacos de la resistencia en su convento. Su gloria está grabada en el mármol, pero sobre todo en la agradecida memoria de quienes sobrevivieron y la transmitieron a la posteridad.

– “Este es mi Hijo, el Amado: en él he puesto mi complacencia. Escúchenlo a él”. Hordas de santos y bienaventurados han escuchado este mandato del Padre; especialmente los mártires, en cuyo rostro brilla hoy la gloria del crucifijo resucitado.
– La orden de escucharlo también se aplica a nosotros hoy. Hoy también podemos ayudar a Cristo a salvar el mundo, a luchar y ganar contra el mal, confiando en que a través de la Cruz también llegaremos a Gloria.

Varsovia, 6 de agosto de 1944: 30 redentoristas asesinados por los nazis.
– El 6 de agosto de 1944, treinta redentoristas fueron asesinados por las tropas nazis en el contexto del exterminio de la población civil de la capital, después del estallido del levantamiento de Varsovia. Mataron a todos los monjes que residían en el monasterio en Via Karolkowa: 15 padres, 9 hermanos, 5 seminaristas, 1 novicio.
– En los primeros días de la revuelta en el monasterio de la calle Karolkowa, se formó un punto insurgente. Los Padres se mudaron al sótano, proporcionando asistencia y refugio a los residentes locales. El 5 de agosto, las unidades rebeldes se vieron obligadas a retirarse en dirección al centro histórico.

– En la mañana del 6 de agosto, los alemanes rodearon el monasterio y todos los ocupantes fueron trasladados escoltados a la iglesia de S. Adalberto en Via Wolska, que se transformó en un campo de tránsito.
– Allí los Redentoristas fueron separados del grupo y llevados a la cercana fábrica de Kirchmayer y Marczewski. Allí fueron asesinados con disparos en la nuca.
– Posteriormente, los alemanes pasaron a la ejecución de los civiles. Según los historiadores, los nazis mataron a unas 50.000 personas en la primera semana de agosto. Los residentes de Wola fueron espectadores de la orden de exterminar a toda la población de Varsovia en una revuelta.

– El trágico evento, que tuvo lugar hace 75 años, fue conmemorado hace unos años con la estela que se encuentra en el lugar de ejecución, frente a la iglesia de S. Adalberto. El monumento tiene una altura de 2,5 metros y representa el hábito religioso redentorista (granito negro) incrustado en una cruz blanca.
La inscripción del monumento: “En memoria de 30 Padres Redentoristas y unos 2.000 habitantes de Wola asesinados por los alemanes en la fábrica Kirchmayer y Marczewski el 6 de agosto de 1944. Se mantuvieron fieles a Dios, a la Iglesia y a la Patria”. Siguen los nombres de los sacerdotes asesinados. El monumento fue diseñado por Marek Moderau.

– El iniciador de la idea de erigir un monumento recae en los habitantes de la parroquia de San Clemente, testigos de esos trágicos eventos. Recuerdan la ayuda que los Redentoristas pudieron brindar a la población local.
– Después de las confesiones y la celebración de la Misa, los Padres distribuyeron comidas modestas, ofrecieron refugio a los feligreses asustados y a los residentes de Wola en las habitaciones del sótano del monasterio y debajo de la iglesia.
– Se pensó que cuando los alemanes irrumpieron en el convento para matar refugiados podían huir al centro de la ciudad, pero prefirieron quedarse hasta el final.
(del sitio web de los Redentoristas Polacos).

06/08/2020 – Salvatore Brugnano, www.tropeaedintorni.it

Print Friendly, PDF & Email