Oposición polar

0
1002
www_massimoborghesi_com

(del Blog de la Academia Alfonsiana)

El Papa Francisco afirma que la unidad “que buscamos no es la uniformidad, sino la “unidad en la diversidad”” (1). Inspirándose en Romano Guardini, el Papa describe esta unidad utilizando la dialéctica de la oposición polar (2). Durante el Sínodo sobre la Vida Consagrada (1994), J.M. Bergoglio explicó esta dinámica: “Una tensión, para mantenerse viva, no puede ser resuelta por la asimilación de uno de los polos en detrimento de los otros, ni por una síntesis (de tipo hegeliano) que anule las polaridades. La tensión (en este caso la tensión eclesial) debe ser resuelta a un nivel superior, que no sería una síntesis, sino una resolución que contenga virtualmente las polaridades en tensión” (3).

Desafortunadamente, el actual paradigma tecnocrático homogéneo y unidimensional salta esta dinámica, abriendo así el camino a la indiferencia globalizada, la dominación despótica, a la cultura del descarte.

La dialéctica de la oposición polar de Romano Guardini

Romano Guardini propuso una dialéctica de oposición polar para explicar la estructura original de la realidad y el dinamismo que la caracteriza (4). En toda vida, dice, hay una tensión entre dos polos que están ligados entre sí, unidos e inseparables (5). «No es una “síntesis” de dos momentos en un tercero. Tampoco es un todo, del cual los dos momentos constituyen “partes”” (6). «Los dos opuestos no se anulan. Un polo no destruye al otro. No hay contradicción ni identidad. Para él [Guardini] las oposiciones se resuelven a un nivel superior. En esta resolución, sin embargo, se mantiene la tensión polar. La tensión permanece, no se anula. Los límites deben ser superados, no negados. Las oposiciones son útiles. La vida humana está estructurada en forma de oposición. Y vemos que esto también sucede ahora en la iglesia. Las tensiones no necesariamente se resuelven y suavizan, no son como las contradicciones” (7).

En esta dialéctica, los dos elementos permanecen vinculados y se presuponen mutuamente, forjando una unidad que no anula la diferencia. Esta unidad sólo puede entenderse como tensión polar -no contradictoria- entre opuestos; es decir, como unidad de contraste (8).

Los principios de oposición del Papa Francisco

En Evangelii Gaudium, el Papa Francisco presenta cuatro principios: 1) El tiempo es más grande que el espacio; 2) La unidad prevalece sobre el conflicto; 3) El todo es más grande que la parte; 4) Las realidades son más importantes que las ideas (9). Estos principios están tomados de la tesis doctoral nunca terminada que estaba preparando sobre Guardini (10) y responden a tres tensiones bipolares e innatas: plenitud-limitación (principios 1 y 2), ideas-realidad (p.3), globalización-localización ( p.4) (11).
Recientemente, el Papa Francisco afirmó que “los conflictos, las tensiones e incluso los grupos que alguna vez se consideraron hostiles pueden lograr una unidad multifacética que dé lugar a una nueva vida” (12). La oposición polar no debe confundirse con la contradicción. Por ejemplo, “el mal no es la contrapartida del bien, como quisiera la gnosis, sino su negación”. Por lo tanto, “requiere una decisión, una elección” (13): uno debe elegir uno u otro, no ambos.

Unidad en la diversidad

La fraternidad universal será posible si se mantiene la oposición polar entre universal-particular, global-local, diferencia-complementariedad, esencia-existencia, evitando cualquier tipo de contradicción excluyente. “La unidad prevalece sobre el conflicto” (14), pero esto no debe llevar “a optar por una especie de sincretismo, o por la absorción de uno en el otro, sino por una resolución que se lleve a cabo en un nivel superior y mantenga lo que es “válida y útil para ambas partes” (EG 228).

En esta línea, el Papa Francisco propone la imagen del poliedro, “que refleja la convergencia de todas sus partes, cada una de las cuales conserva su peculiaridad” (EG 236). El todo prevalece sin anular la polaridad con cada una de las partes. El modelo no es la esfera, porque “lo global no debe asfixiarse, ni lo particular ser estéril” (EG 235).

Para manejar adecuadamente las polaridades, debemos despertar “nuestro sentido estético y contemplativo dado por Dios” (15), para expandir “horizontes más allá del conflicto” (QA 104). Con la ayuda del Espíritu Santo, fuente de toda unidad y de toda diferencia, estamos invitados a fortalecer las relaciones fraternas sin anular las tensiones polares que conllevan.

p. Martín Carbajo Nuñez, OFM


[1] Francis, «Amoris Laetitia. Post-synodal apostolic exhortation,» (March 19, 2016), [AL],n. 139, in Acta Apostolicae Sedis (AAS)108/4 (Apr. 1, 2016) 311-446.

[2] The full presentation of this topic: Carbajo-Núñez Martín, «Family relationships and polar opposition: Being equal while remaining different», in Forum Teologiczne 22 (2021) 61-80.

[3] Bergoglio J.M., «La vida consagrada y su misión en la Iglesia y en el mundo»n. 3, in Teología 22/66 (1995) 203-212, here 204 [my translation]

[4] Bergoglio explains Guardini’s eight pairs of opposites in: Bergoglio J.M., «Necesidad de una antropología política: un problema pastoral,»in Stromata 45/1-2 (1989) 173-189.

[5] Cada uno «no puede ser deducido del otro, ni ser hallado a partir del otro». Guardini R., El contraste. Ensayo de una filosofía de lo viviente-concreto, BAC, Madrid 1996, 90.

[6] Guardini R., El contraste, 90 & 79-80.

[7] Spadaro A., «Le orme di un pastore. Una conversazione con Papa Francesco,» in Bergoglio J.M.-Pope Francis, Nei tuoi occhi è la mia parola. Omelie e discorsi di Buenos Aires 1999-2013, Rizzoli, Milano 2016, p. XIX. [My translation].

[8] «Como unidad nacida del contraste». Fayos Febrer R., «La noción de persona en Romano Guardini. Ensayo sobre una teoría cristiana del hombre,» in Espíritu 59/139 (2010) 301-309, here 310.

[9] Francis, «Evangelii gaudium. Apostolic exhortation» (Nov. 24, 2013), [EG],nn. 222-225in AAS 105 (2013) 1019-1137.

[10] “Tutta la parte sui criteri sociali [in Evangelii Gaudium] è tratta dalla tesi su Guardini.” Cámara J. – Pfaffen S., Gli anni oscuri di Bergoglio. Una storia sorprendente, Àncora, Milano 2016, 185.

[11] Bergoglio J.M., Nosotros como ciudadanos, nosotros como puebloHacia un bicentenario en justicia y solidaridad 2010-2016, Claretiana, Buenos Aires 2011, 13.

[12] Francis, «Fratelli tutti. Encyclical letter,» (Oct. 3, 2020),[FT], n. 245, LEV, Vatican City 2020.

[13] Borghesi M., Jorge Mario Bergoglio. Una biografia intellettuale. Dialettica e mistica, Jaca, Milano 2017, 122 (Id., The Mind of Pope Francis: Jorge Mario Bergoglio’s Intellectual Journey, Liturgical Press, Collegeville 2018).

[14] Francis, «Laudato si’.Encyclical letter,» (May24,2015), [LS], n. 198, in AAS 107 (2015) 847-945.

[15] Francis, «Querida Amazonia. Post-synodal apostolic exhortation» (Feb. 2, 2020), [QA], n. 56, LEV, Vatican City 2020.