El Papa en Irak, Mons. Warda CSsR lo recibe en Erbil

0
532

Faltando un día para el viaje del Papa Francisco a Irak, el arzobispo católico caldeo monseñor Bashar Warda CSsR, que recibirá al Papa en Erbil el 7 de marzo, tiene la certeza de que crecerá el respeto del pueblo iraquí hacia la comunidad cristiana, diezmada por la años de guerras, terrorismo y persecuciones.

El lema de la visita es “Todos ustedes son hermanos”.
“El respeto del pueblo iraquí por esta comunidad aumentará. La gente en Irak sabe poco sobre nosotros. Esperamos que se den cuenta de que no somos huéspedes sino los habitantes originarios del país ”, dijo Mons. Warda.

Si en 2003 la comunidad cristiana contaba con 1,5 millones de fieles en Irak, hoy son menos de 500 mil.

El Papa Francisco partirá el 5 de marzo hacia Bagdad, donde llegará por la tarde, recibido por el primer ministro Mustafa al Khadimi. La ceremonia oficial de bienvenida se realizará en el Palacio Presidencial, con visita de cortesía al presidente de la República Barham Salih y reunión con las autoridades y miembos de la sociedad civil. Seguirá el encuentro con los obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y catequistas en la Catedral sirio-católica de “Nuestra Señora de la Salvación”.
Al día siguiente, el Papa volará a Nayaf, una ciudad santa chiíta, donde se encontrará con el gran ayatolá Ali Al Sistani. “Irak tiene una mayoría chiíta”, recordó el arzobispo caldeo.

El domingo 7 de marzo, Francisco volará a Erbil, donde será recibido por las autoridades religiosas y civiles de la región autónoma del Kurdistán iraquí. Luego irá a Mosul, para la oración del sufragio por las víctimas de la guerra en Hosh al-Bieaa (plaza de la Iglesia), luego en Qaraqosh, para una visita a la comunidad cristiana local y el rezo del Ángelus. Por la tarde regresará a Erbil para celebrar la misa en el Estadio.

Monseñor Warda no oculta las dificultades de la visita, tanto desde el punto de vista de la seguridad como de la pandemia Covid-19.
Pero las autoridades de la región kurda “están tratando la seguridad del Papa con mucha seriedad, mediante el uso de 10.000 efectivos de seguridad”, aseguró. Y para la gran misa en el estadio de Erbil “sólo hemos previsto 10.000 entradas, aunque tiene capacidad para 30.000 personas”.
“Algunos religiosos fundamentalistas están adoptando una actitud hostil en las redes sociales hacia el viaje del Papa”, admitió Warda, pero los jóvenes iraquíes tienen una idea diferente de Francisco, porque “han notado con qué frecuencia y con qué compasión el Papa habla de la situación en Siria e Irak”.
El Papa saldrá de Bagdad la mañana del 8 de marzo.
(agencias de noticias / Scala News)

Print Friendly, PDF & Email