Redentoristas de algunas unidades de América del Sur se reúnen en Villa Allende

0
810

“Queremos encarnar la presencia de la Congregación en las tierras de América del Sur, comprometiéndonos con los pobres, con los jóvenes y con las familias”, informa un participante en el encuentro de los Redentoristas que representan a las cuatro Unidades presentes en Argentina, Chile y Paraguay. También están presentes las Hermanas Redentoristas y los colaboradores laicos en la misión. La asamblea, celebrada del 16 al 20 de mayo en Villa Allende, Argentina, tiene como objetivo trabajar por una mayor integración de las Unidades en la reestructuración para la misión.

La reestructuración de la Congregación se inició ya hace varios años como decisiones de los Capítulos Generales realizados, aunque no se encontraba de manera explícita, ya en “el 19° Capítulo General de 1979. En 1997, el 22° Capítulo General mandó que cada comunidad local preparase un Proyecto de Vida Comunitaria (PVC), que contendría también su plan pastoral para esa comunidad. En el 2009, el 24° Capítulo General reestructuró la Congregación en cinco Conferencias para un “más amplio discernimiento”, y se requirió a cada Unidad que evaluara sus Prioridades Apostólicas a la luz de las prioridades apostólicas de la Conferencia. En el 2016, el 25° Capítulo General decidió que cada Conferencia desarrolle un Plan Apostólico basado en los criterios ofrecidos por el Gobierno General”, y ha sido una prioridad llegar a conclusiones que den respuestas a la actualidad de los redentoristas y su apostolado en el hoy del mundo, entre éstas, la reconfiguración de las unidades.

En ese contexto, el 26° Capítulo General, que se está realizando en fases durante este 2022, y el cual tuvo su parte el pasado mes de abril en Aparecida, Brasil, para Latinoamérica y el Caribe, ha encaminado los últimos pasos a dar para la unificación de las unidades, dando respuesta a lo que el “Principio 5” de la reestructuración pedía, dar lugar a “nuevas asociaciones entre las Unidades, siempre para un mejor servicio a la misión. (..) Y, en definitiva, que permita una comprensión más fructífera de la identidad de los Redentoristas”.

Acompañemos con la oración este proceso de reestructuración para la misión redentorista en un mundo herido.

(Artículo editado el 18.05.2022, versión actualizada el 19.05.2022)