Emilce Cuda, rostro femenino de una Iglesia en «salida»

0
116

(del Blog de la Academia Alfonsiana)

Empecemos por ofrecer algunos datos para conocer mejor a esta mujer que, además de propia valencia personal, puede ser signo de una forma de responder como Iglesia ante los signos de los tiempos. Nacida en Buenos Aires – Argentina (26.12.1965), ha sido la primera mujer laica argentina en obtener un doctorado en teología moral en la Pontificia Universidad Católica Argentina (2010), especializada en cuestiones sociales (estudió Ciencias Políticas en la Northwestern University de Chicago, Economía y Negocios en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales), y ha sido recientemente nombrada como nueva jefa de oficina de la Pontificia Comisión para América Latina (2021)[1]. Es mujer, laica, esposa y madre, casada con Patrick Joseph Dunbar, sus hijos: Tomas y William.

Además de su experiencia docente y de asesoría en grupos nacionales e internacionales, le caracteriza su interés, dedicación y diálogo con la cultura popular, los sindicatos y los movimientos populares. Entre sus contribuciones, en la que se pueden percibir sus centros de interés, se podrían citar: Democracia y Catolicismo en Estados Unidos: 1792-1945 (2010); Democracia en el Magisterio Pontificio (2014); Para leer a Francisco. Teología, Ética y Política[2] (2016; Leggere Francesco. Teologia, etica e politica – 2018); como editora: Nuevos estilos sindicales en América Latina y el Caribe (2016); Hacia una ética de la participación y la esperanza (2017).

Para intentar conocer algo de su forma de interpretar y entretejer los niveles teológicos y sociales, podría servir este párrafo, el cual es la conclusión de un aporte donde afrontaba el siguiente argumento: «Teología y política en el discurso del papa Francisco. ¿Dónde está el pueblo?»[3]:

La relación entre teología y política, en la teología del papa Francisco, no puede identificarse plenamente con ninguna de las dos corrientes argentinas de la Teología de la Liberación. Sin embargo, sí puede verse que tanto la categoría de «unidad», proveniente de la corriente de la Teología Pastoral de Pironio, como la categoría de «pueblo», central en la Teología del Pueblo, se hallan presentes en su discurso desde siempre. Aun así, por un lado, la categoría de pueblo como unidad no impide a Francisco ver la dimensión del conflicto como algo que debe visibilizarse y no ocultarse. Por otro lado, la categoría de pueblo no parece – ni en Bergoglio ni en Francisco – definirse como categoría antagónica, sino como lugar escatológico de una liberación que comienza en el «hoy», y eso la vuelve una categoría política por la justicia. ¿Dónde está, entonces, el pueblo para Francisco? Sin duda entre los pobres. ¿Es por esto Francisco un teólogo de la liberación? La pobreza como lugar teológico es aquello que lo identifica con la Teología de la Liberación, por lo menos en tres de sus variantes, pero se diferencia en el modo de resolverla que, para el obispo de Roma, es el diálogo social y político, y de este modo el discurso de Francisco recupera la dignidad de la política y en la política.

Esperamos que este rostro – el de Emilce – sirva como incentivo para el estudio y el compromiso de tantas mujeres mediante la teologia moral y su servicio a la realidad concreta. En una entrevista, ella da una respuesta que puede servir de claro estímulo para una Iglesia en salida que no quiere resignarse a ser solo un museo o un jardín que deben der “bien conservados”:

¿Qué significa ser una teóloga ética especializada en política? – Mucha gente confunde teología con catequesis, cree que los teólogos son catequistas. La teología es como la medicina. Hay especialidades. Biblistas, Dogmáticos, Moralistas. Nosotros nos encargamos de la ética. El estudio de la política está en el campo de la teología ética. El teólogo puede hablar de Dios en sí mismo o puede hablar de la obra de Dios, que es el mundo y el hombre y sus problemas y esto último es la ética. No nos interesa la política como medio de acceso al poder. Nos interesan todos aquellos actos del hombre y de la historia humana que en lugar de favorecer la liberación del hombre colaboran con su esclavitud[4].

p. Antonio Gerardo Fidalgo, CSsR


[1] Cf. https://www.flacso.org.ar/docentes/cuda-emilce/; https://catholicethics.com/ethicists/emilce-cuda/

[2] Cf. Gerardo Cruz González, «Presentación del libro Para leer a Francisco, Teología, ética y política, Emilce Cuda», en Revista Digital A&H 11 (octubre 2019-abril 2020) 84-88, https://upaep.mx/revistaayh/numero-actual/5057-para-leer-a-francisco,-teolog%C3%ADa,-%C3%A9tica-y-pol%C3%ADtica,-emilce-cuda

[3] https://nuso.org/articulo/teologia-y-politica-en-el-discurso-del-papa-francisco-donde-esta-el-pueblo/ Este artículo es copia fiel del publicado en la revista Nueva Sociedad 248, Noviembre – Diciembre 2013. Ver además: http://dioseslocos.org/una-entrevista-con-la-teologa-emilce-cuda-una-dialogo-entre-el-peronismo-el-populismo-y-el-catolicismo/; Entrevista a Emilce Cuda: «La necesidad humana como centro de la teología de Francisco» (30.10.2018), en https://www.factorfrancisco.org/emilce-cuda-la-necesidad-humana-como-centro-de-la-teologia-de-francisco/

[4] Elena Llorente, Entrevista a la teóloga argentina Emilce Cuda: “El Papa tiene un discurso contemporáneo” (10.10.2021), en https://www.pagina12.com.ar/27968-el-papa-tiene-un-discurso-contemporaneo

Print Friendly, PDF & Email