Las reformas del sínodo del Papa son “irreversibles”, dice el padre Vimal Tirimanna CSsR

0
474

El padre Vimal Tirimanna es uno de los asesores teológicos del sínodo y profesor de teología moral que enseña en Sri Lanka y Roma.

Un destacado teólogo asiático dice que la decisión del Papa Francisco de incluir a mujeres y hombres no ordenados como miembros votantes de la asamblea del sínodo de octubre es un “paso gigante” que cambiará irreversiblemente los procesos de toma de decisiones de la Iglesia.

El mes pasado, la secretaría del sínodo anunció que el Papa había autorizado una reforma para permitir que al menos 70 no obispos fueran miembros de la asamblea del sínodo del 4 al 29 de octubre en el Vaticano. Este movimiento hará que las mujeres voten en un sínodo por primera vez.

El padre Vimal Tirimanna es uno de los asesores teológicos del sínodo y profesor de teología moral que enseña en Sri Lanka y en Roma.

“Las cosas nunca volverán a revertirse. Es un paso gigante, no un paso pequeño”, dijo en un seminario web organizado por The Tablet sobre el proceso del sínodo el 17 de mayo de 2023.

“Incluso si no sucede nada en el resto del proceso sinodal, este hecho particular de que 70 no obispos van a estar allí es un gran cambio. No creo que se pueda cambiar. Por fin, se ha realizado lo que el Vaticano II quería: el proceso ha comenzado”.

El padre Tirimanna, un sacerdote redentorista que ayudó a redactar el documento del sínodo «Ensancha el espacio de tu tienda», explicó que las reformas de Francisco son una recuperación de lo que sucedió en los sínodos durante el primer milenio del cristianismo.

Señaló que cuando Pablo VI instituyó el sínodo de los obispos en 1965, nunca descartó que los sínodos evolucionaran, con la posibilidad de que se convirtieran en “sínodos del Pueblo de Dios”.

Los cambios del Papa, dijo, son un intento de “hacer lo que se predica” del Vaticano II.

Pero el padre Tirimanna dijo que todavía hay mucha resistencia al sínodo entre los obispos, y por parte de aquellos que piensan erróneamente que el Papa está tratando de llevar a la Iglesia Católica en una dirección “protestante”.

“Estoy un poco desconcertado cuando escucho algunas voces, incluso aquí en Roma, que dicen: ‘Bueno, este Papa ha venido de la nada y está tratando de hacer de la Iglesia Católica una Iglesia protestante”, dijo.

“Estas personas son completamente ignorantes porque en el primer milenio, hasta las reformas gregorianas en el siglo XI [bajo el Papa Gregorio VII], todas las iglesias, incluso antes del gran cisma [1054], todos teníamos procesos sinodales y una vía sinodal para decidir. Así que no es algo nuevo que se está inyectando. Es, más bien, un regreso a nuestras fuentes originales”.

El panel del seminario web también incluyó a la profesora Christina Kheng, quien enseña liderazgo pastoral en el Instituto Pastoral de Asia Oriental en Manila, y la Dra. Elissa Roper, una teóloga australiana que participó en el proceso del sínodo del Consejo Plenario.

La profesora Kheng dijo que el proceso del sínodo “por una iglesia sinodal”, que comenzó en octubre de 2021 en las diócesis y las comunidades católicas locales, ya había tenido un impacto significativo. Para muchas personas, dijo, era la primera vez que se les pedía que participaran en debates sobre la Iglesia.

“Cuando se hace bien, la gente lo entiende y entiende que esa es la forma de ser Iglesia”, dijo. “Cambiaron la forma en que se ven unos a otros, y he oído hablar de obispos y clérigos que han cambiado como resultado del proceso”.

Agregó: “Lo principal que dice la gente es que ya no quieren volver a la forma anterior, y que ya no puede ser como siempre en la Iglesia. Han probado lo que es ser corresponsable, participar, ser incluido, y quieren encontrar formas de hacerlo más”.

Al igual que el padre Tirimanna, la profesora Kheng participó en la lectura y síntesis de los informes, que se convirtieron en el documento «Ensancha el espacio de tu tienda».

Ella dijo que la falta de roles de liderazgo para las mujeres en la Iglesia fue algo planteado por informes en todo el mundo. Pero dijo que la preocupación apremiante es desarrollar estilos sinodales de liderazgo que incluyan a todos, en lugar de centrarse en un solo tema.

“Imagínese si aprobamos la ordenación de mujeres sin abordar el clericalismo”, dijo. “Como mujer laica que no está ordenada, me encontraría aún más abajo en la cadena alimenticia”.

La Dra. Roper, que estaba en el comité de redacción del Consejo Plenario, se refirió a los debates sobre las mujeres durante la asamblea del consejo plenario de Australia en Sydney el pasado mes de julio.

Todo el proceso estuvo a punto de fracasar cuando una moción sobre la igualdad de mujeres y hombres en la Iglesia no obtuvo la mayoría suficiente de votos. Los participantes volvieron a la mesa de diálogo y acordaron una moción revisada.

“Fue un microcosmos de lo que debemos hacer en la Iglesia: tener obispos en la sala”, dijo.

“Tuvimos mesas redondas para que las reacciones, las emociones, todo lo que aportamos a estas discusiones quede abierto, y luego podamos hablar de avanzar juntos”.

Los participantes del panel acordaron que la Iglesia no puede retroceder en lo que comenzó el sínodo.

El padre Tirimanna señaló la necesidad de “estructuras concretas” para continuar la sinodalidad y garantizar una “cultura de escucha e inclusión”. Dijo que los católicos laicos apoyaban abrumadoramente la sinodalidad y, aunque algunos obispos se resistían, otros se mostraban muy entusiastas. Citó a un cardenal anónimo de los Estados Unidos que dijo que, a pesar de la resistencia, el “proceso seguirá adelante”. El teólogo de Sri Lanka recordó a todos que es el Espíritu Santo, y no los obispos, quien dirige la Iglesia.

por Christopher Lamb – www.thetablet.co.uk, 24/05/2023


Se está llevando a cabo un proceso “sinodal” de tres años en la Iglesia Católica que culmina con dos reuniones sinodales en Roma en octubre de 2023 y un año después en 2024. El tema general es “Para una Iglesia sinodal: comunión, participación, misión”. Christopher Lamb presenta este seminario web en vivo donde reflexiona sobre hacia dónde conducen las discusiones sinodales a la Iglesia Católica con los invitados Dra. Elissa Roper, teóloga especializada en sinodalidad en la Iglesia Católica con sede en Australia; Vimal Tirimanna CSsR, Profesor de Teología Moral en el Seminario Nacional de Nuestra Señora de Lanka, Kandy, Sri Lanka y la Pontificia Academia Alfonsiana, Roma y Christina Kheng, Laica de Singapur, que enseña liderazgo pastoral en el Instituto Pastoral de Asia Oriental en Manila. Fue llamada por el Papa para formar parte de la Comisión de Metodología que acompaña el trabajo del Sínodo. (thetablet.co.uk)