Especial: Jornada Mundial de las Misiones 2021 (con video)

0
551
Misión Redentorista en Albania

“Esa «predilección amorosa del Señor nos sorprende, y el asombro —por su propia naturaleza— no podemos poseerlo por nosotros mismos ni imponerlo. […] Sólo así puede florecer el milagro de la gratuidad, el don gratuito de sí. Tampoco el fervor misionero puede obtenerse como consecuencia de un razonamiento o de un cálculo. Ponerse en “estado de misión” es un efecto del agradecimiento»  (Papa Francisco, Jornada Mundial de las Misiones 2021)

“Los Redentoristas de Madagascar vivimos entre los abandonados, compartiendo toda su vida. Nuestro objetivo es garantizar los derechos fundamentales de muchas personas en dificultad, debido a la pobreza, y concretar los principios de igualdad y los valores de la solidaridad, los derechos fundamentales de la infancia y la diversidad cultural”. (un misionero redentorista en Madagascar)

La celebración de la Jornada Mundial de las Misiones va más allá del recuerdo de una fecha, lleva consigo un sentido vivo y ejemplar de cómo vivir hoy el mandato de Jesús, de anunciar al mundo la abundante redención. Para nuestra Congregación del Santísimo Redentor sirve también de pausa para la reflexión sobre el carisma redentorista. La misión y el ejemplo de San Alfonso se vuelven una sola cosa en nuestro compromiso de vivir cada día como misioneros redentoristas.

Presentamos a continuación algunos testimonios de los misioneros redentoristas que nos han llegado desde diferentes partes del mundo:

Misión Redentorista en Albania: Un desbordamiento de amor y alegría por Jesús Redentor

Hace más de 26 años, para nuestra primera profesión religiosa como misioneros redentoristas, mis cohermanos y yo elegimos, como lema, las palabras de los Apóstoles: “No podemos callar lo que hemos visto y oído”. ¡Qué casualidad que el Papa nos las regale ahora como lema del DOMUND 2021! Porque de lo que está lleno el corazón, habla la boca, y la Misión Redentorista no es otra cosa que un desbordamiento de amor y alegría por Jesús Redentor.

Además, Francisco destaca el aspecto comunitario de la misión: “no podemos dejar de anunciar y compartir”. Anunciar, porque somos portavoces del Dios hecho hombre que nos ha confiado su propia misión, y compartir, porque no damos nada nuestro, sino que nuestras manos llevan y reparten lo que hemos recibido de lo alto: gracia y bendición.

Los Redentoristas hemos sido convocados por el Señor para conocerle profundamente, experimentar su misericordia y compartir con todos los hombres y mujeres de este mundo – especialmente los más pobres y abandonados- ese amor transformador que nos ha cambiado la vida, que nos ha llenado de Vida. Nuestras comunidades están animadas por el grito de Jesús Palabra: “¡Id y anunciad!”, y nuestra oración pide al Señor valentía para ir a todos esos lugares donde el mundo nos necesita, donde la gente más sencilla quiere otra vida, una oportunidad, la salvación. Hoy me encuentro en un lugar de Misión, en medio de personas de diferentes religiones y creencias, y el primer paso de la Evangelización vuelve a ser ‘compartir’ lo que he visto y oído.

P. Laureano Del Otero Sevillano C.Ss.R.
Misión Redentorista de Albania


Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor: Nuestra misión bajo la luz del mensaje del Papa para el DOMUND 2021

En sintonía con el mensaje del Papa y la cita evangélica de Mateo: “Salgan al cruce de los caminos e inviten a todos los que encuentren”, nuestra congregación clausuraba el Capítulo General de 2019, con la misma invitación. Nos sentimos parte activa de esta misión redentora de Jesús, a desplazarnos hacia las fronteras geográficas, existenciales y virtuales. El documento capitular lo explicita y lo acogemos con fuerza:

“Nuestro horizonte es la MISIÓN. El seguimiento a Jesús Redentor y las mujeres nos indican el camino a seguir… es momento de transitar los cruces como espacio de diálogo e integración de lo diverso. Desde la audacia del carisma, nos sentimos llamadas a habitar lugares y realidades emergentes de prostitución y trata con fines de explotación sexual, donde se hace necesaria la presencia oblata…”.

