La Provincia Redentorista de São Paulo celebra el diaconado de Jonathan Antônio

0
418

La Provincia Redentorista de São Paulo celebró el pasado sábado 25 de marzo, en el Seminario Redentorista San Alfonso, en Aparecida (SP), la Ordenación Diaconal de Jonathan Antônio da Silva, C.Ss.R. El joven, nacido en Formiga (MG), eligió como lema: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos encontrarán misericordia” (Mt 5, 7).

El viernes 24 de marzo, nuevamente en el Seminario Santo Alfonso, Jonathan hizo sus votos perpetuos, en una celebración presidida por p. Marlos Aurélio, C.Ss.R, Superior Provincial de la Provincia de São Paulo.

El sábado, en una celebración transmitida por el canal de YouTube de los Redentoristas de São Paulo, la Celebración Eucarística de la Ordenación Diaconal fue presidida por el Obispo Emérito de Coari y Misionero Redentorista, Don Joércio Gonçalves Pereira, C.Ss.R. Concelebraron los sacerdotes redentoristas Arcangelo Valdevino dos Santos, Marlos Aurélio y Pedro Paulo Dal Bó, así como el párroco de la Parroquia de San Pablo Apóstol, de Formiga (MG), p. Daniel Luis Rodríguez.

En su homilía, Don Joércio recordó que estamos en el Año de las Vocaciones:

“Si estamos en el mundo, Dios nos confía a cada uno de nosotros una tarea, una misión. Por eso tienes que estar en tu mejor lugar del mundo, produciendo lo mejor de ti. La vocación es esfuerzo, compromiso, donación. Siguiendo lo que Dios quiere de mí, porque la vocación es suya, no mía. Nuestra vocación brota de la vocación de Dios”.

Dom Joércio recordó el discurso de Jonathan durante sus votos perpetuos, reforzando el compromiso de un diácono y también de un misionero redentorista:

“La belleza de haber elegido la Congregación Redentorista. El carisma de nuestra Congregación: ‘Anunciar la buena nueva a los pobres, a los abandonados, a los olvidados’. Por eso te conviertes en un Misionero Redentorista de la Esperanza. La gente ya sufre mucho, por eso eres Misionero de la Esperanza. Ser diácono no es importante, lo más importante es ser santo. No ser diácono, sino encontrar allí el sentido del sufrimiento y de la muerte. No para ser diácono, sino para ser portador de las misericordias de la buena noticia de la salvación de Dios”.

Puedes ver el video y otras fotos de este evento aquí en la página del portal a12.com

Print Friendly, PDF & Email