España: Profesión religiosa redentorista de Daniel Torrubia

0
83

(Madrid, España) – Nuestra comunidad del Perpetuo Socorro de Zaragoza se engalanó para recibir un gran regalo: Daniel Torrubia, tras culminar el noviciado en Ciorani (Italia), iba a profesar sus votos religiosos como misionero redentorista siguiendo los pasos marcados por San Alfonso. La celebración tuvo lugar este sábado.

Como preparación, la noche del viernes se celebró en la iglesia una vigilia de oración y de adoración al Santísimo. Un encuentro personal con el Señor en el que quisimos agradecerle el inmenso amor derramado en nuestro hermano Daniel y le pedimos que no deje de acrecentar su fe y su vocación de entrega al servicio de los más necesitados, pidiéndole a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro que sea siempre su ayuda en su caminar.

A las 19,00 horas del sábado 4 de septiembre se abrieron las puertas de la iglesia del Perpetuo Socorro para que, escalonadamente y cumpliendo las normas de seguridad, distancia y aforo con motivo de la situación de pandemia de la COVID-19, pudieran acceder al interior del templo los numerosísimos asistentes, familiares y amigos, que no quisieron perderse la celebración, acompañando, rezando y siendo testigos directos del “Sí” a Cristo de Daniel.

A las 20,00 horas dio comienzo la celebración con entrada en procesión de los formandos redentoristas y los cohermanos que acudieron a la celebración, presididos por el Superior Provincial de los Misioneros Redentoristas de España, Francisco J.Caballero, al que acompañaron como concelebrantes principales el P. Maurizio Iannuario, maestro de novicios, y el P. Jorge Ambel, Superior de la Comunidad.

Comunidades redentoristas

Entre todos fueron 27 personas las que llenaron el presbiterio y el espacio habilitado para los concelebrantes en la nave principal de la iglesia: postulantes y cohermanos de la Casa de Formación y la Casa Provincial y de las comunidades de San Gerardo (Madrid), Granada, Jerez, Mérida, Astorga y Valencia, así como dos religiosos Cooperadores de la Verdad y un sacerdote diocesano del Arciprestazgo.

Tras escuchar la palabra de Dios, se presentó ante la comunidad a Daniel, quien preguntado por el Superior Provincial pidió “poderse consagrar a Cristo y a su Reino haciendo santa profesión religiosa en esta comunidad del Santísimo Redentor”.

A continuación, Francisco J. Caballero nos regaló un cariñoso mensaje, recalcando en su homilía que estábamos en un día de fiesta, celebrando la gratuidad del amor del Señor que se manifiesta a través de personas normales, que un día sintieron la llamada del Señor y se dispusieron en libertad y con toda clase de dificultades a seguirle.

Tras la homilía pudimos ser testigos de la profesión religiosa, manifestando Daniel su firme voluntad de consagrarse a Dios, con la lectura de la fórmula de profesión escrita de su puño y letra, recibiendo la cruz redentorista, las constituciones redentoristas y un icono de la Virgen del Perpetuo Socorro. Después de la firma del acta de la profesión, Daniel recibió el abrazo de acogida de sus nuevos cohermanos.

A continuación, fueron los padres de Daniel, Ignacio y Mª Ángeles, los que llevaron hasta el altar las ofrendas de pan y vino, como signo de su generosidad en la entrega misionera de su propio hijo.

Camino vocacional

Al terminar la comunión, tomó la palabra Daniel para explicar el porqué de su decisión de profesar como misionero redentorista y, para dar las gracias a todas las personas que han ido acompañando su camino vocacional, teniendo un recuerdo hacia su cofradía y agradeciendo a todos los presentes por su oración. Palabras que fueron acogidas con una sonada ovación por todos los asistentes.

Con el rezo y canto a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, la bendición solemne, la foto de familia de los cohermanos redentoristas asistentes y la procesión final se dio por terminada la celebración. Como colofón, los redentoristas invitaron a todos los asistentes a un vino español en el jardín de la comunidad, donde en un ambiente distendido y fraternal, compartimos la alegría por la vocación misionera redentorista de Daniel.

Tras su profesión religiosa, Torrubia ha vuelto a Madrid, donde está cursando sus estudios de Teología en la Universidad Pontificia de Comillas, y continuará su andadura vocacional en la comunidad de formación redentorista en el Perpetuo Socorro, junto al resto de postulantes y estudiantes.

Llenos de felicidad, queremos agradecer al Redentor la llamada realizada a Daniel para ser su discípulo como redentorista y pedirle, con la intercesión de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, que le de toda la fortaleza necesaria para perseverar en su caminar como misionero redentorista.

(www.redentoristas.org)

Print Friendly, PDF & Email