Una economía ecocéntrica

0
584

(del Blog de la Academia Alfonsiana)

El Papa Francisco invitó a todos a construir una economía fraterna e inclusiva (1), orientada al bien común y “atenta sobre todo a los pobres y excluidos” (2). Nuestra “hermana madre Tierra” “está entre nuestros pobres más abandonados y maltratados” (3); por lo tanto, esta economía debe ser ecocéntrica.

La economía de Francisco

Para promover esta economía, el Papa ha querido organizar en Asís un encuentro internacional de jóvenes economistas (menores de 35 años), titulado Economia di Francesco, “para promover juntos, a través de una “alianza” común, un proceso de cambio global” (Ec -Fco ) hacia un nuevo sistema económico que debe ser más inclusivo y más atento a la persona y al medio ambiente. Es necesario poner en marcha procesos para pedir un cambio de “estilos de vida, modelos de producción y consumo, estructuras de poder consolidadas que gobiernan las sociedades hoy” (4). Al invitar a este encuentro, el Papa expresó su confianza en los jóvenes “para dar un alma a la economía del mañana” (Ec-Fco), ya que “el sistema mundial actual es ciertamente insostenible” (5). Al aceptar la invitación papal, se inscribieron más de 3.000 jóvenes economistas de 120 países.

El encuentro se iba a celebrar del 26 al 28 de marzo de 2020 en Asís, ciudad “que durante siglos ha simbolizado elocuentemente un humanismo de fraternidad” y sigue siendo icono de una cultura de paz y “un lugar propicio para inspirar una nueva economía”. (Ec-Fco). Es allí donde San Francisco abrazó la pobreza, promoviendo así “una visión de la economía que sigue siendo más actual” (Ec-Fco). La pandemia del Covid-19 obligó primero a trasladar la reunión del 19 al 21 de noviembre de 2020 y, finalmente, a celebrarla online.

Esta iniciativa del Papa Francisco se enmarca en su propuesta sobre ecología integral. Invita a los jóvenes economistas a promover una economía más ecocéntrica que supere la actual economía tecnocéntrica, que mata (6).

Hacia una economía ecocéntrica

El sistema económico globalizado disocia la actividad económica de los aspectos ambientales.(7) La teoría económica neoclásica ya había preferido ignorar el impacto que la búsqueda individualista de ganancias inmediatas podría tener sobre los ecosistemas.(8) Aún hoy, las personas tienden a ignorar los datos sobre el agotamiento de los recursos y la degradación ambiental en la elaboración del Producto Interno Bruto (PIB). A lo sumo, aceptan que las empresas contaminantes puedan ser sancionadas en proporción al daño que causen al medio ambiente. Esto no evita nuevos ataques al ecosistema, porque fácilmente nos engañamos pensando que los beneficios inmediatos superarán el daño a largo plazo. Esta economía no aumenta el “bienestar” de la población y, además, amenaza la sostenibilidad.

Debemos superar este enfoque tecnocéntrico de la economía y asumir en su lugar una visión ecocéntrica, que priorice la sostenibilidad de los ecosistemas naturales sobre su utilidad. Por tanto, las leyes que rigen el funcionamiento del ecosistema global prevalecerán sobre la gestión de sus recursos (9). Ya existen iniciativas que promueven la responsabilidad social empresarial en la protección del medio ambiente. Un buen ejemplo de ello es la red “Global Compact”, impulsada por las Naciones Unidas (10).

P. Martín Carbajo Núñez, OFM

[1] The full text of this presentation: Carbajo Núñez M., «The fraternal economy: A Franciscan perspective», in Collectanea Franciscana 91 (2021) 565-580.

[2] Francis, “Letter for the event Economy of Francesco” (May 1, 2019), [Ec-Fco], in OR (May 12, 2019) 8.

[3] Francis «Laudato si’.Encyclical letter,» [LS], (May24,2015), nn. 1-2, in AAS 107 (2015) 847-945

[4] Francis, «Video message to participants at the meeting Economy of Francesco» (Dec. 21, 2020), in Internet: https://youtu.be/zu5Xkt6TOHE

[5] Francis, «Video message» (Dec. 21, 2020).

[6] Tornielli A. – Galeazzi G., This economy kills: Pope Francis on capitalism and social justice, Novalis, Toronto 2015.

[7] Cf. Carbajo Núñez M., Being a Franciscan in the Digital Age: New Challenges, New Life, Delhi 2021.

[8] Cf. Jevons W.S., The theory of political economy, New York 20134(original: 1871).

[9] Cf. Georgescu-Roegen N., Bioeconomia. Verso un’economia ecologicamente e socialmente sostenibile, Torino 2013; Robert Costanza, An introduction to ecological economics, Boca Ratón 20152.

[10] Cf. www.unglobalcompact.orgUnited Nations Global Compact, UN, New York (eBook).