Los Redentoristas celebran 275 años de la aprobación de las Reglas y Constituciones

0
768

El 25 de febrero los Redentoristas celebran el 275 aniversario (1749) de la aprobación de su Congregación por la Santa Sede. La Congregación fue fundada el 9 de noviembre de 1732 en Scala, cerca de Nápoles, por San Alfonso María de Ligorio (1696-1787). Su propósito es seguir el ejemplo de Jesucristo y anunciar la Buena Nueva de abundante redención a los más pobres, especialmente a los abandonados.

Para lograr este objetivo, el Fundador desarrolló un programa especial de misiones populares. El lema de la Congregación es: “En Él hay abundante redención”. Los redentoristas visten un hábito negro con cinturón y rosario, y un amplio cuello blanco sobre el cuello. Después de varios años de misiones populares y renovación misionera en diversos pueblos del Reino de Nápoles, además de enseñar y administrar los sacramentos en sus propias iglesias o capillas, los Redentoristas ya contaban con 4 comunidades en los pueblos: Ciorani, Pagani, Deliceto y Materdomini. .

En marzo de 1748, cuando estaban dadas las condiciones para pedir a la Santa Sede el reconocimiento del Instituto, Alfonso Liguori escribió una carta al Papa pidiéndole que presentara una propuesta de Regla de la nueva Congregación. Después de recibir una respuesta positiva, el Padre Liguori, con la ayuda de los Padres Sportelli, Mazzini y Villani, preparó una “Síntesis de las Reglas” para presentarla al Papa. En su primer párrafo define así la idea de la Congregación: “El único fin será seguir el ejemplo de nuestro Salvador Jesucristo en la predicación de la Palabra de Dios a los pobres, como Él mismo dijo de sí mismo: Me envió a predicar el Evangelio a los pobres”.

El 9 de noviembre, el padre Andrea Villani y el hermano Francesco Tartaglione partieron hacia Roma con los documentos necesarios para iniciar los trámites para la aprobación de la Regla. Después de numerosas revisiones (incluido el cambio del nombre original de la Congregación de “Santísimo Salvador” a “Santísimo Redentor”), la Congregación Vaticana para el Concilio expresó una opinión favorable y envió la solicitud al Papa. El 25 de febrero de 1749, el Papa Benedicto XIV aprobó la Congregación Redentorista y su Regla en la carta apostólica “Ad pastoralis dignitatis fastigium”. La aprobación pontificia contribuyó a aumentar el número de vocaciones al nuevo Instituto.

Hoy, después de muchos años, los Redentoristas esparcidos por el mundo intentan, en medio de su vida cotidiana y con sus limitaciones, ser fieles a la misión y al aporte que deben dar al Evangelio. En la historia de la Iglesia, muchas familias religiosas (congregaciones e institutos) comenzaron y terminaron cuando dejaron de ser fieles a su Proyecto Misionero. Otros todavía hoy terminan, pero la Iglesia continúa y, sobre todo, el Reino de Dios continúa y el Espíritu sigue “soplando donde quiere” (cf. Juan 3,8).

En este día, como en muchos otros, los Redentoristas reconocen su misión atribuida y guiada por el Espíritu: “Los Redentoristas tienen en la Iglesia, como misión principal, el anuncio explícito de la Palabra de Dios para la conversión fundamental” (ver Constitución 10). Y entiendo que los Redentoristas seguimos y seguiremos teniendo un lugar y una Misión al servicio de este Reino – siempre y cuando renovemos siempre, como discípulos y como comunidad, nuestra fidelidad al Espíritu.

El evento en sí tiene un gran valor simbólico, ya que la Iglesia reconoce que los Redentoristas tienen un lugar y una misión. La misión de predicación continúa en diferentes formas y formatos. Los Redentoristas estamos orgullosos de ser hijos de San Alfonso para seguir las huellas del Redentor. Hoy somos más de 4600 sacerdotes y hermanos en 82 países que seguimos difundiendo la abundante redención. Para nosotros es evidente el desafío de trabajar por las vocaciones en cada unidad de la Congregación para seguir proclamando el Evangelio de Cristo Redentor.

Scala News

Print Friendly, PDF & Email