Saber acoger y ser misericordiosos, la presencia redentorista en la dirección de los santuarios

0
1115

El Santuario, lugar de oración y evangelización

Simplemente escriba la palabra “santuarios” en nuestro sitio web para ver inmediatamente la presencia Redentorista en santuarios de todo el mundo: Brasil, Filipinas, Polonia, México, Italia, Estados Unidos, etc. Hay aproximadamente 60 santuarios en el mundo dirigidos por Redentoristas que involucran a más de 500 cohermanos, esto significa que el 17% de nuestra Congregación está comprometida en este importante ministerio.

Entre los Santuarios más famosos del mundo destacan los nombres de los 4 Santuarios liderados por los Redentoristas: Santuario de Nuestra Señora de Aparecida (Brasil), Basílica de Santa Ana en Ste. Anne-de-Beaupre (Canadá), Santuario de Baclaran (Filipinas), el Santuario de la Madonna del Perpetuo Soccorso (Roma). Además de los más grandes, muchos peregrinos también se sienten atraídos por los santuarios locales donde los Redentoristas llevan a cabo su ministerio: Nuestra Señora en Tuchow (Polonia), Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en La Laguna (México), Santuario Nacional de San Juan Neumann (Estados Unidos), Santuario Materdomini (Italia), Nuestra Madre del Perpetuo Socorro en Enugu (Nigeria) y muchos otros.

Redentoristas en el II Encuentro Internacional de Rectores y Operadores de Santuarios en el Vaticano:

El Padre Ronival dos Reis, CSsR, prefecto del Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Roma, Iglesia de Sant’Alfonso, dirigió un diálogo con el Padre Eduardo Catalfo, CSsR, Rector del Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, Brasil y con el Padre Domingos Savio da Silva, CSsR, que trabaja en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida.

Están en Roma porque participaron en el II Encuentro Internacional de Rectores y Operadores de Santuarios en el mundo, que tuvo lugar del 9 al 11 de noviembre de 2023 en el Aula Pablo VI del Vaticano.

El Padre Ronival les pidió que describieran brevemente el trabajo que se realiza en el Santuario y la experiencia de este Congreso Internacional recién concluido:

“Es una experiencia muy positiva ver que el Santuario de Brasil avanza en la dirección propuesta por las enseñanzas del Papa Francisco”, informó el padre Eduardo. Luego añadió: “La novena del próximo año reflexionará sobre el Jubileo de la Esperanza”. “Quiero subrayar, informó el padre Eduardo, que en Brasil, en la provincia de Nuestra Señora Aparecida, se incluyen los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro, Espírito Santo, Minas Gerais y Bahía. En esta nueva provincia tenemos grandes e importantes santuarios. Además del Santuario de Nuestra Señora Aparecida, están también el Santuario dedicado al Señor Bom Jesus da Lapa, el Santuario de São José, en Belo Horizonte, y el Santuario de Curvelo, en Minas Gerais, dedicado a San Gerardo”.

El padre Domingos recordó que los santuarios son un lugar de paso, pero siempre una casa de oración, por eso la acogida es muy importante, porque quienes llegan son siempre peregrinos. “Nosotros como congregación misionera, dijo el padre Domingos, debemos entender que el santuario es un lugar de misión. Un lugar que, para muchas personas, representa a veces casi la única experiencia de fe más profunda. Por tanto, un lugar de oración, digamos también, un espacio de misión que es también un tiempo fuerte, que ayuda a los peregrinos a vivir todo el año jubilar como una experiencia de vida verdaderamente más profunda”.

El padre Eduardo comentó que hay todo un plan pastoral desarrollado con quienes colaboran en los santuarios: “el gesto de acogida es un trabajo de equipo, tanto de los hermanos, de las comunidades religiosas que operan, de los voluntarios, de los fieles comprometidos, que desempeñan sus tareas en el santuario, y de los colaboradores. Esto también es muy fundamental y siempre teniendo en cuenta la misión”.

El padre Roni intervino para decir: “Hemos podido comprender estos momentos tan fuertes que hemos vivido de primera mano y que nos ayudan también a intensificarlos en nuestros santuarios. Estos momentos especiales son, en cierto modo, aún más intensos”. “El Papa habló un poco del perdón, continuó el padre Roni, habló también de ser acogido, abrazado, de tener esta experiencia profunda de Dios en estos momentos especiales. La Palabra se encuentra con la Palabra, en las celebraciones, en la Eucaristía, en el sacramento de la reconciliación, de la penitencia, del perdón, que es perdón para todos. E insiste mucho en el perdón para todos y en la misericordia de ser misericordiosos, porque Dios también es misericordioso con nosotros”.

El Padre Eduardo informó algo importante: “Una característica que me gustaría subrayar es la presencia redentorista como protagonista en los santuarios del Brasil durante más de 40 años, a partir de la década de 1980. El Santuario Nacional de Aparecida ha ejercido un maravilloso liderazgo entre los Santuarios de Brasil. Normalmente nos reunimos cada dos años y vivimos siempre con esta perspectiva de intercambiar ideas, trabajar juntos y lograr que otros santuarios, pequeños o medianos, también obtengan esta hermosa visibilidad”.

Al final del diálogo, el padre Roni dijo que había una representación redentorista muy importante en este encuentro internacional: “Fue muy buena experiencia. También de Italia estuvieron el rector del Santuario Mater Domini, el padre David, redentorista, y el padre Daniele, rector del Santuario de Bussolengo, Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la diócesis de Verona.”

Respecto al II Encuentro Internacional en el Vaticano:
El encuentro internacional, bajo el título “El Santuario: casa de oración”. En camino al Jubileo de 2025, el primer Encuentro Internacional de 2018 cuenta con numerosos participantes, entre ellos los Rectores y Operadores de Santuarios de todo el mundo. Después de 3 días de conferencias y de compartir experiencias muy hermosas, el grupo también pudo encontrarse con el Santo Padre. De hecho, durante la audiencia del 11 de noviembre de 2023, el Papa dirigió un discurso a los participantes, del que extraemos algunas palabras:
“En la historia de cada Santuario es fácil comprobar de primera mano la fe de nuestro pueblo fiel, que se mantiene viva y alimentada con la oración, ante todo el Rosario, que ayuda a rezar a través de la meditación de los misterios de la vida de Jesús y la Virgen María. Entrar espiritualmente en esos misterios, sentirnos parte viva de lo que constituye nuestra historia de salvación, es un compromiso dulce, que da sabor evangélico a la vida cotidiana”.
Luego recordó que son 3 los motivos por los que el pueblo de Dios acude al Santuario: para orar, para ser consolados y para mirar al futuro con mayor confianza.
Al final recomendó: “En nuestros Santuarios se presta mucha atención a la acogida de las personas – por favor, no lo olvidéis: acoger bien a los peregrinos – y es justo que así sea”.

Scala News