Una nueva casa redentorista en Surinam

0
1328

Padre Fagner Dalbem, C.Ss.R. y P. Ricardo de Carvalho, C.Ss.R., el 12 de julio de 2021, se trasladaron a una nueva casa parroquial anexa a la Iglesia de San Alfonso, cerca del centro de la ciudad de Paramaribo, capital de Surinam. Esta casa fue una vez el monasterio de los Misioneros Redentoristas, y cuando nuestros hermanos holandeses se fueron, se transformó en una casa parroquial. Providencialmente, ahora vuelve a ser una casa religiosa redentorista.

La casa es bonita y está bien amueblada. Hay una oficina y una sala en la planta baja donde se desarrollan algunos trabajos parroquiales. En la planta alta vive la comunidad redentorista, que cuenta con tres habitaciones, un baño, un lavadero, una cocina y una amplia sala, donde también hay una mesa para las comidas. Sin embargo, dado que los cohermanos son pocos, las comidas se sirven en una mesa en la terraza que rodea toda la casa. Y … la vista es bastante hermosa.

El padre Patricio, que vive más al norte de la ciudad, pronto vivirá en la casa. Los cohermanos de la Misión en Surinam están muy contentos con este cambio porque la casa y su ubicación ofrecen más calidad de vida y más contacto con la gente.

INSTALACIÓN COMO PARROQUIAS

El 1 de agosto, fiesta de San Alfonso, el p. Ricardo se hizo cargo de la pastoral de la Parroquia de Sant’Alfonso. Monseñor Karel Choennie presidió la Eucaristía. En esta parroquia, además de la iglesia principal de San Alfonso, hay otras dos capillas, una dedicada a San Pablo y la otra a Zaqueo.

Domingo 8 de agosto, el p. Fagner se instaló como párroco de la Parroquia de San Clemente Maria Hofbauer, formada por la iglesia de San Clemente y la capilla dedicada a nuestro hermano San Gerardo Magela. Esta capilla se ubica dentro de un hogar de ancianos donde los ancianos son residentes y los feligreses vecinos participan de las celebraciones.

El padre Fagner ejerce el ministerio de párroco por primera vez y todavía está aprendiendo, además del idioma, la cultura y costumbres locales, muy diferentes a las de Brasil, incluidos los ritos.

El Padre Patricio continúa como párroco de la parroquia de Nuestra Señora de Nazaret, que sirve a la comunidad de brasileños.

Con esto, la Misión Redentorista en Surinam tiene la tarea de revitalizar tres parroquias. Pero sigue siendo parte del proyecto trabajar con inmigrantes de habla hispana celebrando una misa semanal en español en una de nuestras parroquias. También hay un deseo de hacer trabajo misionero dentro del país, donde los brasileños trabajan en las minas.

¡Que Dios bendiga a nuestros cohermanos que evangelizan en la Misión de Surinam!

(www.provinciadorio.org.br)