De la comunicación de la ecología a la ecología de la comunicación

0
94

Este post relaciona la ecología con la comunicación y presenta dos formas de abordar esta relación: la primera consistiría en comunicar la ecología, la segunda en desarrollar una ecología de la comunicación.(1)

  1. Comunicación de la ecología
    En esta perspectiva, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son vistas como meros “medios” o “herramientas” para comunicar y lograr un efecto particular. Para ello, en el ámbito ecológico se buscan las estrategias más eficaces para sensibilizar a la opinión pública sobre la gravedad de la crisis ecológica. Utilizando bien estos “medios”, tratamos de provocar un cambio de mentalidad y comportamiento a nivel individual y colectivo.
    Por lo tanto, se transmite un mensaje para lograr un efecto, inculcando normas y modelos a seguir. La comunicación se entiende básicamente como un proceso lineal, en el que el emisor envía un mensaje al receptor mediante un canal y un proceso de codificación/descodificación. El lenguaje utilizado debe ser preciso, para asegurar una transmisión fiel de los contenidos.
    La literatura sociológica más reciente dista mucho de esta perspectiva y, sobre todo, de las teorías que mencionan los efectos directos e inmediatos de los medios. En lugar de dirigirse al individuo con sus mensajes, los medios serían proveedores de productos simbólicos que luego cada individuo usará creativamente. Así que en lugar de hablar de comunicación efectiva de la ecología, se propone centrarse en la ecología de la comunicación.
  2. Ecología de la comunicación
    Esta perspectiva se centra en la naturaleza ecológica de las interacciones comunicativas. La comunicación se entiende como un proceso de intercambio que hace posible la supervivencia. Por ello, se da prioridad al estudio de las relaciones que los individuos y las especies establecen entre sí, dejando en un segundo plano el análisis de la eficacia que los medios pueden tener en la transmisión de contenidos o en la defensa de la cuestión ambiental.
    Varias disciplinas relacionan los medios con la ecología y hablan de un ecosistema de medios que da forma al ecosistema global. Por ejemplo, Media Ecology considera a los medios como entornos y estudia la importante influencia que tienen en la forma en que los humanos piensan, sienten y se comportan. Ellos “crean un entorno que rodea al sujeto y da forma a su percepción y cognición”,(2) dándole la estructura simbólica que utilizará para codificar y decodificar la información que recibe(3). Además, los medios interactúan entre sí como una “especie” de un mismo ecosistema, condicionándose unos a otros.(4)
    La ecología de la comunicación, en efecto, no reduce los medios a simples herramientas para hacer avanzar la causa ambiental, provocando efectos en el público. Más que herramientas para transmitir información, los medios nos ayudan a crear el entorno simbólico en el que vivimos.
  3. Entorno natural versus entorno simbólico
    Desde los tiempos más remotos, el ser humano ha utilizado sus dispositivos para crear el entorno vital del que depende y en el que vive. Más que en un entorno natural, el Homo sapiens vive en un mundo simbólico,(5) que depende de su invención y de los procesos de comunicación que él mismo genera como individuo y como grupo. «El bosque no es sólo un bosque para el hombre: para el leñador es una fuente de madera; para el poeta, motivo de inspiración; para el fugitivo, un refugio; para el veraneante, un lugar de esparcimiento. […] El agua es un componente químico en el laboratorio, pero también es un elemento poético, un recurso para saciar la sed, para bañarse, para cocinar».(6)
    Cada comunidad humana recibe y habita un mundo simbólico que debe recrear y transmitir a las generaciones posteriores, continuando así la creatividad del proceso histórico. Como individuos y como grupo, todos estamos inmersos en este proceso continuo de interpretación y construcción de significado a través de la negociación y la interpretación narrativa.(7)
    Algunos autores han señalado que la tecnología tiene una influencia significativa en la organización social y, a través de ella, en la cultura y la religión.(8) Con la expresión “el medio es el mensaje”,(9) McLuhan había llamado la atención sobre el hecho de que el medio utilizado condiciona nuestra percepción del mundo(10), es decir, que la tecnología determina en cierto modo el tipo de sociedad.
    La cultura digital presenta ahora nuevos desafíos al lenguaje y al pensamiento teológico, es decir, a la “inteligencia de la fe”. En efecto, “las nuevas tecnologías no sólo están cambiando la forma en que nos comunicamos, sino que están operando una gran transformación cultural”.(11)
    Debemos aprender a vivir y expresar los problemas ecológicos hoy, relacionando la red de la vida con la vida en la red.

p. Martín Carbajo Nuñez, OFM


[i] Abbiamo approfondito ulteriormente questo argomento nel nostro libro: Carbajo Núñez M., “Tutto è collegato”. Ecologia integrale e comunicazione nell’era digitale, EDI, Napoli 2020.

[ii] Scolari C.A. (ed.), Ecología de los medios: Entornos, evoluciones e interpretaciones, Gedisa Barcelona 2015, 29 [Trad.].

[iii] Kong Lum C.M., «Media Ecology: contexts, concepts and currents», in Fortner R.S. – Fackler P.M. (ed.), The Handbook of Media and Mass Communication Theory, John Wiley & Sons, Boston 2014, 137-153, qui 141.

[iv] «The Radio changed the form of the news story as much as it altered the film image in the talkies. TV caused drastic changes in radio programming». McLuhan M., Understanding Media. The extensions of man, McGraw-Hill, New York1964, 61.

[v] Husserl E., La crise des sciences européennes et la phénoménologie transcendantale, Gallimard, Paris 2008; Schutz A., The phenomenology of the social world, Northwestern UP, Evanston 1972. 

[vi] Cf. Rodrigues A.D., «Comunicação da ecologia ou ecologia da comunicação?», in Seixas N. – Da Costa A.C.S. – Costa L.M. (ed.), Comunicação: Visualidades e Diversidades na Amazônia, Papersp, Belém 2013, 17-24. In questi paragrafi mi ispiro a questo autore.

[vii] Sull’attività simbolica e interpretativa della comunità umana cf. Todorov T., Simbolismo e interpretazione, Napoli 1986.

[viii] La scrittura ebbe pure un notevole influsso sulla religione: Pyysiäinen I., Holy Book –A treasury of the Incomprehensible. The invention of writing and religious cognition, in Numen 46 (1999) 269-290. Circa l’influsso della stampa nel modo di fare, insegnare e vivere la teologia: Eilers F.-J., Comunicare nella comunità, Elle di ci, Leumann 1997, 204.

[ix] McLuhan M., Understanding media. The extensions of man, Mentor, New York 19642, 24.

[x] «Man is an extension of nature that re-makes the nature that makes the man». McLuhan M., Take Today: The Executive as Dropout, Harcourt Brace, New York 1972, 66.

[xi] Benedetto XVI, Discorso ai partecipanti all’assemblea plenaria del Pontificio Consiglio delle Comunicazioni Sociali, 28-02-2011, in AAS 103 (2011) 188-191.

Print Friendly, PDF & Email