Formación en justicia, paz e integridad de la creación.

0
350

El Postulantado Redentorista en Curitiba, Brasil, enfatizó diferentes áreas de formación, buscando una formación holística (humana, espiritual, intelectual, comunitaria y misionera) para preparar a los jóvenes postulantes Redentoristas para trabajar en una sociedad secularizada y pluralista. En lo que respecta a la dimensión misionera, esta etapa del desarrollo redentorista destaca el n. 28 de la Ratio Formationis Generalis, que exige el desarrollo de habilidades para trabajar en comunidad con los pobres. Para ello, desde hace 15 años, los jóvenes graduados de esta fase de formación trabajan en las favelas de la vasta área metropolitana de Curitiba.

Los Postulantes participan en la campaña denominada “SOS Combate à Fome”, un proyecto que, además de evangelizar, ofrece cada mes una cesta básica de alimentos a dos mil familias de siete favelas de la ciudad. Este ministerio está en el camino hacia la justicia, la paz y la integridad de la creación.

El padre Joaquim Parron, CSsR, formador del Postulantado Redentorista así como padre y catalizador de toda la campaña SOS, insiste en que “no queremos simplemente ‘regalar el pescado’ donando comida, sino que queremos ayudar a la gente a que aprenda a pescar” mediante la formación para el empleo y las capacidades laborales. También queremos motivar a las personas a convertirse en agentes libres y responsables de su sociedad, es decir, a tomar conciencia de una ciudadanía responsable, a luchar por sus derechos y a promover una sociedad justa y basada en la solidaridad”.

Según el postulante Pedro Henrique, “la formación permitió una mayor conciencia de la realidad social y al mismo tiempo nos preparó a los estudiantes para evangelizar ‘con los pies en la tierra’. Pasamos de la teoría a la práctica; La formación universitaria y en el seminario nos dan buenos fundamentos teóricos, mientras que el trabajo pastoral nos permite experimentar la dimensión práctica. Estar y trabajar con los pobres en este programa fue una verdadera educación para mí”, subraya Pedro.

El postulante Luiz H. Prachum afirma: “la actividad misionera con la gente nos ayudó a poner en práctica el curso de oratoria ofrecido en el Postulantado. En el curso de oratoria aprendemos semanalmente a utilizar nuestra voz y lenguaje popular para trabajar con gente sencilla. Así, participando en encuentros con gente de la periferia, podemos crear un vínculo verdaderamente fructífero entre los cursos de formación y una comunicación viva con los pobres”.

Los postulantes, junto con formadores y laicos, promueven actividades en defensa de la justicia social a través de la lucha por una vivienda asequible, la defensa de los derechos sociales y las oportunidades de empleo. También trabajan en el campo de la “integridad y preservación de la creación” con trabajadores pobres que recolectan artículos reciclables. Cada semana se reúnen en las zonas periféricas de Vila Torres y Vila Britanite con más de 100 recolectores de material reciclable para reflexionar sobre el Evangelio y también para apoyar el trabajo de esos trabajadores pobres.

Azizi Tempesta CSsR