Haití: En el caos total, los redentoristas permanecen en Carrefour-Feuilles para seguir su labor misionera

0
1976

Haití vive un tiempo de violencia estrema, la población vive en el pánico mientras la situación de miseria economica domina el país. Los organismos internacionales están abandonando a la pobre gente que necesita de todo en este momento. Scala News publica aquí el testimonio de la comunidad redentorista y la petición del Superior regional de Haití, padre Pétuel Gerard, C.Ss.R. desde el país más pobre de América:

Lo que está sucediendo durante estos días en Puerto Príncipe y su alrededor, es algo sin precedente. Aunque hubo varias señales que podían hacernos pensar que íbamos a conocer días tan oscuros, pero nadie esperaba lo que está sucediendo en Carrefour-Feuilles donde los redentoristas se instalaron desde ya 94 años.  Para algunos cohermanos estamos en un sueño, pero la realidad es que nos vemos obligados a evacuar de nuestra casa madre por culpa de los bandidos armados que siembran el terror en los alrededores.

En un informe del padre Pétuel Gerard, C.Ss.R, Superior regional de Haití, leemos lo siguiente:

Nosotros en Puerto Príncipe, especialmente en la zona de Carrefour-Feuilles (Monasterio-Parroquia San Gerardo, y la Residencia Mon Rêve) es un caos total, estamos viviendo momentos muy difíciles y sin precedentes…Bandidos armados atacan a la población civil, roban e incendian las casas y todo lo que encuentran. Saquearon y encendieron la subcomisaría de policía de la zona de Savane Pistache (zona de la montaña de San Gerardo) y asesinaron a varios miembros de la población civil. En toda la zona, hasta nuestras casas, hay balas que llegan de todas partes y tocan las paredes y techos de nuestras casas. Los habitantes de la zona no tenían otra opción que salir huyendo de sus casas para evitar la violencia de los bandidos armados.

En cuanto a los archivos regionales, los tenemos guardados por ahora en la Casa San Clemente en Bois Patate, otro barrio que todavía está a salvo de la furia de los bandidos armados, pero nadie sabe hasta cuándo. Los cohermanos que vivían en las dos comunidades de Carrefour-Feuilles también se han refugiado allí. A pesar de todo, algunos de nosotros se quedan en el monasterio San Gerardo en solidaridad con algunos fieles que permanecen en el barrio, y todas las mañanas vienen a misa a pesar de esta situación caótica.

Como bien se sabía, Haití desde su independencia ha conocido muchas crisis que han hecho de cada página de su historia un cuadro de miseria, ruina y sangre”. Sin embargo, la acción combinada de condiciones económicas y sociales resultantes de políticas dañinas, asediadas por el clientelismo político, la corrupción, los desastres naturales, la incapacidad y el amateurismo de los que detienen el poder político y la violencia de bandas criminales han llegado a sus cúlmenes. Si continuamos por este camino, vamos directamente a la autodestrucción de nuestra nación.

En esta Jornada Mundial de Oración por el cuidado de la Creación, denunciamos lo que está sucediendo en Haití, por eso exigimos a quienes ostentan el poder político que hagan lo necesario para parar esta ola de violencia y suspender este derramamiento de sangre que está sembrando muerte y desesperanza en estas tierras que nos han legado nuestros antepasados. A la comunidad internacional, es hora de mostrar una solidaridad activa con el pueblo haitiano para que regrese la paz en el país. Ya que muchos se preguntan al igual que Jacques Stéphen Alexis, “queremos saber si se nos está negando o no el derecho a vivir en nuestro país”.

Como bien lo decía Nelson Mandela en uno de sus discursos, “deseamos que nuestro país prospere y brinde servicios básicos a todos, porque nuestra libertad nunca podrá ser completa…si no satisfacemos las necesidades básicas de nuestro pueblo… Y también sabemos que la paz es el arma más poderosa que una comunidad o una nación puede utilizar para el desarrollo.”                                              

 P. Renold Antoine, C.Ss.R.

Print Friendly, PDF & Email