Así, estamos llamadas a ser evangelizadoras de las periferias, nos desplazamos a los lugares donde están las mujeres, y con ellas generamos relaciones de cercanía, vínculos sanadores y espacios de humanidad, en los que ellas son las protagonistas.

Lo hacemos en misión compartida con la Familia Oblata, movidas por el mismo carisma acogemos el envío a compartir el pan de la dignidad y las experiencias de la misericordia y esperanza con ellas. Además, apostamos por dar respuestas “inter” (interprovincial, intercongregacional, interinstitucional…). Es hacia este horizonte al que nos impulsa el Espíritu y donde Jesús nos espera.

Zenda Singzon Pepito
Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor


India: la misión redentorista a través de los Medios de comunicación

El “Redentorist Media Center” (RMC) de Bangalore tuvo su humilde comienzo hace unos 10 años con la intención de albergar el sitio web de la provincia y otros sitios web, creando una biblioteca audiovisual para los cohermanos, junto con la producción de contenido de audio y video para la evangelización y con fines catequéticos.

A lo largo de los años, RMC ha producido DVD de formación en la fe, CD de música devocional, cortos institucionales, documentales sociales y muchos más. Opera una estación de radio en internet basada en una aplicación “Holy Redeemer Radio” en kannada (uno de los idiomas de la India) y podcasts en inglés en varias plataformas.

Cuando las iglesias cerraron debido a la pandemia, RMC comenzó a transmitir servicios litúrgicos, novenas y misiones en línea para satisfacer las necesidades espirituales de las personas. Esto ha ayudado a RMC a llegar a miles de familias en la India y en todo el mundo. En un lapso de diecinueve meses, el canal de YouTube de RMC ha crecido a más de 37,200 suscriptores con 5.4 millones de visitas acumuladas. Junto con la misa diaria y el rosario vespertino, programas como “Quién es quién en la Biblia”, un ciclo de conferencias sobre personajes bíblicos, “Salmos por la vida”, la Novena a la Madre del Perpetuo Socorro y la Novena mundial a San Alfonso, han traído a miles de personas para compartir nuestra espiritualidad y carisma redentorista.

Todo el viaje de RMC ha sido una providencia de Dios. El apoyo y el arduo trabajo de los hermanos redentoristas que se adaptaron a este nuevo ministerio en línea en un momento de necesidad fue fundamental para el éxito de este esfuerzo. El constante apoyo y contribución de las personas en oración ha permitido a RMC planificar nuevos programas para el futuro y cumplir su misión de “Predicar el Evangelio siempre y como nuevo”.

Charles Vijay Kumar, C.Ss.R.


Haiti necesita renacer desde Cristo Redentor

En su tradicional mensaje para marcar la Jornada Mundial de las Misiones, para esta 95ª  edición que se celebrará el domingo 24 de octubre de 2021, el Papa Francisco nos propone como lema « No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído», extraído del libro de los Hechos de los Apóstoles 4, 20. Para nosotros como misioneros redentoristas quienes trabajan en Haití, vemos en este mensaje como un llamado a cada uno de nosotros a no dejarnos quietos e indiferentes frente a esta tragedia que vive nuestro pueblo durante estos últimos años. Ante esta situación que parece fuera de control, nuestro compromiso con los que sufren tiene que ser eficiente en cuanto seamos una voz profética que da a conocer la experiencia de Dios que tenemos en el corazón. Es decir, en el contexto actual, tenemos que ser misioneros de esperanza que anuncian un mensaje esperanzador ya que como bien lo menciona el santo Papa citando el número 22 del documento conciliar Gaudium et Spes “…. Dios ama nuestra humanidad y hace suyos nuestros gozos y sufrimientos, nuestros deseos y nuestras angustias”. Así pues, esta Haití herida por la violencia, la corrupción y los secuestros a diario necesita renacer desde Cristo, por eso necesita más que nunca misioneros comprometidos que “salgan al cruce de los caminos e inviten a todos los que encuentren” (Mt 22,9) a experimentar la fuerza del amor de Dios en todos los ámbitos de la sociedad.  

P. Renold Antoine, C.Ss.R.


Colombia: El redentorista debe ser un anunciador del mensaje de Salvación

Partiendo del mensaje propuesto por el Papa Francisco para la 95ª Jornada Mundial de las Misiones “No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” (Hechos de los Apóstoles 4,20), como misioneros redentoristas nos sentimos profundamente identificados al ser testigos y continuadores de la abundante redención (Cfr. Constitución 23), no nos quedamos con lo que hemos recibido, sino que por el contrario, hacemos participes de ello a muchas personas que se disponen a escuchar nuestra predicación (Cfr. Constitución 10) y comparten nuestra misión. Esa copiosa redención, como sinónimo de salvación, es la Buena Nueva que estamos llamados a vivir y testimoniar a todo el mundo, desde la cercanía y atendiendo el rostro concreto de nuestros hermanos(1) que sufren y son excluidos por diferentes estructuras sociales. Ante estas situaciones, para el misionero redentorista, no debe existir excusa o justificación alguna para estar disponibles ante un mundo que clama liberación (Cfr. Estatuto General 09). Dicha salvación comienza en esta vida y en el contexto presente de nuestro tiempo y que abarca a toda la persona en su integridad.

“Todo en Cristo nos recuerda que el mundo en el que vivimos y su necesidad de redención no le es ajena”(2), para hacer palpable esta realidad, como provincia de Bogotá, se ha optado por la prioridad de la atención especial de los migrantes. Esto ha llevado a muchos congregados a salir al paso de nuestros hermanos, que por diferentes motivos, han decidido emprender un camino y nosotros somos parte de su historia de salvación, al hacernos hermanos de nuestros hermanos (cfr. Lucas 10,25-37). Por este motivo, hemos decidido hacer propicia nuestra espiritualidad del instituto, cuando se nos pide amar al pobre de forma efectiva y afectiva, no solo como un mero discurso, concepto o idea, sino como una realidad concreta. En ese mismo sentido, debemos darle el valor y dignidad que cada ser humano se merece, por ser hijo de Dios.

En suma, no podemos olvidar que Dios hace suyas nuestras situaciones, jamás se hace ajenas a ellas, sino que nos envía como sus mensajeros y misioneros, colaboradores de su obra redentora en el mundo. Por eso, estamos llamados a ser valientes y no reservarnos nada de lo que por gracia hemos recibido (cfr. Mateo 10,7-8). Que María, Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, patrona de nuestras misiones redentoristas; San Alfonso, motivador de toda la obra de la Redención, nos ayuden a ser auténticos misioneros a ejemplo de Jesucristo, el gran misionero por excelencia.

Novicio Carlos Daniel Franco Ramírez (Provincia de Bogotá)
Novicio Jhonny William Vargas Vargas (Viceprovincia de Caracas)

(1) P. Juan Manuel Lasso de la Vega, Evagelizare Pauperibus et a pauperibus evangelizari, Comunicanda Nº 4, 30 de Marzo de 1986.
(2) Papa Francisco, Mensaje para la 95º Jornada Mundial de las Misiones, 6 de enero de 2021


Vídeos testimoniales de las misiones redentoristas de diferentes partes del mundo.

Desde la primera comunidad de unas pocas personas en Scala, los Redentoristas en casi 300 años se han transformado en una Congregación de varios miles de miembros repartidos por todo el mundo. A pesar de las grandes distancias y las diferentes culturas, forman una sola hermosa familia, centrada en una misma misión: anunciar la Redención Abundante a los más pobres y abandonados.

Vea cómo los Redentoristas difunden el loco amor del Redentor en diferentes partes del mundo.

https://forworld.redemptor.pl/en/category/family-mission/

Print Friendly, PDF & Email